Guía para ayudarte a identificar las dificultades de aprendizaje más frecuentes.

ÍNDICE:

1-Introducción.

2-¿A qué llamamos Dificultades Escolares.

3-Dificultades en la Lectura y la Escritura: Dislexia.

4-Cómo detectarla la dislexia en niños de 0 a 6 años.

5-De 6 años en adelante.

6-La Dislexia en Primaria.

7-En Secundaria y Bachillerato.

8-¿Cómo puedes ayudar a tu hijo si tiene Dislexia?.

9-Recursos tecnológicos que pueden ayudar a las personas con Dislexia.

10-Dificultades con las matemáticas: Discalculia.

11-Recursos tecnológicos que pueden ayudar.

12-¿Qué puedes hacer para ayudar a tu hijo si padece Discalculia?.

13-Actividades para realizar en casa.

14-Vídeo sobre Discalculia.

15-Las Habilidades Sociales. ¿Qué son?

16-Importancia de la familia en el desarrollo de las Habilidades Sociales

17-¿Cómo controlar nuestras emociones cuando estas nos desbordan?

18-¿Por qué es importante no descontrolarnos con nuestros hijos

19-¿Cómo podemos ayudarles a tener Habilidades Sociales?

20-El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, TDAH

21-Las personas con TDAH tienen un retraso de un 30% de madurez de la corteza prefrontal

22-¿Qué situaciones puede provocar esto?

23-La impulsividad les ocasiona grandes dificultades

24-La memoria operativa

25-¿Por qué estas personas tienen una deficiencia en la memoria operativa

26-Problemas con el control interno del tiempo

27-Problemas con el sistema de evaluación

28-Concentración

29-¿Qué es la concentración?

30-¿Qué puedes hacer para ayudar a tu hijo con TDAH?

31-Técnicas de Modificación de conducta

32-Fuentes utilizadas

1. INTRODUCCIÓN. desarrollar la capacidad del niño

El objetivo de esta guía es ofrecerte una información general sobre las dificultades en el aprendizaje más frecuentes.

  1. Dislexia,(dificultades para aprender a leer).
  2. Discalculia, (dificultad en el aprendizaje de las matemáticas).
  3. Las Habilidades Sociales, (dificultad para establecer relaciones con los demás)
  4. Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad.

Además de estos, existen otro tipo de problemas que pueden entorpecer el aprendizaje de los niños si no se detectan a tiempo. Los trataremos en otra ocasión.

A lo largo de sus páginas te iré explicando en qué consisten, cómo se manifiestan, cómo afectan al niño que la padece, qué puede hacer la familia para ayudarle, terminando con la presentación de recursos tecnológicos que le facilitarán el aprendizaje.

Deseo que te resulte útil y que despierte en ti el deseo de profundizar en la que más te interese.

¡Ayudar a que tu hijo desarrolle todo su potencial y se convierta en una persona que sepa enfrentarse a los retos que se encuentra a su alcance!.

2. ¿A QUÉ LLAMAMOS DIFICULTADES ESCOLARES?.leer y comprender lo leido

Es un término amplio. Se puede referir a dificultades  que se producen en un momento de la trayectoria escolar del alumno o a dificultades permanentes, debidas a causas internas del niño.

Decimos que un alumno tiene dificultades escolares cuando:

  • No rinde adecuadamente en sus estudios.
  • Tiene problemas con alguna materia concreta.
  • No logra mantener la atención para realizar sus tareas.
  • Los profesores opinan que no tiene interés.
  • Le cuesta establecer relaciones con sus compañeros, (habilidades sociales).

Me centraré en las dificultades siguientes, (son las más frecuentes):

  • Dificultades con la lectura y la escritura.
  • Con las matemáticas.
  • Con las Habilidades Sociales.
  • Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad.

3. DIFICULTADES CON LA LECTURA Y LA ESCRITURA: DISLEXIA.

Stressed elementary school boy with reading problems trying to remember

 

 Hay niños que tienen dificultades para aprender a leer a pesar de tener una inteligencia normal y no padecer trastornos que impidan dicho aprendizaje.. Son niños que tienen Dislexia.

La dislexia no afecta a todas las personas por igual. Hay diferentes grados y puede manifestarse de formas distintas.

En ocasiones afecta a la escritura y las matemáticas. También puede afectar al habla.

 Muchos padres de niños disléxicos padecen el mismo trastorno puesto que tiene una gran carga hereditaria.

DISFAM, la Asociación de Dislexia y Familia nos señala qué cosas nos pueden indicar que nuestro hijo tiene dislexia o que la pueda desarrollar más adelante. (No quiere decir que tenga que tener todas estas características o que cuando tenga una o dos, vaya a ser disléxico).

Pero antes debo pedirte que no te alarmes demasiado si crees que algo no marcha bien, obsérvale y consulta con un profesional

4. ¿CÓMO DETECTAR LA DISLEXIA EN NIÑOS DE 0 A 6 AÑOS?

Han aprendido a hablar más tarde de lo normal.

  • Comprenden el lenguaje peor que los niños de su edad.
  • Tienen un vocabulario pobre.
  • En el colegio, les cuesta conocer las letras.
  • También les cuesta asociar los fonemas, (los sonidos del habla) con los grafemas, (las letras).
  • Les resulta difícil comprender que un sonido, (fonema) se representa con una letra, (grafema) y que al juntarse con otras letras forman palabras. Esto recibe el nombre de conciencia fonológica.
  • Cuando jugamos con ellos vemos que les resulta muy difícil decirnos qué sonidos son los que forman las palabras. Además confunden las palabras que suenan de forma muy parecida, (boca, foca por ejemplo)
  • Pueden tener problemas de articulación. Si les hacemos repetir correctamente las palabras que dicen mal, pueden conseguirlo, pero cuando hablan a su aire, vemos que su lenguaje es poco claro.
  • Suelen tener problemas de atención. Dificultades en el ritmo, coordinación y orientación y problemas de lateralidad.
  • Su forma de trabajar es inconsistente. Hay días en que realizan bien sus tareas escolares y otros no.
  • Suelen acordarse muy bien de cosas que pasaron hace tiempo y olvidar lo que les acabamos de decir.
  • Les cuesta aprender a escribir su nombre y reconocerlo y adquirir conceptos, como colores, tamaños o formas y conceptos de espacio y tiempo.
  • Les resulta difícil aprender series, (el abecedario, números, meses)…
  • Realizan movimientos gráficos invertidos cuando escriben y se observa agarrotamiento de la mano. Suelen coger mal el lápiz y presionan demasiado sobre el papel.
  • Si aprenden los números y las letras en el último año de Educación Infantil, cometen muchos errores, como escritura en espejo de letras y números, inversiones, tamaño irregular de las letras, confusiones entre grafemas, (letras)…
  • Puede resultarles difícil vestirse, abotonarse y atarse los cordones.

5. NIÑOS DE 6 AÑOS EN ADELANTE.

  • Académicamente están por debajo de la media a pesar de tener ser inteligentes.
  • Se distraen continuamente. Suelen ser niños muy inquietos.
  • Les cuesta entender las explicaciones del profesor.
  • Suelen tener dificultades para recordar más de dos indicaciones seguidas y memorizar las tablas de multiplicar.
  • Suelen perder objetos necesarios para realizar sus tareas.
  • Se frustran muy fácilmente.
  • Les resulta complicado copiar de la pizarra al cuaderno. Su grafía es irregular y difícil, por eso sus trabajos suelen tener una mala presentación.
  • Leen muy despacio confundiéndose a menudo, por eso evitan hacerlo.
  • Suelen adoptar malas posturas cuando están trabajando.
  • A la hora de realizar problemas de matemáticas, pueden sorprender a su profesor dando el resultado directamente, sin explicar cómo han llegado a la solución.

Todo esto hace que su autoestima sea muy baja

6. LA DISLEXIA EN PRIMARIA:

  • Le resulta difícil leer palabras desconocidas.
  • Su lectura sigue siendo muy poco fluida, leyendo de letra en letra. Como siente vergüenza, evita hacerlo delante de la clase.
  • Debido a que en nuestro sistema educativo los niños necesitan leer para adquirir los conocimientos, no logran rendir adecuadamente y las tareas escolares les sobrepasan.

Actualmente existe un gran número de profesionales de la enseñanza que conocen este trastorno, pero cuando no es así, pueden pensar que al niño no se esfuerza lo suficiente.

7. EN SECUNDARIA Y BACHILLERATO:
la selectividad y el TDAH

  • Los problemas no han cambiado mucho. Leen mal en voz alta y su nivel de lectura está por debajo de la media de su edad.
  • Como leen muy despacio, no comprenden bien lo leído y si se les pide que resuman una historia, les cuesta mucho. Esto puede ser causa de fracaso escolar.
  • Hay chicos que no presentan dificultades a la hora de aprender a leer y a escribir, pero más tarde pueden tener problemas con la gramática, la lectura comprensiva y la escritura compleja.

¿La dislexia puede llegar a corregirse?.

No. Se trata de un trastorno permanente. Las personas disléxicas lo serán siempre.

8. ¿CÓMO PUEDES AYUDAR A TU HIJO SI TIENE DISLEXIA?.

Voy a empezar contándote las cosas que nunca le debes decir.

  • Nunca le digas que debe esforzarse para leer mejor. Las personas que tienen dislexia se esfuerzan mucho cuando tienen que leer. Se trata de un problema real, no puede hacerlo mejor. Su cerebro procesa la información de un modo diferente. Hazle ver que comprendes su frustración y su dificultad.
  • No le aconsejes ocultarle a sus compañeros que tiene dislexia. La dislexia forma parte de tu hijo. Si le dices eso se avergonzará de sí mismo sin darle la oportunidad de descubrir sus puntos fuertes, (las personas disléxicas suelen ser muy creativas).
  • No le quites de la cabeza la idea de ir a la Universidad si te dice que quiere hacerlo. Quizá pienses que tendrá grandes dificultades debido a su problema con la lectura. Existen recursos importantes que ayudan a leer a los disléxicos. Te hablaré de ellos en otro punto. Ahora te menciono los audiolibros y los lectores de textos. Debes transmitirle la idea de que podrá conseguir todo lo que se proponga en la vida. Así aprenderá a creer en sí mismo.
  • No le digas que debe esforzarse para aprender a leer mejor si quiere conseguir algo en la vida. Sólo conseguirás que se sienta inferior. Cree en él y házselo saber para que crea en sí mismo. Felicítale por cada triunfo.
  • No le hagas sentirse mal por utilizar correctores ortográficos. Ayúdale a utilizar todas las herramientas que se encuentran al alcance de las personas con problemas de lectura.

¿CÓMO PUEDES AYUDARLE A CREER EN SI MISMO?.

Si tu hijo tiene dificultades de aprendizaje y ya sabes que la dislexia lo es, es fácil que no se sienta seguro de sí mismo. Es comprensible. Saben que no les falta inteligencia y no consiguen tener éxito en sus estudios. Muchas veces sus profesores no comprenden sus dificultades, regañándoles continuamente. Poco a poco empiezan a creer que son unos “negados” y que no van a conseguir nada de lo que se propongan.

¿QUÉ PUEDES HACER?:

  • Elógiale cuando haga bien las cosa, pero sobre todo, felicítale por el esfuerzo realizado, aunque el resultado no sea perfecto. El esfuerzo es lo que lo vale y es lo que le hará conseguir todo lo que se proponga en la vida.
  • Recuerda que los niños aprenden por imitación. Sé un buen modelo para él. Reconoce en voz alta, de modo que te pueda oír, tus puntos fuertes y débiles. Cuando te equivoques, reconócelo. Es importante que añadas lo que harás para remedirlo. De esta forma aprenderá que todos nos equivocamos pero que no pasa nada. Intentaremos hacerlo mejor la próxima vez.
  • Ayúdale a descubrir las cosas que se le dan bien, sus talentos. Si es muy creativo, si se le dan bien los deportes, hacer amigos, organizar reuniones…. haz que desarrolle esos puntos fuertes. Le ayudará a confiar en sí mismo.
  • Ayúdale a darse cuenta de que los errores nos sirven para hacer las cosas bien. Son segundas oportunidades que siempre nos benefician. Lo importante es que no nos dejemos hundir por ellos.

9. RECURSOS TECNOLÓGICOS QUE LE PUEDEN AYUDAR.

Puedes encontrar herramientas muy útiles que ayudan a las personas con dislexia a leer. A continuación te presentaré algunos.

  • DiTres. Se trata de un paquete de software de ayuda que consta de otros tres: DiTex, DiDoc y Dilet.

El programa puede leer cualquier texto mediante una voz sintética. Lee y el niño puede hacerlo al mismo tiempo. Al apoyarse en la voz del programa, la lectura del niño se hace más fluida.

Esta herramienta puede leer cualquier texto impreso escaneándolo primero. Además puede leer todo lo que escriba en el ordenador. Tiene un auto corrector para eliminar las faltas de ortografía.

A continuación puedes ver el vídeo donde se explica el programa.

  • ClaroRead. Se trata de otro programa que una vez instalado, lee cualquier tipo de texto. La empresa que lo ha desarrollado es Integratek
  • Penfriend, también de la empresa Integratek. La herramienta anterior ayudaba en la lectura y esta lo hace en la escritura.

La Asociación de Dislexia Euskadi nos muestra más recursos:

  • Cognitiva P.T Lectoescritura. Un programa informático multimedia que también ayuda a los niños con dislexia. Lo pueden utilizar las familias vía online y ser supervisados por un profesional.
  • RehaSoft. Empresa que desarrolla productos de ayuda a las personas con dislexia, dificultades de aprendizaje y de baja visión, facilitando la escritura, lectura, a
    como se aprende a leerprendizaje de idiomas, etc.

10. DIFICULTADES CON LAS MATEMÁTICAS: DISCALCULIA.

En una publicación de La Vanguardia digital, La Vanguardia Digital, del 11 de marzo del 2015 podemos leer una interesante entrevista realizada a Josep María Serra Grabulosa, neuropsicólogo especializado en el diagnóstico y tratamiento de la discalculia sobre esta dificultad de aprendizaje.

En ella nos indica que la discalculia afecta a un 5% de la población infantil y que es tan común como la dislexia.

Se trata de la dificultad de entender y trabajar con los conceptos matemáticos: los números, el cálculo mental y el procesamiento matemático. Las personas disléxicas pueden tener esta dificultad añadida o no.

Como sucede con la dislexia, la discalculia no afecta a todas las personas por igual ni de la misma forma.

Las personas que padecen este trastorno tienen un bajo rendimiento en las matemáticas que puede detectarse desde una edad temprana.

Josep María Serra nos habla de indicadores en niños de 4 años a las que debemos prestar atención. Aunque llegado el caso habría que hacer un estudio.

  • Cuando tienen que comparar dos números no saben cuál es el mayor.
  • Casi siempre se olvidan de algún número cuando tiene que contar hasta 10 o hasta 20.
  • Dificultades para hacer series.Cuando son más mayores debemos fijarnos en otros indicadores:
  • Si un alumno de 3º de Primaria sigue utilizando los dedos para contar debemos estar atentos. A esta edad ya no deberían hacerlo. Puede indicar un problema de discalculia.
  • Josep María Serra nos dice que no es que tengan poca memoria, si no que procesan la información de un modo diferente.
  • Puede suceder que a la hora de resolver los ejercicios propuestos sepan lo que tienen que hacer pero no comprenden por qué, o puede ser que comprendan los razonamientos pero a la hora de aplicarlos, no sepan con certeza lo que tienen que hacer.
  • Le cuesta reconocer los símbolos que representan a los números, (por ejemplo, el 7 y la palabra “siete”)
  • Le resulta difícil recordar los números y además, recordarlos en el orden correcto.
  • Puede costarle clasificar los objetos por tamaño, forma y color.
  • Tiene dificultad para identificar los símbolos +, – entre otros y para utilizarlos correctamente.
  • Le resulta difícil escribir los números con claridad y colocarlos en la columna correcta.
  • Dificultad para diferenciar la derecha de la izquierda y orientarse bien.

Los investigadores nos dicen que un 7% de los niños de primaria tienen discalculia. También nos dicen que si una mujer embaraza toma alcohol o su bebé nace con bajo peso o es prematuro, tendrá probabilidades de desarrollarlo.

Igual que sucede con la dislexia, este trastorno tiene un fuerte componente genético. Generalmente si un niño tiene discalculia,  lo más probable es que su padre o madre u otro familiar directo lo tenga también.

Si un niño/a tiene esta dificultad de aprendizaje, es importante que se le haga una evaluación y que reciba un tratamiento individualizado.

11. RECURSOS TECNOLÓGICOS QUE LE PUEDEN AYUDAR.

Igual que sucede con la dislexia, actualmente podemos encontrar numerosos recursos que pueden ayudar a los chicos con esta dificultad. A continuación paso a presentarte uno de ellos.

  • Dinamo Números. Se trata de un programa de entrenamiento matemático desarrollado por Integratek. A continuación te dejo un enlace que te llevará a su página.

dinamonúmeros

12. ¿QUÉ PUEDES HACER PARA AYUDAR A TU HIJO SI TIENE DISCALCULIA?:

  • Adquiere conocimientos sobre este trastorno para que sepas de qué forma puedes ayudarle.
  • Explícale en qué consiste su dificultad, qué le está pasando. De esta manera verá que hay un motivo real que le dificulta el aprendizaje de las matemáticas.
  • Hazle saber que comprendes sus dificultades, que estas son reales. Así tendrá más confianza en sí mismo y no pensará que es culpa suya.
  • Transmítele confianza, cree en él. Afortunadamente hay multitud de recursos en el mercado que ayudan a las personas con discalculia, (te hablaré de ellos en otro punto). Si crees en él, tu hijo también lo hará.
  • Ayúdale a descubrir sus puntos fuertes, las cosas que se le dan bien. Así tendrá más confianza y seguridad en sí mismo y afrontará mejor sus dificultades.
  • Ayúdale a utilizar la calculadora para resolver los datos matemáticos básicos. Habla con su profesor para que comprenda que en este caso tu hijo no hace trampas. Así se podrá concentrar en el razonamiento de los problemas.
  • Reconoce sus logros, felicítale por ellos, pero teniendo en cuenta que lo importante es su esfuerzo no los resultados obtenidos. De esta manera su autoestima irá creciendo. Confiar en sí mismo, en sus posibilidades le ayudará a enfrentarse a las dificultades.

13. ACTIVIDADES QUE PODÉIS REALIZAR EN CASA:

Si tu hijo es pequeño:

  • Cuando estéis dando un paseo proponle encontrar números, (en las casas, matrículas, etc)
  • También puedes jugar con él a ver cuántos coches encontráis de un color determinado.
  • Di que te ayude en la preparación de alguna comida. Puede ir contando los diferentes ingredientes que vas a utilizar, o puedes numerarlos y pedirle que te los vaya entregando cuando vayas diciendo los diferentes números que le habéis puesto.
  • Puedes jugar con él al dominó, al parchís o a las cartas. Esto le ayudará a jugar y a comprender los números pues tendrá que contar o formar escaleras por ejemplo.

Quiero dejarte un pequeño vídeo sobre este trastorno.

14. LAS HABILIDADES SOCIALES.

Quizá te preguntes por qué he incluido las habilidades sociales en esta guía de dificultades escolares.

¿Qué son las Habilidades Sociales?. Podemos decir que se trata de la capacidad para relacionarnos con los demás de un modo satisfactorio.

¡Fíjate que habilidad tan importante!. No tenerla puede hacer que nuestro hijo o hija tenga dificultades no solo escolares sino también de relación con sus iguales.

Somos seres sociales por naturaleza. Disfrutamos de la relación con otras personas y todos necesitamos  sentir que formamos parte de un grupo.

Pero no todas las personas tienen la capacidad de relacionarse  hábilmente con los demás. ¿Qué necesitamos para que pueda ser así?. Entre otras cosas:

  • Saber controlar nuestras emociones.
  • Ser capaces de ponernos en la piel de los demás para comprender lo que les molesta y lo que les gusta, en una palabra, para comprender su punto de vista. Tener empatía.
  • Entender que no todo el mundo tiene que pensar y creer lo mismo que nosotros. Aceptar un modo de ver las cosas diferente al nuestro.
  • Saber defender nuestro punto de vista sin ofender a los demás.
  • Saber decir no.
  • Tener seguridad en uno mismo, de modo que nos atrevamos a iniciar una conversación, acercarnos a los demás y dar nuestra opinión.

Estas aptitudes, además de otras igualmente importantes, hay que aprenderlas.

Cuando un niño tiene buenas habilidades sociales puede hacer amigos fácilmente, relacionarse adecuadamente con sus profesores y  sentirse en equilibrio consigo mismo.

15. IMPORTANCIA DE LA FAMILIA EN EL DESARROLLO DE LAS HABILIDADES SOCIALES.

Cuando nuestro hijo nace se incorpora a nuestro núcleo familiar. Aprende a relacionarse con los demás relacionándose con nosotros. Además somos el modelo a través del cual va a aprender las normas sociales. Ten en cuenta que los niños aprenden por imitación. Va a aprender a comportarse viendo como lo hacemos nosotros. Esto va a depender de:

  • El control de nuestras emociones: ¿Qué quiere decir esto? Si nos dejamos llevar por la ira, por ejemplo, ante algo que nos haya hecho enfadar y nos descontrolamos, el niño va a ver cómo enfrentamos este tipo de situaciones y lo más probable es que más adelante lo haga de la misma manera.
  • La forma de relacionarnos con los demás, de hablar con ellos, si somos optimistas o negativos, va a ir haciendo que nuestro hijo adquiera una escala de valores a la hora de relacionarse con los demás.
  • Otro aspecto importante es nuestro grado de permisividad y la manera de afirmar nuestra autoridad. Los niños necesitan saber lo que está bien o mal y nosotros podemos ayudarles a saberlo a través de las normas que establezcamos.
  • Hay padres que son muy permisivos. No ponen límites a los malos comportamientos del niño y ante ellos únicamente deciden hacer reflexionar al niño.
  • Pero ellos necesitan saber lo que está bien o mal, lo que pueden hacer o no.  Esto les va ayudar a vivir adecuadamente en la sociedad.
  • Por este motivo es importante poner límites claros a nuestros hijos.. Establecer desde el primer momento lo que pueden hacer y lo que no y que estas normas sean consistentes.
  • Al hablarte de esto me acuerdo de un ejemplo que puso Josechu en una ponencia sobre el mismo tema:

“Imagínate que el fuego unas veces quemara, otras hiciera cosquillas, otras no hiciera nada… nunca aprenderíamos que puede ser peligroso”. Lo mismo sucede con las normas que pongamos a nuestro hijo

Tenemos que pensarlas bien pues una vez que están puestas hay que cumplirlas. Esto no quiere decir que tengan que ser rígidas. Siempre se puede hablar y adaptarlas al contexto.

  • De esta forma nuestro hijo va aprendiendo lo que se espera de él en las diferentes situaciones que vive.
  • Esta relación que se establece entre nuestro hijo y nosotros es muy importante para su desarrollo como una persona equilibrada, que crea en sí mismo, preparado para tener relaciones sanas.

16. ¿Y CÓMO CONSEGUIR CONTROLAR NUESTRAS EMOCIONES CUANDO ESTAS NOS DESBORDAN?.

  • Es normal perder la paciencia en determinadas situaciones. Nuestra vida está llena de prisas, estrés y multitud de cosas por hacer. A veces estamos tan cansados que nuestra paciencia parece que se ha acabado cuando estamos con nuestro hijo.
  • Me gusta mucho lo que al respecto nos dice María Soto Álvarez de Sotomayor en el blog “Gestinando hijos”, (una web amiga muy interesante)
  • Criar y educar a nuestros hijos es sin lugar a dudas lo más bonito e increíble que haremos en nuestra vida, pero también lo más intenso. Conlleva una carga emocional inmensa sumada a un desgaste físico importante, que es fácilmente desbordada ante cualquier momento de estrés. El problema es que nos sentimos culpables. La culpa no arregla, no nos deja avanzar, no nos permite encontrar las estrategias que nos mantengan más calmados la próxima vez…..Debemos entender que perder la paciencia es humano, es la consecuencia de una “desconexión” con nuestro “cerebro racional” como respuesta a una serie de circunstancias que nos hacen “apagarnos” y dejar actuar al modo “defensa-ataque” de nuestro cerebro más primitivo. Es una respuesta fisiológica. Perder la paciencia con nuestros hijos y vernos “fuera de nuestras casillas” no es algo agradable, los queremos más que a nuestra propia vida y no entendemos por qué con ellos veces no somos capaces de controlarnos. Y eso nos preocupa”.

17. ¿QUÉ PODEMOS HACER?.

María nos indica que un modo de calmarnos es conocernos y aceptarnos tal y como somos. Si nos conocemos podremos identificar lo que nos saca “de nuestras casillas”. Así, cuando esas situaciones se presente, podremos detenernos, tomarnos un momento de respiro, (respiramos profundamente hasta calmarnos poco a poco y poder pensar).

18. ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE NO PERDER LOS PAPELES CON NUESTROS HIJOS?. 

  •  Cuando perdemos el control podemos decir cosas que no sentimos ya que nos ponemos en modo ataque.
  • Podemos llegar a decir a nuestros hijos cosas que les hieran y que no olviden fácilmente.
  • Somos un modelo para ellos. Si nos ven enfrentar las situaciones con agresividad, ellos lo harán de la misma manera.
  • Controlar nuestras emociones nos permitirá entender de un modo más fácil por qué nuestro hijo ha actuado de determinada manera, pues lo podemos observar con calma y darnos cuenta del desencadenante de esa situación conflictiva.

19. ¿CÓMO PODEMOS AYUDARLE A TENER BUENAS HABILIDADES SOCIALES?.

  • Ponle atención cuando te esté hablando contando algo. En ocasiones no paramos de hacer alguna cosa cuando nuestros hijos vienen a hablar con nosotros. Si le escuchas de verdad, aprenderá a escuchar a los demás.
  • No le interrumpas continuamente para añadir cosas o contar tus propias experiencias en ese momento. Déjale hablar y acompaña la conversación con gestos que le hagan ver que estás con él, (sonriendo, por ejemplo).
  • Acompáñale empleando frases que demuestren tu interés por lo que te está contando. Así mantendrás viva la conversación.
  • Permite que te exprese sus sentimientos, sus emociones aunque no te guste lo que está diciendo. Escúchale de nuevo con cariño y cuando termine podrás decirle lo que piensas al respecto, pero nunca negando sus sentimientos. De esta forma aprenderá a resolver situaciones conflictivas que puedan producirse con los demás.
  • Si tu hijo es tímido y le cuesta hacer amigos, simula con él situaciones de acercarse a un grupo de niños que no conoce para pedirles que le dejen jugar.
  • Cuando estés hablando con él, utiliza el tono de voz adecuado. En ocasiones, cuando estamos enfadados ponemos mucha emoción a lo que estamos diciendo y puede parecer que estamos regañando. Esto puede hacer que tu hijo se ponga a la defensiva y no acepte lo que dices.
  • Cuando le regañes por algo que está mal, hazle ver que lo que no te gusta es su conducta, no él.
  • Dale responsabilidades y hazle ver lo feliz que te sientes si se ha esforzado en hacer bien lo que le has pedido
  • Dile lo mucho que le quieres. Esto le hará sentirse bien y seguro de sí mismo
  • No lo compares con sus hermanos o con alguno de sus amigos.

20. El TDAH. TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD.

Se habla mucho de la hiperactividad y del déficit de atención, pero ¿qué es realmente?, ¿cómo podemos saber si nuestro hijo o hija lo tiene?.

TDAHEn 2014, José Ramón Gamo, (Josechu), dio una conferencia organizada por la Asociación Azadahi, sobre este trastorno. Como he comentado en varias ocasiones, Josechu es el director pedagógico del Centro de Atención a la Diversidad Educativa, (CADE), un profesional extraordinario al que me encanta escuchar, entre otras razones, por la claridad con la expone sus conocimientos.

Por eso voy a explicarte qué es el TDAH utilizando sus palabras.

El TDAH es un síndrome, formado por una serie de características o síntomas: la hiperactividad, la impulsividad o el déficit de atención.

Aunque se dice que es un trastorno, no todas los niños hiperactivos tienen trastornos emocionales o sociales, aunque sí pueden tener los síntomas que te he nombrado antes.

El problema aparece cuando este síndrome no se maneja bien en la familia o en la escuela. Esto puede dar lugar a la aparición de trastorno.Brain anatomy

Nuestro cerebro realmente se compone de tres cerebros que conviven entre sí.

  • El cerebro emocional. Se encuentra situado en la parte de atrás, sobre la nuca. Es el más primitivo. Este cerebro se encarga de la producción neuroquímica y tiene la capacidad de producir emociones, por eso recibe este nombre. Nosotros no tenemos control sobre ellas. Podemos controlar nuestras reacciones cuando se desencadenan las emociones, pero no las emociones.
  • El cerebro cognitivo. Es el cerebro pensante. Está situado más o menos en la zona media, por encima del anterior.
  • El cerebro ejecutivo. El lóbulo frontal. Este es el cerebro que nos define como especie. Se encuentra situado en la parte frontal. Está formado por una aglomeración de neuronas que en milisegundos reciben las señales de información de nuestro cerebro cognitivo y emocional. Cuando recibe esta señales, decide qué sistemas ejecutivos tienen que activarse para coordinar, regular y controlar a los otros dos cerebros., que son cerebros inconscientes, más primitivos. El cerebro ejecutivo, como ves, es el que lleva la voz cantante.

Las personas con hiperactividad tienen un retraso de un 30% en la maduración de esta corteza prefrontal  con respecto a su edad cronológica y esto sucede  en  todos los sistemas operativos del lóbulo prefrontal:

  • La capacidad para inhibir las respuestas, (que permite no ser impulsivo)
  • La capacidad para regular las emociones, (decidir no actuar ante ellas)
  • De establecer metas.
  • La capacidad de perseverancia y voluntad.
  • Del control interno del tiempo.
  • De autoevaluación.
  • La concentración.
  • La memoria a corto plazo.

Rinden de acuerdo a este 30% de retraso madurativo.

21. ¿QUÉ SITUACIONES PUEDE PROVOCAR ESTO?.

Imagínate que le has prometido a tu hijo una recompensa para el fin de semana. Que el sábado vais a ir al cine.

Un par de días después estás muy enfadada con él porque ha hecho una trastada enorme y le estás regañando seriamente. De repente te  interrumpe y te dice:

– “¿Cuándo vamos a ir al cine?”

Tú no te lo puedes creer y te dan ganas de matarlo porque piensas que te está tomando el pelo.

¿Qué es lo que ha pasado?.

En el momento en que estabas hablando con él, su cerebro emocional le ha recordado el cine. Rápidamente se ha activado su cerebro cognitivo y te ha lanzado la pregunta. Si su cerebro ejecutivo estuviera maduro, le hubiera permitido dialogar consigo mismo y podría haber anticipado las consecuencias de sus acciones, (“mejor me callo que la voy a liar”)

Pero como tiene TDAH, su sistema ejecutivo no le advierte de las consecuencias de sus actos y esto provoca  impulsividad. Esto sucede porque los neurotransmisores Dopamina que inundan el lóbulo frontal para activarlo y mantenerlo operativo, se liberan en menor cantidad o en exceso. Ambas cosas producen el mismo problema.

Cuando a estos niños se le da la medicación indicada para el TDAH, se regula tanto la carencia como el exceso de Dopamina. En consecuencia, su calidad de vida y la de su familia, mejora significativamente.

Esta medicación sirve para regular la producción neurológica y permite que estos cerebros se desarrollen con normalidad.

La impulsividad les ocasiona grandes dificultades. Te lo voy a explicar con un ejemplo.

Tu hijo con hiperactividad tiene un amigo que le ha contado un secreto y no quiere que nadie más lo sepa.

Un par de días después está con su grupo de amigos hablando sobre el tema que le han contado. Su cerebro emocional le dice, “cuéntalo”.

Si no tuviera TDAH, su cerebro ejecutivo le diría, ” No lo digas, cállate que se va a enfadar”. De esta manera el cerebro ejecutivo le permitiría darse cuenta de la posible consecuencia a futuro. Inhibiría ese deseo de contarlo. Modificaría su meta, al entender que su amigo se va  a enfadar.

Como tiene TDAH, su sistema ejecutivo no se activa y no hay ninguna información a nivel frontal que le advierta de esas consecuencias que va a tener.

Dos meses después su amigo le cuenta otro secreto. Sabe que la primera vez metió la pata. Los niños con TDAH saben los errores que han cometido, los recuerdan. El problema es que no los recuerdan en el momento adecuado, en tiempo real, cuando es necesario que esa información se active. Lo recuerdan después, cuando ya han metido la pata.

22. LA IMPULSIVIDAD TAMBIÉN LES CAUSA IMPORTANTES PROBLEMAS EN SUS APRENDIZAJES.

Imagina que se ha preparado muy bien para un examen, ha estudiado un montón. Cuando termina cree que lo ha hecho estupendamente pero cuando  le entregan las notas, se da cuenta de que ha fracasado. ¿Qué ha sucedido?.

Una de las preguntas tenía dos partes. No se ha dado cuenta porque al leerla, no ha terminado de analizar la información. Su lóbulo frontal no le  advirtió de que quedaba algo más por hacer. Creía que ya había terminado y ha dejado media pregunta por contestar.

La mayoría de las operaciones mentales que definen nuestra capacidad intelectual, dependen del uso y del entrenamiento de las operaciones de alto nivel. Al no poder entrenarlas, estos chicos pierden competencias, (que no capacidad). La impulsividad hace que estas operaciones de alto nivel ni siquiera lleguen a activarse.

23. LA IMPULSIVIDAD TAMBIÉN PUEDE CAUSAR PROBLEMAS DE TIPO SOCIAL. En el sistema de regulación emocional.

Como he dicho anteriormente, aunque no podemos controlar nuestras emociones, si podemos controlar las respuestas ante esas emociones.

Las personas con TDAH tienen un gran problema con esto. Si la emoción es muy fuerte, (rabia, ira, sensación de injusticia, excitación…) su sistema de regulación emocional no puede controlarla.

Si está jugando a la play, por ejemplo,  con niveles de estrés muy altos, (necesarios para dar respuestas muy rápidas) y le dices que la apague para hacer los deberes, la emoción se dispara y el sistema ejecutivo , que en cualquier otro niño le diría que se tranquilizase porque si no, le van a castigar, como tiene TDAH, no tiene esta regulación emocional y explota.

24. TAMBIÉN LES CAUSA PROBLEMAS PARA ESTABLECER METAS DE ALTO NIVEL.

Los niños con TDAH no tienen ningún problema cuando están motivados o cuando tienen recompensas muy inmediatas a su esfuerzo. El problema es cuando la meta está lejos y supone sacrificio, esfuerzo, perseverancia, capacidad de renuncia.

¿Cómo nos motivamos para alcanzar una meta superior?. Sólo puede lograrse a través del lóbulo frontal.

Imagina que le prometes a tu hijo adolescente con hiperactividad que si estudia para el examen que tendrá en breve, le dejarás ir el fin de semana a la fiesta que han preparado sus amigos.

Está estudiando muy motivado y en ese momento sus amigos le mandan un wasap  avisándole del partido del Madrid que está empezando.

Entra en acción el cerebro primitivo, (sistema límbico) que lanza la emoción. La recibe el cerebro cognitivo y piensa, “me bajo, no bebo, subo deprisa y lo recupero”.

El sistema ejecutivo, si le funcionara bien, le diría, “no seas tonto, te vas a cargar la fiesta, que lo llevas fatal”. Como no es así, no se produce esa acción de dialogar consigo mismo, (en su memoria operativa), y no puede ser perseverante y voluntarioso hacia una meta de carácter superior, no inmediata, (los niveles de esfuerzo son muchos y la recompensa está demorada).

25. LA MEMORIA OPERATIVA ES LA QUE NOS PERMITE RAZONAR Y HACER LOS APRENDIZAJES SIGNIFICATIVOS.

La memoria operativa es la memoria del aprendizaje. Debido a la deficiencia para focalizar la atención de las personas con TDAH, utilizan memorias no significativas, (las memorias que sirven para aprender datos por repetición). No se produce ninguna acción relacionada con el razonamiento. Al utilizar esta memoria para estudiar, si la pregunta que le hacen a un niño hiperactivo implica razonamiento, fracasará. Además esta memorización dura  pocos días.

¿Por qué estas personas tienen una deficiencia en la memoria operativa?. Uno de los neurotransmisores, la Noradrenalina es liberada con normalidad pero no es captada por las neuronas receptoras. Esto produce una carencia de Noradrenalina y a nivel neurológico, cada vez que surge una emoción, se minimiza la anterior, por ejemplo, le recuerdas una norma pero si aparece un nuevo estímulo que le hace actuar , se le olvida dicha norma.

26. PROBLEMAS CON EL CONTROL INTERNO DEL TIEMPO.

El lóbulo frontal de las personas sin TDAH activa nuestro controlador temporal cuando tenemos que hacer algo, lo que nos permite saber si vamos bien o mal de tiempo. Nos ponemos las pilas si vemos que vamos retrasados o nos podemos relajar en caso contrario.

Los niños con TDAH no activan la previsión temporal, por eso no saben planificar bien sus acciones. Su lóbulo frontal no les indica que es tarde o que le van a castigar… y si aparece otro estímulo en su campo de acción, centran su atención en él, olvidando lo que tenía que hacer o lo que estaba haciendo. No se automonitoriza.

27. PROBLEMAS CON EL SISTEMA DE EVALUACIÓN.

Todos tenemos esta capacidad que nos permite ir haciendo revisiones de nuestra actividad cuando empezamos una. Los niños con TDAH inician las acciones pero al no hacer autoevaluaciones, no revisan si están siendo eficientes.

28. CONCENTRACIÓN.

Estos niños no tienen problemas de atención, si no de concentración. La atención es un acto involuntario del cerebro. Cuando nos levantamos se activan los sistemas atencionales que sólo se apagan cuando dormimos. Cuando nos concentramos, se inhiben para que no nos distraigan los estímulos del ambiente, ya que dirigimos involuntariamente nuestra atención hacia cualquier estímulo que pueda aparecer, (imagínate en la playa, por ejemplo, donde estás pendiente de tus hijos, de la conversación de la persona que está a tu lado y de tu pareja). Es un acto involuntario y paralelo ya que nos permite estar con la atención puesta en varias cosas al mismo tiempo.

Estos niños no son capaces de inhibir la alerta y atienden a todos los estímulos sin concentrarse en el que necesitan.

El sistema de atención es el que utilizamos cuando estamos con la video consola, el ordenador, tareas de juego o algo de interés personal, por lo que estos niños pueden estar jugando horas a la play, con su teléfono móvil, en el ordenador o haciendo cosas que les motivan.

29. ¿QUÉ ES LA CONCENTRACIÓN?. Aquí es donde está el problema. La concentración es una operación que se hace a nivel frontal. Es voluntaria y consciente. Cuando estás en la playa intentando leer sin conseguirlo, te cansas y al final te rindes y decides cerrar el libro. No te puedes concentrar.

Esto es lo que les sucede a los niños con TDAH continuamente, la diferencia es que les obligamos a hacerlo pero en un ambiente muy estresante, con voces, amenazas, castigos… con estrés no se puede aprender ni recordar lo aprendido. Estos niños están en escenarios estresantes constantemente, en la familia y en el aula.

El coste que supone la concentración en un niño con TDAH es de 3 a 5 veces superior a lo normal. El consumo de glucosa en el cerebro correlaciona directamente con el nivel de fatiga. Una tarea de concentración para un niño con TDAH es de 3 a 5 veces superior a cualquier otro niño. Además tarda de 3 a 5 veces más en hacer las tareas que los demás.

Existen importantes estudios que nos indican que el tiempo máximo que un niño menor de 12 años puede estar concentrado en una tarea es de 15 minutos. Lo que pasa es que van encadenado secuencias de concentración para poder estar más tiempo concentrados ante algo.

En un adulto el tiempo máximo es de 30 a 40 minutos. Para estar más tiempo, nos oxigenamos y vamos encadenando secuencias de concentración.

30. ¿QUÉ PUEDES HACER PARA AYUDAR A TU HIJO SI TIENE TDAH?.

Antes de entrar en este apartado me gustaría que leyeras lo que te muestro a continuación:

Carta de un hijo con TDAH

Lo más importante es que te sientas tranquilo/a y tengas paciencia y confianza. Si antes te has equivocado y crees que no lo has hecho bien, no te sientas culpable. Todos los errores se pueden enmendar.

  • Acepta que tu hijo/a tiene un problema. Aunque tenga TDAH, con la ayuda adecuada podrá desarrollar todo su potencial.
  • Mira sus puntos fuertes, su lado positivo, (todos los tenemos) y muéstraselos. Del mismo modo ayúdale a asumir sus limitaciones. Siéntete orgulloso/a de él.
  • Cree en él y dale la posibilidad de tener pequeñas responsabilidades en casa. De esta manera se sentirá útil.
  • Felicítale por sus éxitos, sin olvidar que lo que cuenta es el esfuerzo.
  • Busca la información que necesites para que entiendas bien las implicaciones del trastorno. De esta forma sabrás lo que tienes que hacer.
  • Intenta comprender cómo funciona su cerebro. Recuerda lo que cuesta realizar sus tareas. Apóyale con cariño y con firmeza, proporcionándole recompensas inmediatas, como ir al cine, invitarle a un helado o dándole puntos que podrá  cambiar  privilegios, (te explicaré como funciona este método un poco más adelante).
  • Si es muy impulsivo, sus compañeros pueden pensar que es un pesado y rechazarle. Puedes ayudarle a que descubra todo lo bueno que hay en él:
  1. Reconociendo el esfuerzo que hace para que le salgan bien las cosas. Hazle ver que te das cuenta de ello y valora su esfuerzo.
  2. Haciéndole saber que es una persona muy especial para ti.
  3. Diciéndole a menudo lo mucho que le quieres. No basta con que lo sepa. Tiene que oírlo. De esta manera se sentirá valorado.
  4. Utilizando mensajes positivos. En lugar de decirle que es un desordenado, dile que su habitación está desordenada. Así no dañas su autoestima y le haces ver que lo incorrecto es su conducta.
  • Busca a un profesional especialista en el tema para que le haga una buena evaluación.
  • No tengas miedo de llevarlo al neurólogo si el especialista te lo recomienda. Lo importante es que esté especializado en dificultades de aprendizaje. Podrá ayudar mucho a tu hijo.
  • Implica a tu pareja, de esta manera tendrás fuerza y te sentirás más motivado/a a llevar a cabo el tratamiento.


31. TÉCNICAS DE MODIFICACIÓN DE CONDUCTA.

Generalmente los niños que tienen TDAH suelen tener conductas desordenadas y un poco caóticas, que hacen difícil la convivencia familiar. Los métodos que funcionan con otros niños, no suelen funcionar bien con ellos. Las técnicas siguientes dan muy buenos resultados si tienes en cuenta una serie de reglas:

  1. Antes de empezar debes estar seguro/a de que serás constante, pues si abandonas antes de tiempo, se puede producir un efecto rebote.
  2. Al empezar enseguida verás cómo mejora y puedes pensar que puedes dejar de utilizar estas técnicas. Ten paciencia y no te precipites. Llegado el momento, se irán abandonando paulatinamente.
  3. Explícale las reglas del juego y no intentes cambiar varias conductas a la vez. Debes hacerlo de una en una. Empieza por la más fácil, como enseguida verás resultados, te sentirás motivado/a para continuar.
  4. Cuando decidas qué conducta quieres modificar en el niño, explícale lo que esperas de él y el premio que conseguirá y lo que pasará cuando la norma se rompa.
  5. Cuando le hables haz que te preste atención, para ello mírale de frente, ponte a su altura y mírale a los ojos. Dile lo que quieres con voz alta y tranquila. A continuación dile que repita lo que le acabas de decir. Así te aseguras de que te ha escuchado.
  6. Utiliza un sistema de puntos. Explícale que cada vez que realice la conducta que deseas, le darás un punto. Para que funcione tiene que quedar plasmado. Puedes hacer un cartel que puedes poner en un lugar visible, (la puerta del frigorífico por ejemplo). Cada vez que haga esa conducta, él mismo irá a poner el punto, (puede ser un gomet)
    1. Los puntos ganados no los puede perder si se porta mal después. Lo ganado, ganado está.
    2. Al principio es mejor que deba conseguir pocos puntos. Cuando los hayas ganado debe conseguir su recompensa ese mismo día. Si le has prometido ir a comer una hamburguesa y ha conseguido los puntos pactados, no le digas que iréis el fin de semana o mañana. La recompensa debe tenerla ese mismo día para que surta

32. LAS REGLAS SON:

  1. Incrementa las conductas deseables con refuerzo positivo. Generalmente prestamos atención al niño cuando se está portando mal y no nos damos cuenta de cuando está tranquilo, o en esos momentos no nos atrevemos ni a decirle nada. Como todos los niños quieren nuestra atención, se portará mal para que le hagas caso, aunque sea enfadándote con él. Felicítale inmediatamente cuando esté haciendo bien las cosas. Haz esto a menudo para que quiera seguir haciéndolo. Puedes utilizar:
    1. Alabanzas y premios. Debes utilizar un tono de voz cariñoso y agradable.
    2. Cuando se esté portando bien, dale un beso o hazle una caricia.
    3. Identifica las recompensas y privilegios que más le van a gustar. Si ha merecido un premio, dáselo siempre e inmediatamente para que la conducta apropiada se desarrolle de verdad.
    4. Sé paciente y no te preocupes si ves que el niño tiene altibajos, es normal. Continúa y verás como tendrás resultados.

No le hagas caso cuando se esté portando mal. En estos casos ignórale. Esto no le va a gustar nada y enseguida se dará cuenta de que sólo le haces caso cuando se porta bien

FUENTES UTILIZADAS.

  • Understood, (Dificultades de aprendizaje y de atención).
  • Asociación de Dislexia de Euskadi.
  • DISFAM. Asociación de Dislexia y Familia.
  • La Vanguardia Digital.
  • Blog “Gestionando Hijos”. Entrevista a María Soto Álvarez de Sotomayor.
  • Ponencia de José Ramón Gamo, Director pedagógico de CADE, (Centro de Atención a la Diversidad Educativa)
  • Educapeques. (Portal de educación infantil y primaria).
  • f.e.a.a. El niño con trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad. TDAH. Guía práctica para padres. Murcia: Lilly

Quiero terminar con la ponencia que Carles Capdevila dio para Gestionando hijos. Un blog que merece la pena visitar.

Ponencia de Carles Capdevila para Gestionando hijos