TDAH por Inés Hijosa, profesora y pedagoga especializada en dificultades de aprendizaje infantil.

 

 

Si quieres saber qué es el TDAH y  por qué se produce.

 

La repercusión que tiene en la vida del niño.

 

Cómo influye  en la familia.

 

Aprender a detectarlo y saber cómo actuar cuando las cosas se ponen difíciles.

 

Este artículo es para ti

 

 

 

TDAH quiere decir Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

 

Quizá has oído que el TDAH no existe. Sin embargo te aseguro que  es un trastorno real que puede complicar enormemente la vida de quien lo padece si no se detecta a tiempo.

 

Si tienes un hijo o una hija con este trastorno, probablemente pasarás por situaciones complicadas en su crianza. Debes aprender a actuar en todos los casos, incluso saber cómo detectarlo cuando lo sospechas. Por eso debes entender qué es, comprender todo lo que implica.

 

Esta es la razón por la empezaremos con un poco de teoría básica. Luego pasaremos a las estrategias adaptadas a las diferentes situaciones.

 

¿Te animas a emprender este viaje conmigo?.

 

Qué es el TDAH

 

Es un trastorno del neurodesarrollo, es decir, los niños que lo padecen muestran síntomas que no son propios de su edad.

Los investigadores nos dicen que se trata de un trastorno neurobiológico, es decir,  la causa se encuentra en el cerebro.

 

 

TDAH

 

Médicos y neurocientíficos de once países han realizado una importante investigación sobre el TDAH, analizando los cerebros de personas con el trastorno, comparándolos con los de otras personas sin él.

 

Descubrieron que el cerebro de las personas con TDAH es diferente. Entre otras cosas:

  • Su tamaño es menor.
  • Y ciertas regiones presentan alteraciones, como la amígdala, que es la encargada de regular nuestras emociones.

 

Si deseas conocer todos los detalles de la investigación, Pincha Aquí

 

Funciones Ejecutivas. La verdadera dificultad del TDAH.

 

El doctor Barkley, uno de los expertos más reconocidos mundialmente  en TDAH,  nos dice que realmente es un trastorno de las Funciones Ejecutivas. Ya verás lo importantes que son.

 

Nuestro cerebro se encuentra dividido en varios lóbulos:

  • Frontal
  • Parietal
  • Temporal
  • Occipital

 

Cada uno de ellos se encarga de regular diferentes aspectos.

 

El lóbulo frontal es el que en verdad nos diferencia de los animales, pues nos permite:

  • Ser conscientes de nosotros mismos. Se trata de la capacidad de darnos cuenta de lo que estamos haciendo y de cómo lo hacemos.
  • Controlar nuestras emociones.
  • Planificar las tareas que tenemos que realizar.
  • Evitar distraernos cuando hacemos una actividad.
  • Terminarla satisfactoriamente.
  • Adaptarnos a las circunstancias cuando estas cambian.

 

Estas capacidades reciben el nombre de Funciones Ejecutivas. Nos ayudan a controlar nuestra conducta. Los niños con TDAH tienen grandes dificultades para hacerlo.

 

Tipos de TDAH.

 

Existen diferentes tipos de TDAH:

  1. Con predominio de Déficit de Atención.

  2. De tipo hiperactivo.

  3. Con Impulsividad.

  4. De tipo combinado, (con síntomas de los tres)

 

Características cuando predomina el Déficit de Atención.

 

 

  • Dificultad para mantener la atención en una actividad durante un tiempo prolongado.
  • Para terminar las tareas que se empiezan.
  • Seguir las instrucciones o atenerse a las reglas.
  • Escuchar cuando se le habla.
  • Planificar las actividades manteniendo un orden.
  • Mantener un orden en sus cosas.

Cuando predomina el tipo hiperactivo.

 

 

  • Habla continuamente.
  • Cuando es pequeño no para. Parece impulsado por un motor.
  • Cuando es adulto este  no parar se convierte en necesidad de tener el día muy ocupado
  • No sabe estar quieto cuando la situación lo requiere.
  • Tiene tendencia a cambiar de una actividad a otra y no terminar ninguna.
  • Incluso en actividades tranquilas hace ruidos constantemente.

Características del TDAH de tipo Impulsivo.

 

 

Tiene dificultades para inhibir ciertos comportamientos, es decir, no sabe controlarlos. Por eso:

  • Le resulta muy difícil esperar su turno, por lo que a menudo habla cuando no le corresponde.
  • Interrumpe a los demás, parloteando continuamente.
  • Actúa sin pensar en las consecuencias de sus actos.
  • Dice todo lo que se le pasa por la cabeza,  por lo que a menudo hace comentarios inapropiados.
  • Es de gratificación inmediata, (por ejemplo,  es incapaz de trabajar durante más tiempo para obtener una recompensa mayor).
  • Tiene muy poca paciencia.
  • Un nivel de frustración muy bajo, cuando algo no sale como quiere puede mostrarse agresivo.

 

De tipo combinado.

 

Con características de los tres anteriores.

Causas del TDAH.

 

No se conocen con exactitud las causas del trastorno. Los investigadores nos dicen:

  • Tiene un origen genético. Es un trastorno hereditario.
  • Las complicaciones en el embarazo y en el parto lo pueden producir, (falta de oxígeno, prematuridad…).
  • El consumo de alcohol y tabaco durante el embarazo también.
  • Bajo peso al nacer.
  • Traumatismos craneoencefálicos en la primera infancia.

 

Un ambiente desestructurado no produce el trastorno, pero influye en su gravedad.

Repercusión del TDAH en el niño:

 

tdahEl TDAH tiene un gran impacto en la vida del niño o adolescente que lo padece pues afecta a muchas áreas de su vida:

  • Académica.
  • Familiar.
  • Con sus iguales.

 

Además suele presentarse junto a otros trastornos. No quiere decir que se acompañen de todos los que te voy a indicar, sin embargo es raro que aparezca solo.

 

Los trastornos secundarios más frecuentes son:

  • Trastornos de aprendizaje.
  • Emocionales.
  • De Conducta.
  • Abuso de sustancias.
  • Ansiedad.
  • Tics.

 

Esto recibe el nombre de comorbilidad.

Trastorno de Aprendizaje:

 

Los niños con TDAH no suelen alcanzar los objetivos planteados para el curso escolar:

  • La dificultad para  centrarse en el trabajo hasta terminarlo y asimilar los conocimientos, repercute en su éxito escolar.
  • Su tendencia a saltarse las normas, a protestar y no parar quieto, influye en la opinión que los profesores tienen de él.
  • Sus notas suelen estar por debajo de lo que corresponde a su capacidad, por lo que requiere de clases de apoyo.
  • A menudo tiene que repetir algún curso.

 

Se estima que el 20% de los niños con TDAH presentan Trastornos de Aprendizaje, como:

  • Dificultades de lectura, escritura, cálculo matemático. Se estima que un 39% de los niños con TDAH tienen también dislexia.
  • Desarrollo del lenguaje.
  • Vocabulario limitado con mala construcción de las frases.

Emocionales: 

 

Las dificultades comentadas en el punto anterior producen una gran insatisfacción en el niño, que se siente frustrado y no comprende lo que le ocurre.

  • Sus continuos fracasos, las regañinas y castigos que suele recibir por parte de los profesores repercuten en su autoestima.
  • También pueden producirle ansiedad.
  • Su falta de paciencia y no aceptar las normas pueden hacer que tenga problemas de relación con su grupo de iguales y con las figuras de autoridad. Le faltan Habilidades Sociales  un factor de protección en todas las épocas de su vida.

Familiar:

 

Los niños con TDAH son difíciles de criar. Si los padres no comprenden qué le ocurre a su hijo, pueden sentirse desbordados.

Si hablamos del trastorno con predominio de hiperactividad e impulsividad los padres pueden encontrarse conductas como:

  • Una necesidad constante de moverse de la que ya hemos hablado.
  • Falta del sentido de peligro. El niño puede meterse en situaciones peligrosas sin ser consciente de las consecuencias.
  • Un nivel muy bajo de frustración. El niño se enfada hasta el punto de perder los papeles por cualquier cosa.
  • Cuando no consigue lo que quiere recurre a las pataletas.
  • Le cuesta aceptar las normas del adulto y acatarlas.

Cómo saber si el niño presenta el trastorno.

TDAH

 

A continuación podrás ver dos cuestionarios.

Tienen en cuenta los criterios del DSM5, (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales), editado la Asociación Americana de Psiquiatría. Es el manual que utilizamos los profesionales para diagnosticarlo.

 

Si sospechas que tu hijo puede tener este trastorno, cumpliméntalo. Si los resultados indican que tiene TDAH es necesario pasar además otro tipo de pruebas para ver cómo afecta al niño. Los resultados de este cuestionario no son suficientes. La evaluación completa permitirá saber si el TDAH se acompaña de algún otro trastorno y cómo está afectando al niño.

 

El 1º te ayudará a saber si el niño tiene Déficit de Atención.

 

El 2º si se trata de hiperactividad o impulsividad.

Ten en cuenta que puede tener ambos.

 

Debe cumplir 6 o más de los siguientes síntomas durante al menos 6 meses:

 

Déficit de Atención

1. No pone atención a los detalles y comete errores frecuentes por descuido
2. Tiene dificultad para mantener la atención en las tareas y los juegos
3. No parece escuchar lo que se le dice cuando se le habla directamente
4. No sigue las instrucciones, no termina las tareas en la escuela, no termina los recados a pesar de entenderlos
5. Dificultades para organizar sus tareas y actividades
6. Evita o rechaza realizar tareas que le suponen esfuerzo
7. Pierde las cosas necesarias para realizar sus actividades obligatorias, (lápices, libros…)
8. Se Distrae por cualquier cosa con estímulos  irrelevantes
9. Olvidadizo en las actividades de la vida diaria

Hiperactividad- Impulsividad

1. Con frecuencia juguetea o golpea con las manos o los pies o se retuerce en el asiento.
2. Con frecuencia se levanta de la silla estando en clase o en situaciones en las debe estar sentado
3. Corretea, trepa en situaciones inadecuadas
4. Dificultad para relajarse o practicar juegos donde debe estar quieto
5. Está continuamente en marcha como si tuviera un motor por dentro
6. Habla excesivamente
7. Contesta o actúa antes de que se terminen de formular las preguntas
8. Tiene dificultad para esperar su turno en los juegos
9. Interrumpe las conversaciones o los juegos de los demás

 

#Algunos de los síntomas de inatención o hiperactivo impulsivo estaban presentes antes de los 12 años.

 

#Varios síntomas de inatención o hiperactivo impulsivo están presentes en dos o más contextos:

  • Por ejemplo, en casa, en el colegio o en el trabajo.
  • Con los amigos o familiares o en otras actividades.

 

#Existen la seguridad de que los síntomas interfieren con el funcionamiento:

  • Social.
  • Académico.
  • Laboral.
  • O reducen la calidad de los mismos.

 

#Los síntomas no se explican por la presencia de otros trastornos.

 

¿Has contestado  al menos a 6 de estas preguntas?

Si es así posiblemente el niño tiene TDAH.

Recuerda consultar con un profesional para que pueda realizar una evaluación completa.

Cuanto antes se tengan en cuenta sus necesidades, menos afectará a su vida..

Cómo puedes ayudar al niño.

 

En el colegio:

 

Es importante que establezcas una buena relación con el profesor de tu hijo. No pienses si te cae bien o mal. El niño va a estar muchas con él y deben sentirse a gusto el uno con el otro. SI discutes con él, será el niño quien pague las consecuencias.

  • Supervisa con frecuencia los deberes del niño.
  • Pide tutorías frecuentes con el profesor.
  • Prepara las tutorías antes de acudir a ellas:
    • Reflexiona sobre los problemas que puede plantearte el profesor. Tú conoces al niño y sabes que no resulta fácil.
    • Prepara las preguntas que quieres hacerle. No lo dejes a la improvisación.
    • No critiques su trabajo, se pondrá a la defensiva.
    • Reconoce su labor y hazle saber que deseas seguir sus orientaciones para trabajar en casa con el niño.

En casa:

 

  1. Debe tener un sitio adecuado para estudiar, lejos de la tele y de los ruidos. Siempre será el mismo.
  2. Programa una rutina diaria que debe cumplir. Por ejemplo, llegar a casa, merendar y hacer los deberes. No es buena idea que juegue primero. Puedes utilizar el juego como premio si trabaja bien
  3. Si tiene dificultades de aprendizaje, en  el artículo que encontrarás en el siguiente enlace encontrarás estrategias detalladas para ayudarle  Técnicas de estudio adaptadas a las características del niño

Características positivas de los niños con TDAH.

 

Te he hablado de los aspectos más complicados del TDAH. No resulta fácil enfrentarse a los retos que supone padecer el trastorno.

Si tu hijo o hija lo padecen, debes descubrir sus puntos positivos. Ten por seguro que los tiene.

Debes potenciarlas al máximo. De esta forma:

  • Creerá en sí mismo y se sentirá fuerte para desarrollar su potencial.
  • Vuestro vínculo se fortalecerá.

Observa su temperamento, lo que le gusta y se le da bien. No pases por alto estos aspectos. Pueden ser muy creativos y de mayores crear una empresa de éxito.

Recuerda: le estás preparando para enfrentarse a la vida y triunfar.

Hoy terminamos aquí. Deseo que este artículo te haya resultado útil. Si crees que puede ayudar a alguien, no dejes de compartirlo.

Si tienes alguna duda escríbeme,  te orientaré con mucho gusto.

Autora: Inés Hijosa Lorenzo 

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en Dificultades de Aprendizaje.

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

correo:mihijosa@gmail.com

telf: 607265044

Fuentes Consultadas:

  • Alberto Fernández jaén, B. C Trastorno por déficit de Atención e Hiperactividad

www.educarm.es

  • Cinca, E. B Entrenamiento en Autoinstrucciones Huesca: Dpto. de Educación, Universidad, Cultura y Deporte Gobierno de Aragón
  • Orjales I. Déficit de Atención con Hiperactividad. Manual para padres y educadores. Madrid. Ed. Cepe 1999
  • Polaino A. Ávila C. ¿Cómo vivir con un niño hiperactivo?. Madrid. Editorial AC. 1993

El niño impulsivo no sabe controlar sus emociones

Suele actuar sin pensar y es impaciente

 

Se frustra fácilmente, lo que puede  hacer que se muestre agresivo

 

La impulsividad puede estar asociada al TDAH, (trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad).

El TDAH junto a la impulsividad incrementa las dificultades que pueden tener estos niños.

Su poca paciencia y su alto nivel de frustración, pueden hacer de él un niño difícil.

 

Esta entrada forma parte de TDAH en niños. Guía para padres  donde encontrarás lo necesario para entender el trastorno. Además aprenderás a reconocerlo en el niño. Te dejo el enlace por si quieres empezar por el principio.

 

En esta entrada te hablaré de los problemas de conducta que puede tener el niño impulsivo y de los principios que debes tener en cuenta si quieres que su conducta mejore. Si quieres que se porte mejor, debes tenerlos en cuenta.

 

Características del niño impulsivo:

  • Al niño impulsivo le cuesta controlar sus emociones.
  • Suele responder antes de pensar qué le están preguntando.
  • Cuando se enfada se descontrola fácilmente.
  • Puede decir cosas de las que más tarde se arrepiente.
  • No piensa en las consecuencias de sus actos.
  • No perdona fácilmente.
  • Y a menudo tiene problemas de conducta.

Si quieres saber cómo identificarlo, puedes entrar en:

El niño hiperactivo con problemas de conducta

 

Encontrarás una guía que te permitirá reconocer el trastorno.

Qué problemas puede causar la impulsividad.

La impulsividad es algo que el niño no puede controlar.

Puede causarle grandes problemas:

  • En casa y en el colegio por no saber controlar su comportamiento.
  • Con sus amigos, pues suele ser muy mandón.
  • En su rendimiento académico: entre otras cosas, responde sin pensar.

La impulsividad ligada al TDAH. Aparecen los problemas de conducta.

  • Puede enfadarse por cualquier cosa.
  • Contestar de malos modos.
  • Desafiar con la mirada o con su postura.
  • Resistirse a obedecer.
  • Puede levantar la mano contra su madre o su padre.
  • Echar la culpa a los demás de lo que hace él.
  • Ser rencoroso.
  • Mentir a menudo.
  • Puede ser cruel con sus hermanos o amigos.

¿Reconoces alguno de estos comportamientos?.

Si es así, te estarás preguntando qué puedes hacer para mejorar la conducta de tu hijo impulsivo.

Los principios básicos para mejorar la conducta del niño.

Si tu hijo tiene problemas de conducta que no sabes gestionar:

Debes tener en cuenta algo importante.

Que el niño mejore, no depende sólo de él. También depende de ti.

Antes de seguir leyendo, te invito a hacer una reflexión.

Para ello debes contestar a tres preguntas:

  • ¿Crees que manejas bien tus emociones cuando haces ver a tu hijo sus errores?.
  • ¿O te dejas llevar por el enfado y te descontrolas?.
  • Si se trata de un adolescente, ¿escuchas sus razones cuando se salta las normas?.

 

El País Digital publicó un artículo muy interesante El difícil diálogo entre padres e hijos

Si has respondido a alguna de esas preguntas debes plantearte cambiar tu forma de relacionarte con él. Recuerda que eres el espejo donde  tu hijo se mira. No puedes pedirle que no te falte al respeto si cuando te enfadas tú lo haces.

No pretendas que no se exalte si tú te exaltas fácilmente.

Si utilizas palabrotas cuando te enfadas, no le pidas que no lo haga.

Reglas importantes.

  1. Si su mala conducta acaba con tu paciencia, elige lo que deseas conseguir.
  2. No reacciones, actúa.
  3. Actúa, no te quejes.

¿Qué quieres decir esto?. Te lo explico paso a paso:

 

Elige lo que deseas conseguir:

No discutas con él por discutir. No intentes desahogarte. Piensa fríamente:

¿Qué quieres cambiar?:

¿Que obedezca a la primera?.

¿Que haga las tareas del colegio sin tener que perseguirlo?.

¿Mejorar la relación con sus hermanos?…

 

Haz una lista y elige sólo una conducta. Será más fácil preparar las estrategias. Tendrás éxito y te animará a seguir adelante.

No cambiarás la conducta del niño de la noche a la mañana.

Para conseguirlo, tendrás que ser constante y aplicar el programa que te indico hasta ver resultados.

 

Actúa, no reacciones:

No intentes razonar con él cuando veas que ha perdido los papeles.

Cuando el niño impulsivo se descontrola, su cerebro pensante se desconecta. Entra en acción el cerebro primitivo y busca a alguien con quien desahogarse. No entres en su juego. Déjale espacio alejándote de él. Cuando se calme acércate a él y dile qué consecuencia tendrá.

 

Proporciona consecuencias inmediatas al buen o mal comportamiento.

Deberás aplicar las estrategias en el mismo momento en que se produzca la conducta.

Si lo dejas para más tarde, ya no tendrá sentido.

 

Que tu respuesta a su mal comportamiento sea consistente.

El niño impulsivo no es fácil de llevar. Puede acabar muy pronto con tu paciencia. Esto puede hacer que en un momento le pongas un castigo tremendo, pero te des cuenta de que te has pasado y se lo levantes.

O que ante la misma conducta, otro día quieras hacerlo mejor, y no le digas nada.

Si actúas así, el niño no sabrá qué consecuencias tienen sus conductas.

Te pongo un ejemplo:

Imagina que el fuego un día te quema.

Al día siguiente te hace cosquillas.

Otro día te vuelve a quemar….

¿Crees que así vas a aprender que el fuego quema?.

Pues lo mismo sucede con la conducta del niño. Siempre debe tener las mismas consecuencias.

 

Antes de castigar a tu hijo impulsivo, premia sus momentos tranquilos.

Quizá te sorprenda que te diga esto.

Si castigas por costumbre a tu hijo cuando se porta mal y no premias sus momentos buenos, tus castigos irán perdiendo fuerza. No conseguirás que se porte mejor.

Hoy terminamos aquí.

Si tienes alguna duda, no dejes de consultarme. Te ayudaré a comprender el problema.

Autora: Inés Hijosa Lorenzo 

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en Dificultades de Aprendizaje.

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

correo:mihijosa@gmail.com

telf: 607265044

Fuentes Consultadas:

Barkley. R. A. (2014). Hijos Desafiantes y Rebeldes. Consejos para recuperar el afecto y lograr una mejor relación con su hijo. Barcelona: Paidós

 

 

Cuando el comportamiento hiperactivo se convierte en un problema
Debes saber qué hacer para corregirlo

 

El niño hiperactivo puede presentar trastornos de conducta.

No quiere decir que todos los niños que se portan mal sean hiperactivos. Ni que todos los niños hiperactivos tengan problemas de conducta.

 

Conductas normales a determinadas edades

Debemos diferenciar entre las conductas propias de determinadas edades:

  • Decir a todo «no», propio de niños pequeños
  • Desobedecer.
  • Las pataletas.
  • Saltarse las clases.
  • Oponerse a las normas de padres y otros adultos, (adolescencia), etc

Es normal pasar por todas estas fases en la evolución del niño.

 

Conductas más graves y persistentes que no son normales:

El niño hiperactivo

  • Enfurecerse por cualquier cosa.
  • Discutir con los adultos y desafiarles por sistema.
  • Molestar a otras personas a propósito.
  • Echar la culpa a los demás de los propios errores.
  • Ser rencoroso y colérico.

Cómo saber por qué la conducta se ha convertido en un problema

En ocasiones el niño hiperactivo impulsivo presenta este tipo de conductas.

Cuando esto sucede decimos que tiene el Trastorno Negativista Desafiante, (TND).

El doctor Barkley se refiere a él como Trastorno Oposicionista Desafiante, (TOD).

Y nos dice:

«El  niño hiperactivo tienen 11 veces más posibilidades de presentar este trastorno».

Te dejo el fragmento de un vídeo para que lo puedas escuchar.

Es muy corto pero de gran interés.

 

La Comunidad TDAH ha publicado un interesante artículo  sobre este tema.

Nos habla de los errores que podemos cometer cuando un niño tiene problemas de conducta.

Han participado en él especialistas de gran prestigio.

MJA Gómez afirma:

«En relación a los trastornos de comportamiento hay dos errores frecuentes:

1. Considerar que todo niño con explosiones temperamentales tiene un trastorno del humor.

2.Considerar que las explosiones temperamentales no son importantes, una mera «llamada de atención»

que requiere nada más que un establecimiento correcto de límites.

El primer error nos puede conducir a un exceso de prescripción farmacológica.

Pero el segundo a dejar al niño sin el tratamiento que necesita» (p. 88)

 

Te dejo el enlace por si quieres leerlo Todo sobre el TDAH

 

Cómo saber si tiene el Trastorno Negativista Desafiante.

El DSM 5 te ayudará a identificarlo y a saber cuando debes alarmarte.

Utilizaremos sus criterios diagnósticos:

Los criterios están agrupados en tres categorías:

  1. Enfado/irritabilidad
  2. Discusiones/actitud desafiante
  3. Vengativo

Debes rodear los apartados que coincidan con la conducta de tu hijo.

Enfado/irritabilidad.

  1. A menudo pierde la calma.
  2. A menudo está susceptible o se molesta con facilidad.
  3. A menudo está enfadado y resentido.

Discusiones/actitud desafiante.

4.Discute a menudo con la autoridad o los adultos.

5.A menudo desafía activamente o rechaza satisfacer la petición por parte de figuras de autoridad o normas.

6.A menudo molesta a los demás deliberadamente.

7.A menudo culpa a los demás por sus errores o mal comportamiento.

Vengativo.

8.Ha sido rencoroso o vengativo por lo menos dos veces en los últimos seis meses.

En los niños menores de 5 años:

El comportamiento debe aparecer casi todos los días durante seis meses, (criterio a8).

En los niños de 5 años o más:

El comportamiento debe aparecer por lo menos una vez por semana durante seis meses, (criterio a8).

 

Grados:

  1. Leve: los síntomas se limitan a un entorno, (casa, escuela, con los compañeros).
  2. Moderado: Algunos síntomas aparecen en dos entornos por lo menos.
  3. Grave: algunos síntomas aparecen en tres o más entornos.

Cuando acabes debes analizar el resultado.

Si has rodeado cuatro o más apartados, puede que el niño tenga TND.

Importante:

Estas conductas tienen que estar presentes al menos durante seis meses.

Si es algo puntual, valora si algo ha cambiado en el entorno del niño.

El niño «vengativo». Características

El doctor Barkley, (2016) nos dice:

«Los niños vengativos y desafiantes….

‹ Cambian rápidamente de estar contentos a estar enfadados

‹ Luchan contra lo que tienen que hacer de forma obligatoria, como hacer la cama, ir a la escuela o sentarse a la mesa en la hora de las comidas, incluso cuando saben que se les obligará a cumplirlo.

‹ Insisten en hacer las cosas a su manera cuando juegan con sus amigos.

‹ Discuten y vociferan cuando realizan las tareas, tanto si son pequeñas como grandes, especialmente si no quieren hacerlas.

‹ Pueden engañar o mentir para escapar a la responsabilidad de sus acciones.

‹ Tienden a mostrarse rencorosos y no olvidan los pequeños desaires.

‹ Se irritan con facilidad.

‹ Se pueden mostrar hostiles con algunas personas sin ninguna razón.

‹ Ignoran las órdenes.

‹ Desobedecen deliberadamente a sus padres, y algunas veces, a otros adultos.

‹ Rompen las reglas de forma indiscriminada.

‹ Molestan o se burlan de la gente, aparentemente para divertirse.

‹ Se resisten a interrumpir sus juegos.

‹ Se muestran resentidos y culpan a los demás de sus errores.

‹ No pueden controlar su genio como lo hacen los niños de su edad.

‹ A menudo, cuando están enfadados, rompen o destruyen cosas.

‹ Pueden tener conductas autolesivas como aguantar la respiración o golpearse la cabeza.

‹ Muestran poco respeto por sus padres, especialmente por la madre, (p. 24-25)

 

Si después de haber llegado hasta aquí te ha saltado la voz de alarma.

Entra en la 1ª parte de esta guía: TDAH en niños. Guía para padres

donde te explico cómo puedes saber si tiene TDAH. Si las puntuaciones te indican que puede tenerlo, busca ayuda profesional.

Cuanto antes se inicie el tratamiento del niño, mejor será su evolución.

Causas del Trastorno Negativista Desafiante

Puede deberse a factores diferentes.

Cada uno de los que detallaré a continuación, moldean la conducta del niño:

  1. Niños muy impulsivos, con grandes dificultades para controlar sus emociones.
  2. Niño con TDAH, (hiperactivo). Hemos visto que tiene muchas probabilidades de desarrollarlo.
  3. La interacción del niño con sus padres:
    1. Utilizar técnicas de refuerzo negativo ante la conducta desafiante del niño.
    2. Actitud de los padres excesivamente dictatorial o permisiva.
    3. Normas cambiantes, (no se aplican siempre que ocurre la conducta problema).
    4. Padres muy impulsivos que no controlan sus emociones, (posiblemente con TDAH)
  4. Las situaciones que se producen en el entorno familiar:
    1. Peleas entre los padres.
    2. Ambiente desestructurado.
    3. Estrés en los padres que les hace tener reacciones negativas.
  5. Ambientes marginales o de pobreza.

Recapitulemos

El niño hiperactivo con Trastorno negativista Desafiante

Si crees que el niño puede ser hiperactivo, (tener TDAH).

Tiene dificultades para controlar sus emociones.

Su carácter es difícil, con problemas de conducta.

Te resulta difícil manejarlo….

Conviene hacer una reflexión.

El TDAH es muy heredable. Si el niño lo tiene, quizá lo tenga también su padre o su madre Si es así, tal vez le cueste controlar sus emociones y explote fácilmente con el niño. Esto hace más difícil manejar los problemas de conducta.

¿Qué se debe hacer?.

Buscar a un buen profesional. Si crees que es tu caso

Te ayudará a manejar los problemas de conducta del niño y a aprender a controlar tus emociones.

Pero no debes preocuparte, sólo ocuparte:

  • Has aprendido a identificar el TDAH.
  • También sabes si el niño hiperactivo tiene el Trastorno Negativista Desafiante.

 

Autora: Inés Hijosa Lorenzo 

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en Dificultades de Aprendizaje.

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

correo:mihijosa@gmail.com

telf: 607265044

Fuentes Utilizadas:

Álvarez Gómez, S. E TDAH y su Comorbilidad Psiquiátrica. Comunidad TDAH

Sharon L. Foster, B. B, (2012). Prevención de los Problemas de Conducta: lo que sí funciona. Chicago: Universidad de Illinois

Barkley, R. A, (2014). Hijos Desafiantes y Rebeldes. Consejos para recuperar el afecto y lograr una mejor relación con su hijo. Barcelona: Paidós

Association, A. P, (2014). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5. Editorial Médica Panamericana

 

Ayudar a tu hijo con TDAH a aprender mejor

Con divertidos programas de ordenador

El TDAH es uno de los trastornos más frecuentes en niños.

En torno al 5% de la población menor de 18 años lo padece,  (Polanczyk, 2007).

En un 40/80% de los casos, el TDAH se presenta asociado a otros trastornos; (un 66% de las veces).

Entre ellos, los trastornos de aprendizaje:

  • Dificultades de lectura.
  • Trastornos del cálculo.
  • De la expresión escrita.

Además pueden tener problemas para:

  • Planificar su horario, tanto en casa como en el colegio.
  • Organizar su trabajo y su material.
  • Reflexionar antes de responder a los que se les está preguntando.
  • Repasar su tarea antes de darla por terminada.
  • Mantener el nivel de atención cuando el profesor está explicando.

En la 1ª parte de esta Guía te hablaba de dificultades a nivel emocional:

  • Lo difícil que les resulta controlar las emociones.
  • Actuar sin pensar en las consecuencias.
  • Su tendencia a no aceptar las normas, los límites impuestos.
  • Rendir por debajo de sus capacidades.

Te dejo el enlace por si quieres leerlo

TDAH en niños. Guía para padres

Hoy te hablaré de las dificultades que suelen tener en el ámbito académico.

Y de cómo se les puede ayudar a superarlas con programas de ordenador.

Son divertidos y a la vez efectivos.

En el acta de la 162ª reunión anual de la American Psychiatric Association (APA) leemos:

«El uso regulado de videojuegos

ayuda a estimular la concentración de niños con TDAH», (Boughton, B,2009)

Entra en los enlaces que te indico.

Pueden ser una alternativa como regalo de Navidad.

Requisitos:  debes conocer el funcionamiento y duración del programa.

El rendimiento académico del niño con TDAH

 

Contenidos que encontrarás en esta entrada:

  1. El desarrollo cerebral de los niños se puede mejorar.
  2. Programas para niños con TDAH con problemas en las matemáticas.
  3. Para los problemas de atención y concentración.
  4. Para enseñar a controlar la impulsividad.
  5. Para desarrollar la memoria y la concentración
  6. Trabajar los problemas en Lectura.

 

1. El desarrollo cerebral de los niños se puede mejorar.

Los estudios más actuales nos dicen que el cerebro sigue desarrollándose durante toda la vida.

Entre los 0 y los 8 años existe la posibilidad real de modificarlo.

Las experiencias y desafíos hacen que las neuronas creen nuevas conexiones.

Se trata de la Plasticidad cerebral.

El cerebro puede aprender.

  • Con las actividades repetidas.
  • A través de las consecuencias a sus conductas.
  • Por imitación y observación.

En la 1ª infancia, aprender es parte del juego, (Campos, 2015, pg. 249)

Los niños con TDAH pueden mejorar al realizar actividades motivadoras.

El siguiente vídeo lo explica muy bien

Este conocimiento lo podemos aplicar a nuestros niños con TDAH.

Los programas que te muestro a continuación están pensados para eso.

2. Programas para niños con TDAH con problemas en las matemáticas.

Las dificultades para adquirir las habilidades aritméticas reciben el nombre de Discalculia.

Es importante intervenir a tiempo ya que este trastorno conduce al fracaso escolar.

En la entrada del blog Problemas de aprendizaje en matemáticas 

te explico más a fondo este problema.

Y te muestro cómo le puedes ayudar en casa. Te dejo el enlace por si quieres leerlo

Para mejorar el cálculo mental me gusta este:

Cálculo al minuto. Editado por el Gobierno de Aragón

3. Para los problemas de atención y concentración.

Este programa me gusta mucho: MeMotiva

Se trata de una herramienta diseñada para personas con TDAH.

Lo ha desarrollado el Instituto de Pedagogía y Educación Especial de Suecia.

Y ha sido adaptada al español y al catalán por la empresa Rehasoft.

Es un programa muy interesante.

Trabaja:

  • La memoria operativa.
  • La atención y concentración para niños con TDAH, (a partir de 9 años).
  • Incluye ejercicios visuoespaciales y visoauditivos con varios grados de dificultad.
  • Incluye un programa de recompensas para motivarlos mientras trabajan.

Se puede trabajar en el colegio y en casa

Tiene 2 niveles:

Junior. Para niños entre 5 y 10 años. Trabaja:

  1. La velocidad lectora.
  2. El razonamiento.
  3. La atención y la concentración.
  4. Memoria de trabajo.

Senior. Para adolescentes y adultos.

Trabaja los mismos aspectos que el anterior.

4. Para enseñar a controlar la impulsividad.

Se trabaja con este programa. TDATrainer

Pensado para niños de 4 a 12 años.

Desarrollado por el Dr. Kazuhiro Tajima, psiquiatra experto en TDAH.

Con un entrenamiento diario de 10 minutos mejoran las áreas trabajadas.

5. Para desarrollar la memoria y la concentración en niños con TDAH

Juegos para el cerebro

Se trata de juegos online muy interesantes también.

Verás cantidad de rompecabezas, juego de damas, etc.

6. Trabajar los problemas en Lectura.

Se trata de una de las dificultades que suele presentarse con el TDAH.

Puede tener diversos grados y afectar de diferente manera.

Pero no tener una lectura fluida conduce al fracaso escolar.

Para trabajar este aspecto te presento el Método Glifing.

Se trata de un programa informático, con actividades divertidas.

Pueden trabajarlo niños con dificultades de lectura de todas las edades.

Se basa en la teoría de la plasticidad cerebral. Este vídeo te lo explica muy bien.

Programa Glifing

Hoy terminamos aquí. Espero que te haya resultado útil

En la próxima entrada te hablaré de los problemas de conducta en el TDAH

Fuentes Consultadas:

  • Boughton, B. (2009): Los videojuegos mejoran la concentración en los niños con trastornos de atención con hiperactividad. Publicado en Medscape y consultado en la revista “Lo nuevo en mi pediatra” escrito por el Doctor Roberto Murguía
  • Campos, A. L, (2015). Neurociencias, Aprendizaje y Neuro Educación. Crebrum
  • Ceferino Artiles, J. E, (2006). Escolares con Trastorno por Déficit de Atención con y sin Hiperactividad. Canarias: Consejería de Educación , Cultura y Deporte del Gobierno de Canarias
  • Mª José Álvarez Gómez, C. S. TDAH y su comorbilidad ppsiquiátrica. Comunidad TDAH

Autora: Inés Hijosa Lorenzo 

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en Dificultades de Aprendizaje.

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

correo:mihijosa@gmail.com

telf: 607265044

 

Los niños hiperactivos pueden ser difíciles si no se conocen sus necesidades

Comprender la razón de sus comportamientos

 

Es fundamental para que den  lo mejor de sí mismos

 

Conoce las necesidades de los niños hiperactivos

Superhéroe hiperactivo en busca de gente que lo comprenda

 

Los niños hiperactivos pueden ser personas estables y equilibradas.

Aceptar las normas.

Aprender a controlar sus emociones.

Pueden desarrollar todo su potencial.

Conocer sus características en todas las etapas es imprescindible para guiarlos.

Por eso empezamos por la base.

Esta entrada es la 1ª parte.

Te hablaré de lo que debes saber para hacerlo muy bien. Te dejo el enlace de la 2ª parte, donde verás una técnica que te ayudará:

Cómo educar niños hiperactivos 2ª parte

 

La hiperactividad es una de las características del TDAH. Si quieres profundizar más en este tema, conocer su causa y los síntomas, entra en el siguiente enlace:

TDAH. Guía para padres

 

Características de los niños hiperactivos:

Puede tener todos estos síntomas al mismo tiempo o sólo uno de ellos.

  • Falta de atención
  • Hiperactividad
  • Impulsividad
  • Pueden tener dificultades en la relación con sus iguales por no saber controlar sus impulsos.
  • En ocasiones presentan trastornos de conducta, como:
    • No respetar los derechos de los demás.
    • Saltarse las normas establecidas.
    • Consumir alcohol y drogas al llegar a la adolescencia.

 

No todos los niños movidos, despistados  e impulsivos son niños hiperactivos.

Cómo saber si un niño es hiperactivo

El  DSM-5 nos dice:

  • Estas conductas deben ser desproporcionadas comparadas con su población de referencia.
  • Deben aparecer antes de los 12 años.
  • Afectar al menos dos ambientes distintos de su vida, (escolar, social o familiar).
  • Deteriorar significativamente su calidad de vida.
  • No debe estar causado por un problema médico, tóxico o psiquiátrico.

#DSM-5: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. Publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría

Los síntomas del TDAH cambian a medida que el niño va creciendo, no desaparecen.

 

Características de los niños hiperactivos en las distintas etapas:

Primera Infancia:

  • Puede tener dificultades para controlar sus impulsos.
  • Estar en movimiento continuo.
  • Gran dificultad para poner atención a lo que ve o a lo que escucha.
  • Tendencia a abandonar los juegos y las actividades antes de terminarlas.
  • Puede tener problemas con sus profesores, que tienen dificultades para controlar su conducta.

Educación Infantil:

En esta etapa, los niños hiperactivos pueden presentar los síntomas siguientes:

  • Dificultad para mantenerse en una tarea el tiempo preciso.
  • Juegos más inmaduros que sus compañeros.
  • Su impulsividad puede hacerles dar empujones a los demás, aunque no quieran hacer daño.
  • Dificultad para seguir las reglas que se han establecido en los juegos.

La respuesta por parte de sus profesores suele ser:

  • Castigos
  • Regañinas
  • Llamadas de atención.

Educación Primaria:

  • La falta de atención de los niños hiperactivos suelen producir dificultades de aprendizaje.
  • Su impulsividad les hace difícil tener amigos, conservarlos.
  • Pueden necesitar ayuda para realizar sus tareas escolares.
  • Tener dificultades para aprender a leer  y a escribir.
  • Olvidar las cosas que necesita para trabajar: cuadernos, libros…

Educación Secundaria:

  • El rendimiento académico de los alumnos hiperactivos en esta etapa probablemente es bajo.
  • Pueden tener grandes dificultades para controlar sus emociones.
  • No aceptar las normas establecidas por los adultos y oponerse a ellos.
  • Su comportamiento quizá haya dado lugar a expulsiones y castigos.

Todo esto puede producir en ellos un sentimiento de indefensión, que bajará mucho su autoestima.

Pueden sentirse fracasados.

Cómo evolucionarán los niños hiperactivos

Va a depender de:

La detección temprana. Cuanto antes se diagnostique, antes se tomarán las medidas oportunas.

Las áreas donde se presentan los problemas:

  • Cuando lo hacen en el área académica, el pronóstico es mejor.
  • Si se dan en la familia, (ambiente familiar caótico), la evolución es peor.

El apoyo familiar: El apoyo psicológico y control del estrés por parte de los padres.

 

Cómo actuar con los niños hiperactivos:

Tu estilo educativo como padre o madre influirá en su desarrollo emocional. Puedes profundizar en el tema en el siguiente enlace

Se trata de un documento publicado por la Junta de Andalucía que lo explica muy bien. Estilos Educativos y Parentales

Cosas que debes tener en cuenta:

El Afecto:

No siempre es fácil demostrarles cariño pues los niños hiperactivos pueden ser difíciles.

Es importante que tengas paciencia. Que lo aceptes como es.

Los niños hiperactivos que no sienten el afecto de sus padres pueden mostrarse agresivos.

El afecto tiene una influencia enorme en la prevención de estos comportamientos.

La disciplina:

Tener paciencia con ellos no quiere decir pasar por alto sus malos comportamientos.

La doctora Orjales nos dice:

Los niños hiperactivos necesitan:

  • Una familia con normas claras y bien definidas.
  • En un ambiente ordenado y organizado.
  • Sereno, relajante y cálido.
  • Que reconozca los esfuerzos que realizan.
  • Que los anime y no los sobreproteja.
  • Les ayude a situarse y organizarse.
  • Sin dejarse manejar por sus caprichos.
  • Que los enseñe a enfrentar sus problemas.

(Villar, 2001. p. 162)

 

La comunicación:

 La falta de comunicación con los hijos hiperactivos puede genera trastornos de conducta, como:

  • Consumo de drogas.
  • Faltar a clase.
  • Agredir a los demás.
  • Actos vandálicos.
  • Violación de las normas.

Supervisión del  desarrollo y la conducta de los niños hiperactivos.

Sobre todo entre los 11 y 13 años,  los protegerá de la aparición de problemas de conducta. Es necesario enseñarles a tomar pequeñas decisiones. De esta forma aprenderán a:

• Ser responsables.

•  Tener una buena imagen de sí mismos.

•  Prevenir los síntomas depresivos.

•  No desarrollar problemas de conducta.

 

No debes sobreprotegerlos.

Entendemos por «Sobreprotección» un estilo educativo:

  • Intrusivo
  • Excesivamente directivo.
  • Controlador
  • Protector

Un estilo educativo sobreprotector, sobre todo por parte de la madre, se relaciona con:

  • Un mayor nivel de delincuencia en la adolescencia.
  • Una mayor inmadurez.
  • Conducta inadaptada.
  • Ansiedad.
  • Malas relaciones con sus iguales.

(Heaven, 2004)

La Disciplina:

Los padres que tienen niños hiperactivos, suelen emplear un estilo disciplinario:

  • Más autoritario e impositivo.
  • Más severo y autoritario.

Los niños hiperactivos deben tener disciplina y afecto para ser emocionalmente equilibrados.

Si tu hijo es hiperactivo recuerda:

  • Aprobar y elogiar sus esfuerzos y triunfos.
  • Estar en armonía con él, (controlando tus emociones, dejándole espacio, respetándolo).
  • Controlarlo sin ser autoritario ni rígido.

Es decir, ejercer una disciplina:

  • Firme.
  • Estable.
  • Con un control que combine afecto y comprensión

Los efectos de este estilo educativo son:

  • Menor nivel de hiperactividad.
  • Menos comportamientos problemáticos.

Cuando los niños hiperactivos tienen mala conducta que va más allá de portarse mal no debes  dejar pasar el tiempo pensando que son cosas de la edad.

Detectarlo a tiempo es imprescindible para que sea una persona equilibrada.

¿Crees que tu hijo puede ser hiperactivo?.

¿Te preocupa su conducta o su marcha escolar?.

Si es así no dudes en consultarme. Te orientaré sin ningún compromiso.

Autora: Inés Hijosa Lorenzo 

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en Dificultades de Aprendizaje.

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

correo:mihijosa@gmail.com

telf: 607265044

Fuentes Consultadas:

Trenas, a. F. (2008). Estudio sobre los Estilos Educativos Parentales y su relación con los Trastornos de Conducta en la Infancia. Córdoba: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdoba

Asociación Americana de Psiquiatría, (2013). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos mentales, (5ª ed.). Arlington. V.A: American Psychiatric Publishing.

www.tdahytu.es

Villar, I. O. (2201). Déficit de Atención con Hiperactividad. Manual para padres y educadores.

Madrid. CEPE

Educar a niños hiperactivos puede ser todo un reto

 

Debes conocer sus necesidades para comprender sus comportamientos

 

Los niños hiperactivos pueden producir un gran estrés en la familia. Si este es tu caso, te enseñaré una estrategia estupenda para combatirlo.

Los niños hiperactivos en la familia

Por qué los niños hiperactivos pueden producir estrés

− Suelen ser menos dóciles.

− Suelen oponerse a las normas.

− Les cuesta controlar sus emociones.

− A veces responden de un modo agresivo, aunque después se arrepientan.

− Pueden tener trastornos de conducta.

− Sus continuos fracasos les hace mostrarse mostrarse irascibles, malhumorados.

Por eso necesitan una supervisión constante.

¿Qué es el estrés?

La Real Academia Española nos da la siguiente definición:

Estrés

Es la respuesta del organismo ante situaciones que percibe como amenazantes. Cuando no sabe cómo hacerles frente, el estrés prepara al organismo para huir.

Si estas situaciones se repiten con frecuencia, el estrés se puede convertir en un factor de riesgo para la salud.

 

Qué hacer para superar la tensión que pueden producir los niños hiperactivos

No puedes pretender que te hablen tranquilamente si tú no lo haces. Los niños aprenden por imitación. Eres el espejo donde se miran.

Aprender a relajarte  te ayudará. Existen numerosas técnicas de relajación que se pueden aprender fácilmente.

La Meditación

Es una de las mejores estrategias. Te ayudará a controlar tus emociones y a tener paciencia.

Pero hay tener en cuenta lo siguiente:

Debe practicarse entre 10 y 15 minutos al día para aprender y sentir sus efectos positivos.

Hacerlo de vez en cuando no es es suficiente.

¿Cuál es el mejor momento?:

Por la mañana, así nos preparamos para vivir el día con tranquilidad.

Si no da tiempo, por la noche, antes de que te entre el sueño, es un momento bueno.

Qué es Meditar

Es ser consciente del aquí y del ahora. ¿Te has dado cuenta de que siempre estás pensando?. ¿De que tu cabeza está llena de conversaciones?:

  • De las cosas que han pasado
  • De lo que tienes que hacer.

Siempre estás recordando el pasado, anticipando el futuro. ¿Y el momento presente?. Ni te das cuenta de él.

Pero el pasado no existe. El futuro tampoco. Siempre es «ahora».

El objetivo de la Meditación es hacernos conscientes del momento presente. De esta manera:

  • Te darás cuenta de lo que sientes en cada momento, (tus emociones).
  • Serás consciente de que son los pensamientos los que te generan emociones:
    • Miedo
    • Aversión
    • Tristeza
    • Enfado
    • Frustración…

Aprender a meditar nos  permite controlar las emociones que los niños hiperactivos pueden producir.

Existen muchas técnicas. Te voy a enseñar una muy sencilla.

Verás cómo la aprendes fácilmente.

Técnica de meditación.

Cosas a tener en cuenta:

  1. Elige el momento del día mejor para ti.
  2. Escoge un lugar tranquilo, donde nadie te moleste.
  3. Puedes meditar sentado en el suelo o en una silla.
  4. Es mejor que no lo hagas tumbado porque te entrará sueño.
  5. Si te sientas en el suelo, puedes hacerlo sobre una toalla grande, o sobre un cojín.
  6. Apoyar la espalda en algo te ayudará. En la pared o en el respaldo de la silla.
  7. La espalda debe estar muy recta.
  8. Puedes ayudarte poniendo un cojín entre la espalda y el respaldo, que no te aplaste la columna.
  9. Si te sientas en la silla, los pies deben estar apoyados en el suelo.
  10. Si lo haces en el suelo, puedes tener las piernas estiradas o ligeramente flexionadas.
  11. Evita una postura que te produzca tensión.
  12. Suelta la mandíbula.
  13. Apoya la lengua superior de la boca.
  14. Flexiona ligeramente la cabeza evitando la tensión en el cuello y en los hombros.
  15. Si estás sentado apoya los brazos en tus piernas, una mano sobre la otra, uniendo los pulgares, (sin tensión).

Procedimiento:

  1. Cierra los ojos.
  2. Respira tranquilo, sin forzar, siendo consciente del aire que entra por las fosas nasales, de su frescor.
  3. Inhala y exhala por la nariz.
  4. Repite «uno» cuando cojas aire.
  5. «Dos» cuando lo sueltes.
  6. Haz esto hasta que te sientas tranquilo, relajado. Luego puedes dejarlo.
    1. Continua respirando tranquilamente.
  7. Sé consciente de los pensamientos que tienes en la cabeza, pero no te involucres con ellos.
    1. Tú eres el observador.
  8. Los pensamientos son como películas, cuentan historias.
    1. Obsérvalos como si se estuvieran proyectando en una pantalla de cine.

Una vez que seas consciente de que no eres tus pensamientos, (eres el observador), continua:

 

Imagen mental Agradable:

Cierra los ojos e imagina que estás en un hermoso globo aerostático.

técnica para mantener la calma estando con niños hiperactivos

Se encuentra en el suelo  mantenido por dos sacos de tierra. Estos sacos representan todos tus problemas. En un momento arrojarás los sacos fuera de la barquilla.

Cuando hagas eso estarás arrojando todos tus problemas.

Ahora arroja el primer saco:

Siente inmediatamente una pérdida de peso sobre tus hombros.

Ahora arroja el segundo saco y conforme haces eso te sientes alegre y ligero.

Se han ido todas tus preocupaciones.

Sientes que el globo sube suavemente cada vez más alto.

Hay una cuerda colgando que te da un completo control sobre el globo.

Te deslizas ahora sobre hermosos campos y arroyos:

El sol brilla, la temperatura es perfecta – ni demasiado caliente ni demasiado fría.

Te tumbas en un colchón blando:

Te complaces en el sentimiento de tranquilidad y comodidad que sientes. (Caballo, 2015. pg. 197).

 

Si practicas cada día pronto sentirás los beneficios:

  • Te notarás más tranquilo.
  • Poco a poco te irás dando cuenta del por qué de tus emociones negativas:
    • Tu irritabilidad.
    • La tristeza que sientas a veces.
    • Tu tendencia a regañar a tu hijo hiperactivo por cualquier cosa…..
  • Serás más feliz y verás que todo te resulta más fácil.

 

Los expertos nos dicen que el mejor estilo estilo de crianza es el que se basa en:

  • La comunicación.
  • Una exigencia flexible.
  • Firmeza en la aplicación de las normas.
  • Implicación en el desarrollo del niño.
  • Control de tus emociones.

 

Todo esto lo puedes conseguir cuando aprendes a conocerte. La meditación te ayudará.

Deseo terminar este artículo con un vídeo muy interesante del Programa Redes.

Nos explica por qué practicar esta técnica nos hace sentirnos bien. Cómo cambia nuestro cerebro

Deseo que te guste.

Autora: Inés Hijosa Lorenzo 

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en Dificultades de Aprendizaje.

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

correo:mihijosa@gmail.com

telf: 607265044

 

Fuentes Consultadas:

Caballo, V. E. (2015). Manual de Técnicas de Terapia y Modificación de Conducta. Madrid: Siglo XXI de España Editores, S. A.

La Selectividad adaptada al TDAH no sólo es para estos alumnos

 

Los alumnos con Déficit de Atención y Dislexia también la pueden solicitar

 

 la selectividad adaptada al TDAH da a estos alumnos igualdad de oportunidades

Reconocer las necesidades de los alumnos con TDAH es permitir que tengan igualdad de oportunidades

La Selectividad adaptada al TDAH les da 20 minutos más de tiempo para realizar los exámenes.

El TDAH repercute en muchos aspectos de la vida de estos alumnos. En los exámenes:

  • Dificultad para planificar las tareas.
  • Mala gestión del tiempo: no son capaces de terminar los exámenes.
  • Saltar de una pregunta a otra sin empezar ninguna.
  • Impulsividad que les hace responder sin reflexionar lo suficiente… etc, etc

 

Si quieres conocer con más detalle qué es el TDAH, sus causas y síntomas, puedes pinchar en este enlace:

TDAH qué es

La Selectividad es especialmente estresante para los alumnos con TDAH pues no controlan bien las emociones.

Si tu hijo lo padece, debes saber qué necesitas para solicitar la selectividad adaptada al TDAH

No creas que es un privilegio. Se trata de que tengan igualdad de oportunidades.

Los alumnos con TDAH pueden aprender cuando se tienen en cuenta sus necesidades educativas.

 

Qué debes hacer para solicitar la Selectividad adaptada al TDAH:

1º. Necesitas que un profesional realice el diagnóstico.

2º. Pide cita con el neurólogo o el psiquiatra para que prepare un certificado confirmándolo.

3º. Si ha tenido adaptaciones de algún tipo en el Bachillerato o en Secundaria, deben constar en el informe.

4º. Preséntalo en el colegio antes de que entreguen la documentación para los exámenes de Selectividad.

Sirve para todas las Comunidades Autónomas.

Si quieres leer el Boletín Oficial del Estado para ver el documento original, a continuación te dejo el enlace.

Resolución de marzo de 2010

¿Te ha resultado útil conocer los derechos de los alumnos con TDAH ante la Selectividad?

Si es así, comparte esta información con las personas que crees lo necesitan

Autora: Inés Hijosa Lorenzo 

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en Dificultades de Aprendizaje.

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

correo:mihijosa@gmail.com

telf: 607265044

 

 

Causas, síntomas, influencia en la vida de las
personas que lo padecen….

 

Y lo que necesitas saber para aprender a actuar

 

 

 

TDAH qué es:

Es un trastorno neurobiológico, (referido al cerebro), originado en la infancia. En el siguiente enlace encontrarás una explicación más detallada sobre cómo afecta al cerebro

TDAH en niños. Guía para padres

Síntomas:

Pueden presentarse a la vez o no.

  • Déficit de Atención
  • Hiperactividad
  • Impulsividad.

Repercusión del trastorno

Las personas que lo padecen pueden tener problemas para:

  • Iniciar una actividad
  • Mantener el foco de atención y modificarlo según lo requiera la tarea.
  • Ser capaz de mantener el esfuerzo.
  • Controlar la frustración.
  • Utilizar la Memoria de Trabajo y tener acceso a los recuerdos

Memoria de Trabajo

Nos permite asociar los conocimientos nuevos con los que ya poseemos, es decir, nos permite realizar la tarea que nos hemos propuesto manteniendo en la mente los diferentes datos que estamos utilizando

TDAH qué es: Causas.

El TDAH tiene una gran carga genética.

Un niño tiene de 2 a 5 veces más probabilidades de padecerlo si lo tiene uno de los padres o un familiar, sin embargo no se conocen con exactitud las causas del trastorno, aunque se cree que pueden influir:

  • Las complicaciones en el embarazo y el parto, (falta de oxígeno, prematuridad…)
  • El consumo de alcohol y tabaco durante el embarazo.
  • Bajo peso al nacer.
  • Traumatismos craneoencefálicos en la primera infancia.

Un ambiente desestructurado no produce el trastorno, pero influye en su gravedad.

Consecuencias en la vida del niño:

Cuando el TDAH va asociado a impulsividad y se deja pasar, sus efectos negativos son mayores

Los estudios presentados por el doctor  Benito Moraga, muestran que estos niños suelen tener:

  • Un menor rendimiento escolar.
  • Repiten curso más frecuentemente.
  • Tienen tres veces más posibilidades de ser expulsados temporal o definitivamente del colegio.
  • Presentan más conductas delictivas.
  • Mantienen sus primeras relaciones sexuales antes de los 15 años.
  • Utilizan menos métodos anticonceptivos.
  • Más embarazos en la adolescencia.
  • Mayor nº de accidentes.
  • Deterioran el entorno familiar.

 

Si deseas saber cómo educar al niño con TDAH puedes leer el siguiente enlace:

Cómo educar al niño hiperactivo

 

Consecuencias en la vida del adulto.

El doctor Soutullo nos dice que el TDAH persiste en la edad adulta pudiendo complicar enormemente la vida de quienes lo padecen. En este vídeo lo explica muy bien

 

  • Menos satisfechos con sus matrimonios.
  • Más trastornos psicológicos que sus iguales sin TDAH:
    • Problemas interpersonales
    • Ansiedad
    • Hostilidad
    • Depresión
  • Cambios de trabajo más frecuentes.

En el siguiente enlace encontrarás un documento muy interesante que lo explica en profundidad

Persistencia del TDAH en la vida adulta

Tipos de pacientes adultos con TDAH

El doctor Ramos Quiroga nos habla de tres tipos de pacientes adultos con TDAH:

  1. La persona en tratamiento desde la infancia. En este caso su trastorno persiste en la edad adulta, pero con una buena evolución.

2. El adulto joven no diagnosticado de pequeño, con grandes dificultades. Iniciar el tratamiento le ayuda a mejora.

3. El paciente derivado de centros drogodependientes.

Síntomas de los adultos con TDAH

  • Disminuyen los síntomas de hiperactividad, que pueden transformarse en:
    • Una actividad constante.
    • Horarios sobrecargados.
    • Elegir trabajos que le requieran estar muy ocupados.
    • Pueden convertirse en adictos al trabajo.

 

  • El Déficit de Atención se presenta como:
    • Problemas de atención y concentración.
    • Desorganización e incapacidad para organizar las tareas.
    • Dificultad para iniciar y finalizar proyectos.
    • Problemas de gestión de tiempo.
    • Facilidad para olvidar las cosas.

 

  • La impulsividad como:
    • Tendencia a dejar las relaciones.
    • Continuos cambios de trabajo.
    • Falta de paciencia para hacer determinadas cosas.
    • Dificultad para controlar las emociones.
    • Conducir de forma temeraria.
    • Tendencia a tener muchas multas.
    • Consumo de tóxicos.

 

Tratamiento aconsejado para el niño con TDAH:

El tratamiento debe ser multimodal, es decir:

  • Farmacológico.
  • Cognitivo conductual.
  • Psicoeducativo, (padres y profesores).

El Tratamiento Farmacológico:

Se utiliza para reducir los síntomas del TDAH:

  • Déficit de Atención
  • Hiperactividad
  • Impulsividad

El Instituto Nacional de Salud Mental de EEUU nos dice:

  • Mejora el rendimiento escolar del niño.
  • Sus relaciones en casa y en el colegio.
  • Potencia el efecto de las intervenciones psicopedagógicas.

La Terapia Cognitivo Conductual:

  • Analiza la conducta del niño.
  • Identifica los factores que hacen que la conducta sea inadecuada.
  • Se determinan qué conductas se desean cambiar.
  • Se organiza un plan de acción para ir modificando dicha conducta.

El tratamiento psicoeducativo:

Tiene como objetivo ayudar los padres y profesores a tratar al niño.

El tratamiento del TDAH debe ser individualizado. Adaptado a las características del niño.

Cuando tienes un hijo con TDAH te puedes sentir abrumado, pueden fallarte las fuerzas, sentir que será muy difícil.

¡No tengas miedo!. Ahora ya sabes lo que ocurre y puedes empezar a trabajar con él.

Deseo terminar con una conferencia de José Ramón Gamo. Nos habla del funcionamiento del cerebro de estos niños. ¡Te gustará!

Autora: Inés Hijosa Lorenzo 

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en Dificultades de Aprendizaje.

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

correo:mihijosa@gmail.com

telf: 607265044

Fuentes consultadas:

Moraga, R. B, (2008). Evolución en el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad a lo largo de la vida. Madrid: Draft Editores

web tdahytu.es

web comunidadTDAH, (Edición nº 10)

Los problemas de conducta pueden ser un verdadero reto para los padres

Desobediencias, rabietas, oponerse a todo lo que se les dice, incluso ser agresivos…

Los problemas de conducta de los hijos requiere tener las ideas muy claras:

Saber, por ejemplo, que cuando los castigamos, a veces reforzamos su mal comportamiento.

O que todos los padres tenemos la posibilidad de enseñar a nuestros hijos a portarse bien.

Si quieres leer más sobre esto, te dejo el enlace donde hablamos sobre este tema

 Lo que todo padre debe saber sobre la mala conducta

Hoy te hablaré de otros aspectos que debes tener en cuenta.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de los problemas de conducta?

Es normal que los niños presenten conductas inadecuadas a determinadas edades.

  • Desobedecer
  • Tener pataletas para salirse con la suya
  • Llorar por cualquier cosa.
  • Saltarse las normas.

Es frecuente a determinadas edades. De esta manera aprenden a controlarse y se forma su identidad.

Poco a poco estos comportamientos remiten y los niños aceptan las normas.

Sin embargo, en ocasiones esto no sucede. Hay niños que presentan comportamientos preocupantes.

¿De qué estamos hablando?

− De perder el control cuando se les niega lo que quieren, llegando incluso a amenazar si no se salen con la suya.

− Autolesionarse.

− O ponerse tan agresivos que dan patadas a los muebles o a las personas…

− En una palabra. Descontrolarse completamente.

Cuando los niños llegan a estas situaciones, necesitan ayuda. Este tipo de conductas les perjudica seriamente:

  • En sus relaciones sociales.
  • Con sus profesores y figuras de autoridad.
  • En su vida como adultos.

¿Cuando te debes preocupar?

No deben preocuparte conductas inadecuadas puntuales, aunque sean aparatosas.

Lo alarmante es que se produzcan frecuentemente.

Te pongo un ejemplo con el vídeo que verás a continuación. Se trata de un berrinche aparatoso.

 

¿Qué te ha parecido?. La mala conducta del niño, ¿la consideras algo normal o preocupante?….

Sin embargo:

Si se trata de algo puntual, no te preocupes.

Si se repite por costumbre, ¡Ponte Alerta!

Los problemas de conducta pueden estar producidos por diferentes causas.

Te hablaré de las más frecuentes.

Los problemas de conducta debidos a la impulsividad.

¿Qué se entiende por impulsividad?

Podemos decir que una persona impulsiva suele:

  • Actuar sin pensar en las consecuencias de sus actos.
  • Responder antes de reflexionar o de que la otra persona termine de preguntar.
  • No poder esperar a que llegue su turno.
  • Tener poca tolerancia a la frustración.
  • Tener dificultad para controlar sus emociones, deseos o enfados.
  • Dificultad para no decir todo lo que piensa

Suelen presentarlo los niños que tienen El Trastorno por Déficit de Atención, con o sin Hiperactividad.

¿Cómo saber si el niño es impulsivo?

En el apartado anterior hemos hablado de algunas características. Aquí van más pistas:

  • Primero hace, luego piensa.
  • Le resulta difícil esperar su turno en los juegos.
  • Tiene mal perder.
  • Interrumpe continuamente a los demás.
  • Tiene baja tolerancia a la frustración.
  • Desobediente. Se opone a lo que se le dice.
  • Reconoce su problema, pide perdón, pero no puede evitarlo.
  • Rabietas descontroladas cuando es pequeño.
  • No reconoce el peligro, lo que puede llevarle a situaciones peligrosas.

 

los-problemas-de-conducta-debidos-a-la-impulsividad

(fuente: psicodiagnosis.es)

Los problemas de conducta debidos a la impulsividad tienen un gran impacto en la vida del niño. Entre otros:

  • Dificultades de relación con sus padres y profesores.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Falta de adaptación al colegio.

¿A qué es debida la impulsividad?

«La conducta impulsiva está intimamente relacionada con el neurotransmisor dopamina,

sustancia vinculada a los procesos de aprendizaje y de recompensa»

Leemos en el blog cognifit.com. Aquí te dejo el enlace por si te apetece leer el artículo completo.

Causas del Comportamiento impulsivo

«Investigadores como Yoshua Buckholtz de la Universidad Vanderbilt, nos dicen:

Las personas impulsivas parecen tener menos receptores activos de dopamina en la región media del cerebro, relacionada con la capacidad de tomar decisiones lógicas y bien reflexionadas…»

¿Qué son los neurotransmisores?

Son las sustancias químicas que utilizan las neuronas para comunicarse entre sí.

¿Qué es la dopamina?

Podemos decir que la dopamina es un mensajero químico.

Un neurotransmisor que se encarga de pasar la información de una neurona a otra.

Una falta de Dopamina puede producir falta de atención y concentración. (Fuente: cognifit.com.es)

La impulsividad es hereditaria. 

Los niños impulsivos suelen tener antecedentes familiares con este problema.

Quizá padres con caracteres fuertes.

Con dificultad para controlar las emociones, impacientes.

El entorno del niño puede potenciar o disminuir la impulsividad del niño.

Padres que no controlan sus emociones, que responden con agresividad, inestables.

Separaciones. Un ambiente familiar poco acogedor, puede  agravar el problema.

Del mismo modo, un ambiente familiar tranquilo, organizado, con padres equilibrados, puede ayudar.

Cuando los problemas de conducta se convierten en trastornos de conducta.

Cuando estos problemas no remiten y el niño o adolescente:

  • No respeta los derechos de los demás.
  • Se salta las normas con actitud desafiante.
  • Es cruel con los animales.
  • Miente habitualmente.
  • Deja de ir a clase.
  • Provoca peleas y agrede a los demás….

Hay que preocuparse.

Los trastornos de conducta pueden presentarse:

  • Antes de los 10 años.
  • En la adolescencia, sin antecedentes.
  • O desconocerse cuando se inició.

Los trastornos de conducta suelen presentarse junto a otros, como:

  • El trastorno por déficit de atención e hiperactividad.
  • Trastorno de ansiedad.
  • El trastorno depresivo.
  • El consumo de sustancias.

¿Se pueden prevenir los problemas de conducta?

Los padres que tienen hijos con problemas de conducta, suelen emplear técnicas para eliminarlas, que no funcionan.

Este fracaso se debe:

  • Son castigos demasiados severos e inconsistentes.
  • Las malas conductas se han pasado por alto durante demasiado tiempo.
  • Se castigan las conductas negativas y se olvida premiar las buenas.

Estrategias que funcionan.

Las personas que presentan problemas de conducta por no saber controlar sus emociones, lo pasan realmente mal.

No pienses que actúan así por mala fe. No pueden evitarlo. Las consecuencias para su vida pueden ser tremendas.

A menudo ni se dan cuenta de cómo la ira o la frustración se apodera de ellos.

Si tu hijo o hija tiene este problema, la siguiente estrategia le puede ayudar. Realmente os ayudará a los dos:

  • Te darás cuenta de si tienes el mismo problema.
  • Vuestra relación mejorará si no es buena, y si lo es, se hará más fuerte y especial.
  • Te divertirás.

Se trata de reconocer qué sucede en nuestro cuerpo cuando la frustración o la ira se apodera de nosotros.

De sentir en qué parte de vuestro cuerpo sentimos esa tremenda energía.

Si le ayudas a entenderlo, le estarás ayudando a controlarlo.

Lo entenderás mejor con este precioso vídeo. Se titula «Sólo respira»

¿Qué te ha parecido?.

Hoy termino en este punto.

La forma de ponerlo en práctica te lo explicaré en el próximo post que publicaré muy pronto

Deseo que te haya resultado útil.

Por qué no funcionan las normas que le pones a tu hijo

¿Se las salta en cuanto puede y además deja de hablarte?

 

Una reflexión sobre lo que debes tener en cuenta para educar bien a tu hijo

 

Por qué no funcionan los castigos que impones. ¿Te gustaría saberlo?

Te invito a hacer esta pequeña reflexión:

♦ ¿Crees que manejas bien tus sentimientos cuando haces ver a tu hijo sus errores?.

♦ ¿O te dejas llevar por el enfado y te descontrolas?.

♦ Si se trata de un adolescente, ¿escuchas sus razones cuando se salta las normas?.

El País digital publicó un artículo muy interesante. Se titula El Difícil Diálogo entre padres e Hijos

«Escuchar es la clave para ayudar a crecer y para la salud de las relaciones paternofiliales. 

Algunos conflictos y rupturas surgen cuando ambas partes creen que tienen razón y no sueltan su idea.

Esta actitud aporta seguridad, pero también alimenta el conflicto cuando…….nuestro hijo opina algo distinto de nosotros.

Debatir provoca en algunas personas un temor a……… mostrarse vulnerables. Sienten que si ceden les han vencido.

Pero si no hay diálogo, la ruptura está casi asegurada»

Te dejo el enlace por si te apetece leerlo.

Además del diálogo hay otros aspectos que debes tener en cuenta.

Si aprendes a aplicarlos establecerás límites y pondrás castigos sin que sufra vuestra relación.

por qué no funcionan los castigos que impones

Tu hijo aceptará los castigos si entiende las razones que te llevan a imponerlo

  1. Conocer el estilo educativo que mejor funciona.
  2. Controlar las emociones.
  3. Comunicarte adecuadamente con tu hijo.
  4. Poner castigos justos y objetivos.
  5. Aceptar a tu hijo  como es, con sus fortalezas y debilidades…

Todos los niños necesitan tener normas para saber lo que se espera de ellos, para aprender a vivir en sociedad.

Los límites son necesarios en todas las edades.

Los niños que presentan problemas de aprendizaje tienen un mayor riesgo de desarrollar problemas de conducta:

  • Las continuas frustraciones debidas al fracaso escolar.
  • La posible falta de habilidades sociales.
  • El desconocimiento de padres y profesores que exigen más de lo que puede dar.
  • La dificultad en las relaciones con sus padres, que en ocasiones presentan los mismos trastornos….

Pero todos necesitan saber hasta dónde pueden llegar, tengan dificultades para aprender o no.

El Estilo Educativo es una de las variables más importantes.

Se refiere a la forma de actuar con el niño. Al modo de resolver conflictos.

Todos los padres tenemos un estilo educativo determinado y lo empleamos sin darnos cuenta de ello.

Existen tres estilos educativos diferentes. Algunos perjudican el desarrollo del niño.

Es importante que los conozcas. Con este vídeo, que puede parecer un poco infantil, creo que lo verás claro.

En clave de humor, Lizette Reboulen lo explica muy bien.

¿Cuál crees que es el tuyo?. Es importante que intentes identificarlo.

Otra variable importante es:

Mantener el control de nuestras emociones

¿Quieres saber por qué no funcionan tus castigos?. Haz esta reflexión:

¿Crees que no te dejas llevar por tus emociones y sentimientos cuando se salta las normas?.

¿O te desbordan hasta el punto de crear una mala relación entre los dos?.

Recuerda que eres su modelo. Si sabes manejar tus sentimientos, aprenderá a hacerlo también.

Pero no es tan sencillo, ¿verdad?.

Para controlar los sentimientos es necesario tener inteligencia emocional:

Según Goleman se trata de ser capaz:

  • De identificar lo que sentimos.
  • Expresarlo controlando nuestros sentimientos e impulsos.
  • Manejar la tensión y la ansiedad que la situación nos produce.

¿Por qué no funcionan tus intentos de que se porte mejor?. Vamos a verlo con un ejemplo:

Piensa en la siguiente situación

Imagina que tu hijo adolescente te pide permiso para ir a dormir a casa de un amigo.

Te cuenta el plan. Pedirán unas pizzas para cenar y luego jugarán a la play.

A la mañana siguiente te enteras de que te ha engañado:

¡Se ha ido de fiesta con su amigo!.

¿Cómo te sientes?: 

  • ¿Engañado?.
  • ¿Decepcionado?.
  • ¿Furioso?.

¿Cómo actúas?:

Tu modo de actuar depende de cómo controles las emociones.

  • Quizás al estar furioso le digas cosas tremendas.
  • Tal vez decidas castigarlo un mes sin salir.
  • Y además no le dejes ir el siguiente fin de semana a la fiesta de su amiga.

Reflexionemos:

¿Por qué no funcionan los castigos que impones a tu hijo?

¿Ha merecido la pena actuar así?

  • Tu ira, ¿tiene que ver con esta situación o con otras que no tienen que ver con tu hijo?.
  • ¿Tal vez tengas la tendencia de querer tener siempre razón?.
  • ¿Has escuchado sus razones?
  • ¿O te te has dejado llevar por el sentimiento de «soy la madre o el padre y me tiene que obedecer»?
  • ¿Realmente es tan grave lo que ha hecho?.
  • ¿El castigo que le has puesto le ayudará a mejorar?.
  • ¿Tendrás una mejor relación con él?.
  • ¿Conseguirás que confíe en tí?.
  • ¿Has sido un buen modelo?.

Acostumbrarte a reflexionar después de una discusión de este estilo,  te ayudará a darte cuenta de lo que has sentido.

Quizás:

  • No entiendo por qué me miente.
  • Me gustaría que tuviera más confianza conmigo.

O tal vez:

  • Siempre quiere salirse con la suya.
  • ¡Se salta las normas como siempre!.
  • ¡Pasa de lo que le digo!.

Al identificar los pensamientos puedes pensar racionalmente. Plantearte preguntas como las que siguen:

  • ¿Realmente es cierto lo que digo?.
  • ¿De verdad es lo que hace habitualmente el niño?.
  • ¿El castigo que le he puesto se ajusta a la falta cometida?.
  • ¿Me ayuda a comprender mejor a mi hijo?.
  • ¿Conseguiré que la próxima vez lo haga bien?.
  • ¿Responde mi actuación a los valores que le deseo transmitir?.

Reflexionar te ayudará a poner castigos en sintonía con los valores que deseas inculcarle, aunque sigas enfadado.

Y darte cuenta de por qué no funcionan las estrategias que has utilizado hasta ahora.

Si lo haces teniendo en cuenta todo esto, verás que tu hijo acepta los castigos aunque no le gusten.

Los aceptará porque se dará cuenta de que son justos.

Porque le has escuchado.

Porque le has dicho todo lo que tienes que decir sin descontrolarte.

Y vuestra relación no ha sufrido.

Y conseguirás  no volver a preguntarte por qué no funcionan las sanciones que le impones.

Educar a los hijos nunca es fácil. Como tampoco lo es controlar el estrés que pueden producirnos.

Próximamente te hablaré de estrategias para controlar el estrés.