problemas del niño hiperactivo

Los problemas de conducta pueden ser un verdadero reto para los padres

Desobediencias, rabietas, oponerse a todo lo que se les dice, incluso ser agresivos…

Los problemas de conducta de los hijos requiere tener las ideas muy claras:

Saber, por ejemplo, que cuando los castigamos, a veces reforzamos su mal comportamiento.

O que todos los padres tenemos la posibilidad de enseñar a nuestros hijos a portarse bien.

Si quieres leer más sobre esto, te dejo el enlace donde hablamos sobre este tema

 Lo que todo padre debe saber sobre la mala conducta

Hoy te hablaré de otros aspectos que debes tener en cuenta.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de los problemas de conducta?

Es normal que los niños presenten conductas inadecuadas a determinadas edades.

  • Desobedecer
  • Tener pataletas para salirse con la suya
  • Llorar por cualquier cosa.
  • Saltarse las normas.

Es frecuente a determinadas edades. De esta manera aprenden a controlarse y se forma su identidad.

Poco a poco estos comportamientos remiten y los niños aceptan las normas.

Sin embargo, en ocasiones esto no sucede. Hay niños que presentan comportamientos preocupantes.

¿De qué estamos hablando?

− De perder el control cuando se les niega lo que quieren, llegando incluso a amenazar si no se salen con la suya.

− Autolesionarse.

− O ponerse tan agresivos que dan patadas a los muebles o a las personas…

− En una palabra. Descontrolarse completamente.

Cuando los niños llegan a estas situaciones, necesitan ayuda. Este tipo de conductas les perjudica seriamente:

  • En sus relaciones sociales.
  • Con sus profesores y figuras de autoridad.
  • En su vida como adultos.

¿Cuando te debes preocupar?

No deben preocuparte conductas inadecuadas puntuales, aunque sean aparatosas.

Lo alarmante es que se produzcan frecuentemente.

Te pongo un ejemplo con el vídeo que verás a continuación. Se trata de un berrinche aparatoso.

 

¿Qué te ha parecido?. La mala conducta del niño, ¿la consideras algo normal o preocupante?….

Sin embargo:

Si se trata de algo puntual, no te preocupes.

Si se repite por costumbre, ¡Ponte Alerta!

Los problemas de conducta pueden estar producidos por diferentes causas.

Te hablaré de las más frecuentes.

Los problemas de conducta debidos a la impulsividad.

¿Qué se entiende por impulsividad?

Podemos decir que una persona impulsiva suele:

  • Actuar sin pensar en las consecuencias de sus actos.
  • Responder antes de reflexionar o de que la otra persona termine de preguntar.
  • No poder esperar a que llegue su turno.
  • Tener poca tolerancia a la frustración.
  • Tener dificultad para controlar sus emociones, deseos o enfados.
  • Dificultad para no decir todo lo que piensa

Suelen presentarlo los niños que tienen El Trastorno por Déficit de Atención, con o sin Hiperactividad.

¿Cómo saber si el niño es impulsivo?

En el apartado anterior hemos hablado de algunas características. Aquí van más pistas:

  • Primero hace, luego piensa.
  • Le resulta difícil esperar su turno en los juegos.
  • Tiene mal perder.
  • Interrumpe continuamente a los demás.
  • Tiene baja tolerancia a la frustración.
  • Desobediente. Se opone a lo que se le dice.
  • Reconoce su problema, pide perdón, pero no puede evitarlo.
  • Rabietas descontroladas cuando es pequeño.
  • No reconoce el peligro, lo que puede llevarle a situaciones peligrosas.

 

los-problemas-de-conducta-debidos-a-la-impulsividad

(fuente: psicodiagnosis.es)

Los problemas de conducta debidos a la impulsividad tienen un gran impacto en la vida del niño. Entre otros:

  • Dificultades de relación con sus padres y profesores.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Falta de adaptación al colegio.

¿A qué es debida la impulsividad?

«La conducta impulsiva está intimamente relacionada con el neurotransmisor dopamina,

sustancia vinculada a los procesos de aprendizaje y de recompensa»

Leemos en el blog cognifit.com. Aquí te dejo el enlace por si te apetece leer el artículo completo.

Causas del Comportamiento impulsivo

«Investigadores como Yoshua Buckholtz de la Universidad Vanderbilt, nos dicen:

Las personas impulsivas parecen tener menos receptores activos de dopamina en la región media del cerebro, relacionada con la capacidad de tomar decisiones lógicas y bien reflexionadas…»

¿Qué son los neurotransmisores?

Son las sustancias químicas que utilizan las neuronas para comunicarse entre sí.

¿Qué es la dopamina?

Podemos decir que la dopamina es un mensajero químico.

Un neurotransmisor que se encarga de pasar la información de una neurona a otra.

Una falta de Dopamina puede producir falta de atención y concentración. (Fuente: cognifit.com.es)

La impulsividad es hereditaria. 

Los niños impulsivos suelen tener antecedentes familiares con este problema.

Quizá padres con caracteres fuertes.

Con dificultad para controlar las emociones, impacientes.

El entorno del niño puede potenciar o disminuir la impulsividad del niño.

Padres que no controlan sus emociones, que responden con agresividad, inestables.

Separaciones. Un ambiente familiar poco acogedor, puede  agravar el problema.

Del mismo modo, un ambiente familiar tranquilo, organizado, con padres equilibrados, puede ayudar.

Cuando los problemas de conducta se convierten en trastornos de conducta.

Cuando estos problemas no remiten y el niño o adolescente:

  • No respeta los derechos de los demás.
  • Se salta las normas con actitud desafiante.
  • Es cruel con los animales.
  • Miente habitualmente.
  • Deja de ir a clase.
  • Provoca peleas y agrede a los demás….

Hay que preocuparse.

Los trastornos de conducta pueden presentarse:

  • Antes de los 10 años.
  • En la adolescencia, sin antecedentes.
  • O desconocerse cuando se inició.

Los trastornos de conducta suelen presentarse junto a otros, como:

  • El trastorno por déficit de atención e hiperactividad.
  • Trastorno de ansiedad.
  • El trastorno depresivo.
  • El consumo de sustancias.

¿Se pueden prevenir los problemas de conducta?

Los padres que tienen hijos con problemas de conducta, suelen emplear técnicas para eliminarlas, que no funcionan.

Este fracaso se debe:

  • Son castigos demasiados severos e inconsistentes.
  • Las malas conductas se han pasado por alto durante demasiado tiempo.
  • Se castigan las conductas negativas y se olvida premiar las buenas.

Estrategias que funcionan.

Las personas que presentan problemas de conducta por no saber controlar sus emociones, lo pasan realmente mal.

No pienses que actúan así por mala fe. No pueden evitarlo. Las consecuencias para su vida pueden ser tremendas.

A menudo ni se dan cuenta de cómo la ira o la frustración se apodera de ellos.

Si tu hijo o hija tiene este problema, la siguiente estrategia le puede ayudar. Realmente os ayudará a los dos:

  • Te darás cuenta de si tienes el mismo problema.
  • Vuestra relación mejorará si no es buena, y si lo es, se hará más fuerte y especial.
  • Te divertirás.

Se trata de reconocer qué sucede en nuestro cuerpo cuando la frustración o la ira se apodera de nosotros.

De sentir en qué parte de vuestro cuerpo sentimos esa tremenda energía.

Si le ayudas a entenderlo, le estarás ayudando a controlarlo.

Lo entenderás mejor con este precioso vídeo. Se titula «Sólo respira»

¿Qué te ha parecido?.

Hoy termino en este punto.

La forma de ponerlo en práctica te lo explicaré en el próximo post que publicaré muy pronto

Deseo que te haya resultado útil.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *