Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad -TDAH

TDAH quiere decir Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. En el vídeo que te muestro a continuación encontrarás una explicación que te ayudará a tener una idea general del trastorno y de los síntomas que deben alertarte

Se trata de un trastorno neurobiológico, es decir, la causa se encuentra en el cerebro.

Los estudios de neuroimagen han permitido ver que en el cerebro de las personas que lo padecen, existen regiones que presentan algunas anomalías de funcionamiento, entre otras:

  • La corteza cerebral en niños con TDAH se desarrolla más despacio, especialmente en las regiones de los lóbulos frontal y temporal, importantes para la memoria y para controlar la conducta. 
  • Generalmente, la corteza frontal es más pequeña en estos niños. El lóbulo frontal es el que en verdad nos diferencia de los animales, pues nos permite:
  • Ser conscientes de nosotros mismos. Se trata de la capacidad de darnos cuenta de lo que estamos haciendo y de cómo lo hacemos.
  • Controlar nuestras emociones.
  • Planificar las tareas que tenemos que realizar.
  • Evitar distraernos cuando hacemos una actividad.
  • Terminarla satisfactoriamente.
  • Adaptarnos a las circunstancias cuando estas cambian.

Estas capacidades reciben el nombre de Funciones Ejecutivas. Nos ayudan a controlar nuestra conducta. Los niños con TDAH tienen grandes dificultades para hacerlo.

Tipos de TDAH

El TDAH se puede manifestar de tres formas diferentes:

  • Con predominio del déficit de atención, quizá el síntoma más difícil de apreciar en la edad infantil. Se caracteriza por:
    • Dificultad para mantener la atención durante un tiempo prolongado.
    • No prestar atención a los detalles.
    • Dificultad para escuchar, seguir órdenes e instrucciones.
    • Desorganización en las tareas y actividades.
    • Perder u olvidar los objetos.
    • Terminar lo que empiezan.
    • Seguir las normas de los juegos.
  • De tipo hiperactivo:
    • Cuando es pequeño parece como si tuviera un motor dentro pues no para
    • De mayor este exceso de actividad se convierte en una necesidad de tener los días muy ocupados
  • Con impulsividad:
    • Actuar sin pensar en las consecuencias
    • Impaciente, no puede esperar su turno por lo que suele interrumpir a los demás
    • Con poca paciencia y un nivel de frustración muy bajo
  • De tipo combinado. Con características de los dos anteriores

Causas del trastorno

No se conoce con exactitud la causa del trastorno. Se estima que el 76% de las causas del TDAH se deben a factores genéticos, aunque determinados factores ambientales pueden producirlo: 

  • El nacimiento prematuro.
  • Falta de oxígeno al feto o al recién nacido.
  • Bajo peso en el nacimiento.
  • Consumo de tabaco o alcohol durante el embarazo.
  • Exposición intrauterina al plomo o al zinc.
  • Traumatismos craneoencefálicos en la primera infancia.
  • Infecciones del Sistema Nervioso Central.

Los factores psicosociales no se consideran factores desencadenantes aunque su existencia puede agravar los síntomas del trastorno:

  • Desavenencias matrimoniales.
  • Estrés.
  • Trastornos psicopatológicos de los padres.
  • Mala relación entre padres e hijos.

Cómo saber si el niño lo padece

Para diagnosticarlo tenemos en cuenta los criterios del DSM5, manual editado por la Asociación Americana de psiquiatría y que utilizamos los profesionales.

Si piensas que tu hijo puede tener TDAH, te invito a cumplimentar los cuestionarios que encontrarás en el siguiente enlace pues te ayudarán a corroborarlo, aunque no son suficientes para hacer un diagnóstico:

Cómo saber si el niño tiene TDAH

Cómo ayudar al niño que tiene TDAH

Este trastorno tiene un gran impacto en el niño pues repercute en todas las áreas de su vida:

  • Académica
  • Familiar
  • Con sus iguales

Si crees que tu hijo puede tenerlo no esperes a que mejore por si mismo pues sin ayuda no lo hará, es importante hacer un buen diagnóstico cuanto antes. Para ello se realiza un estudio del niño que incluye:

  • Evaluación psicopedagógica para conocer su rendimiento académico
  • Pruebas de inteligencia
  • Escalas de TDAH
  • Antecedentes familiares
  • Pruebas complementarias que completen la información

Los datos de todas estas pruebas permiten conocer bien el funcionamiento del niño y saber si padece el trastorno. En caso de que sea así, se prepara un plan de actuación que tiene en cuenta todas sus características

El tratamiento se asienta en tres pilares fundamentales:

  • Psicopedagógico 
  • Farmacológico, sólo en caso de que lo recomiende el neurólogo o el psiquiatra
  • Intervención escolar. 

En el enlace que te mostré anteriormente encontrarás también estrategias que le ayudarán a mejorar en el colegio y en casa, te lo muestro de nuevo

TDAH en niños. Guía para padres

Bibliografía

  • Comunidad TDAH
  • Alberto Fernández jaén, B. C Trastorno por déficit de Atención e Hiperactividad
  • Cinca, E. B Entrenamiento en Autoinstrucciones Huesca: Dpto. de Educación, Universidad, Cultura y Deporte Gobierno de Aragón
  • Orjales I. Déficit de Atención con Hiperactividad. Manual para padres y educadores. Madrid. Ed. Cepe 1999
  • Polaino A. Ávila C. ¿Cómo vivir con un niño hiperactivo?. Madrid. Editorial AC. 1993
  • Tomar el control del TDAH en la edad adulta. (2013). Russell A. Barkley. Editorial: Octaedro.
  • Convivir con niños y adolescentes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). (2ª ED.) (2008). Cesar Soutullo Esperón. Editorial: PANAMERICANA.