dislalia infantil

Dislalia. Como prevenirla y mejorarla

Publicado por

Publicado en 21 junio, 2018

Dislalia. Como prevenirla y mejorarla
5 (100%) 1 vote

Dislalia es la dificultad para articular determinados sonidos
sin que existan alteraciones sensoriales o malformaciones que lo justifiquen
La dislalia produce inseguridad e inhibición en los niños
¿Te gustaría saber cómo ayudar al niño que la padece?
Con este completo y divertido programa
podrás prevenirla y corregirla en casa

 

 

 

 

Los niños con dislalia sustituyen los sonidos que no saben pronunciar por otros o simplemente los omiten. Cuando no existe ninguna alteración que justifique este problema hablamos de dislalia funcional.

 

La dislalia pertenece a la categoría de los trastornos del habla.

Tipos de dislalias

La dislalia también puede producirse por:

  • Una malformación en los órganos que intervienen en el habla.
  • Trastorno neurológico.
  • No haber aprendido el movimiento correcto para producir el sonido.
  • Dificultad para diferenciar bien los sonidos que forman la palabras.

Hoy hablaremos de la dislalia cuando no existen alteraciones que justifiquen su presencia.

Veremos cómo prevenirla y lo que puedes hacer para ayudar al niño a hablar mejor cuando ya la presenta, sin embargo si  tiene importantes dificultades para pronunciar las palabras, debes consultar a un logopeda.

 dislalia

Esta entrada es una tercera parte.

La  1º, Trastornos del lenguaje. Cómo ayudar al niño, te enseña la base para comprender los trastornos del lenguaje:

  • Cómo detectarlos y lo que puedes hacer para  que el niño tenga un buen desarrollo del lenguaje.

En la 2ªTrastornos del lenguaje. Cómo ayudar al niño (II):

 

A qué edad se debe articular correctamente.

Decimos que un niño tiene algún tipo de dislalia si a partir de los cuatro años no pronuncia correctamente todos los sonidos.

A partir de los 5 años, si el niño no articula bien algún fonema, hay que consultar con un profesional. Ya no conseguirá hacerlo bien sin ayuda.

Es necesario pronunciar correctamente todos los fonemas para aprender a leer bien.

 Tipos de errores en las dislalias.

Los errores que el niño comete con más frecuencia son:

  • Omisión: no produce el sonido, (fonema) y se lo salta cuando dice una palabra que lo contiene.
    • Ejemplo: casa/-asa
  • Sustitución: En este caso sustituye el fonema que no pronuncia por otro que le resulta más fácil.
    • Ejemplo: casa/tasa
  • Distorsión: el niño pronuncia el sonido pero lo deforma, por ejemplo:
    • Transforma la /g/ en la gutural francesa
    • Convierte la /s/ y la /z/ en /ch/

Qué actitud debes tener si tu hijo tiene alguna dislalia

  • No comentes su problema delante de él. Puede dejar de hablar por sentirse avergonzado.

dislalia

  • No le hagas repetir el fonema que no articula bien. Si el problema se debe a que no coloca la lengua en el sitio correcto, al hacerlo afianzará su problema pues no lo hará bien.
  • Si tiene muchas dislalias y no sabes lo que quiere decir, trata de comprender el mensaje por el contexto. En este caso ponlo en manos de un profesional cuanto antes.

Hacer con él las actividades que te indicaré le ayudará a mejorar.

Requisitos necesarios para hablar correctamente

Para que el niño aprenda a articular correctamente las palabras  debe ser capaz de:

  • Mover bien los órganos que intervienen en la articulación.
  • Tener una buena respiración para hablar sin ahogarse.
  • Controlar el soplo para dosificar el aire cuando habla.
  • Darse cuenta de que las palabras están formadas por sonidos y saber reconocerlos y diferenciarlos.
  • Percibir el ritmo pues hablamos con ritmo y cada palabra tiene una secuencia rítmica diferente.

 Objetivos de este programa:

  • Prevenir la dislalia a través de juegos y canciones
  • Ayudar al niño que ya tiene alguna a hablar mejor

Actividades

Ejercicios de Relajación

Hay niños que son muy tensos y manifiestan la tensión en diferentes partes del cuerpo:

  • En la mandíbula.
  • Los labios.
  • Lengua.

A la hora de hablar, esta tensión hará que no coloquen la lengua en el sitio correcto o que aprieten los labios, de este modo el sonido no sale cuando debe.

Los ejercicios de relajación le ayudarán mucho, sea un niño tenso o no.

Dónde realizar las actividades de relajación

  • Busca un lugar tranquilo, libre de ruidos.
  • La temperatura de la habitación debe ser agradable.
  • Que no haya excesiva luz.
  • El niño llevará ropa cómoda y suelta.

Objetivo:

Aprender a relajar cada parte del cuerpo y hacerle consciente de aquellas que tienen tensión.

Qué actitud que debes tener

Propón los ejercicios como si fueran juegos. Imprime alegría, de este modo el niño se sentirá muy a gusto contigo y vuestro vínculo se reforzará.

Comenzamos con la:

Relajación Progresiva de Jacobson

Va a permitir al niño a darse cuenta de la tensión que tiene en algunas partes de su cuerpo para aprender a controlarla.

Fases de la relajación

1ª: Fase de tensión-relajación: tensionar y relajar diferentes músculos. De esta forma aprenderá a reconocer cuándo se tensa y se relaja.

2ª: Revisar mentalmente todos los músculos para comprobar que se han relajado.

3ª: Fase de relajación mental: pensar en una imagen agradable para permanecer relajados el máximo tiempo posible.

Cómo realizarla:

  • El niño estará sentado frente a ti. Tú le irás guiando para que haga lo que le vas a indicar.
  • Hazlo tú primero, serás su modelo. Así le resultará más fácil.
  • Cuando veas que lo ha comprendido, lo repetirá con los ojos cerrados.
  • Hará cada ejercicio tres veces durante unos segundos.

 

1º Arruga la frente…. relaja lentamente.

2º Abre los ojos lo más que puedas…..ciérralos lentamente.

3º Arruga la nariz…..relaja despacio.

 

4º Sonreír exagerando….relajar.

5º Presionar la lengua contra el paladar…..relajar.

6º Apretar los dientes notando cómo se tensionan los músculos a ambos lados de la cara y las sienes….. soltar lentamente.

 

7º Arrugar los labios como si quisiera lanzar un beso……relajar.

8º Flexionar hacia atrás la cabeza, lentamente…. volver a la posición inicial.

9º Mover la cabeza hacia adelante….  posición inicial.

 

10º Elevar los hombros como si quisiera tocar con ellos sus orejas, tensionando…. relajar.

11º Contraer un brazo apretando al mismo tiempo el puño, notando cómo se tensionan los brazos, antebrazos y manos…..relajar.

12º Repetir con el otro brazo.

 

13ª Con las piernas estiradas, dirigir la punta del pie hacia adelante, notando tensión en la pierna…. relajar.

14ª Contraer el tórax y el abdomen, notando la tensión… soltar.

15º Poner los brazos en cruz y llevar los codos hacia atrás para sentir tensión en espalda y hombros…. posición inicial.

 

16º Inspirar reteniendo unos segundos el aire en los pulmones. Hazle sentir la tensión que hay en su pecho…. Espirar lentamente.

17º Tensar las nalgas… muéstrale cómo quieren despegarse de la silla al hacer esto…. relajar.

 

Importante:

el niño aprenderá a relajar su cuerpo al sentir el contraste entre tensión y relajación. Enséñale a tensionar mucho y a soltar completamente.

 

2ª Fase: repaso de cada una de las partes del cuerpo, comprobando que siguen relajadas. Relajar aún más.

3ª Fase: Cerrar los ojos e imaginar una escena agradable.

Si ves que le cuesta entenderlo, invítale recordar una situación vivida que le haya gustado mucho. Ve hablando de todo lo que sucedió.

Por ejemplo la playa.

 

Ejercicios de respiración.

Objetivo

Enseñarle a respirar correctamente para articular todos los fonemas sin dificultad.

Utilizamos el aire que espiramos para hablar. Algunos niños lo expulsan con poca fuerza, o lo echan parcialmente por la nariz.

Algunos fonemas necesitan una espiración fuerte, por ejemplo la /r/ vibrante.

Materiales:

  • Hojas de papel. Puedes utilizar páginas de revistas, folios o papeles de colores.
  • Globos.
  • Pajitas.
  • Velas.
  • Papel de seda.
  • matasuegras.
  • Molinillos.

Cómo hacerlo

El niño aprenderá más fácilmente estos ejercicios jugando como te indico a continuación.

1ª Sentir cómo su tórax y abdomen se hinchan y deshinchan al tomar aire y expulsarlo

Pasos a seguir

  • Enséñale a hacer un barco de papel con las hojas que has seleccionado. Tú harás el tuyo y el niño el suyo propio.
  • Con el niño tumbado, propón el siguiente juego:
  • Hazle darse cuenta de que al tomar el aire, su tripa se hincha y vuelve a su posición cuando lo suelta.
  • Haz que coloque su mano en la tripa para sentirlo.
  • Cuando veas que lo ha entendido, coloca el barco de papel en su abdomen.
  • Al inspirar, el barco se moverá hacia arriba. Al espirar lo hará hacia abajo, como llevado por las olas.

 

Ejercicios de soplo:

Mediante el soplo dominamos la fuerza, dirección y frecuencia del aire que expulsamos.

Si controla el soplo, controlará el aire que necesita para cada uno de los fonemas, ajustándolo a sus características.

Importante

Tomará el aire siempre por la nariz y lo expulsará por la boca.

 

Actividades con globos:

dislalia

  • El primer paso es aprender a inflar globos.
  • Hazle ver cómo sus mejillas se inflan cuando coge el aire.
  • También que resulta necesario coger mucho aire y después soplar con fuerza para que el globo se infle.
  • Cuando consiga inflarlos proponle imaginar que está inflando un globo imaginario. Comprueba que sigue correctamente los pasos.

Con un molinillo de papel

  • Haz con el niño un molinillo de papel.
  • Enséñale a moverlo con el soplo.

Matasuegras y silbatos:

  • Estos objetos también le ayudarán a controlar el soplo.

Utilizando papeles de seda

  • Haréis trocitos de papel..
  • El juego consiste en hacer carreras soplando los trozos, que se colocarán en una mesa. Ganará el que antes llegue a la meta.
  • Hacer que su labio de abajo sobresalga y sople hacia su flequillo. Debe levantarlo con la fuerza del soplo.
  • Pégale en la frente una tira de papel que le llegue a la altura de la boca. Con su soplo debe levantarla y mantenerla así durante unos segundos.
  • Coloca trocitos de papel encima de la mesa. El niño debe tirarlos al suelo con la fuerza de su soplo.

Con pajitas

  • Pon agua con detergente líquido.
  • Se trata de hacer burbujas con la ayuda de la paja.
  • Puedes enseñarle a tomar líquido a través de la paja.
  • Trasvasar agua de un vaso a otro con la pajita.
  • Tomar agua con la paja, retenerla en la boca y soltarla con fuerza como si fuera una escopeta.
  • Reunir papeles de seda aspirando por la pajita.

Utilizando velas

  • Enciende una vela y enséñale a apagarla con la fuerza de su soplo.
  • Cuando lo haga bien irás alejando la vela progresivamente. Debe apagarla en todas las ocasiones.

Motricidad bucal

dislalia

Estos ejercicios le ayudarán a mover correctamente los órganos que intervienen en la articulación .

Es importante que aprenda a mover la lengua en todas direcciones. Para producir la /r/ vibrante, por ejemplo, debe ser capaz de subir la lengua y tocar los alvéolos dentales, (la parte que está situada detrás de los incisivos).

Nota

Hazlos delante de un espejo donde os veáis los dos.

  • Con los labios, enséñale a poner morro, (juntando los labios) y sonrisa estirándolos. Alterna las dos posiciones.
  • Pasar la lengua por el labio de arriba y de abajo.
  • Hacer lo mismo con los dientes de arriba y de abajo.
  • Relamer las muelas de arriba y abajo, tantos la de la parte derecha como las izquierdas.
  • Tocar el paladar con la lengua y después el suelo de la boca, sin mover la mandíbula.
  • Llevar la lengua hacia la nariz y hacia la barbilla.

Estos ejercicios les irá muy bien a los niños que no pronuncian correctamente la /r/. Una de las causas es que no saben elevar la lengua.

Relación entre la dislalia y la conciencia fonológica

La conciencia fonológica se refiere a la capacidad de darse cuenta de que las palabras están formadas por sonidos y ser capaz de reconocerlos. Hay niños que tienen dificultad en esto, de modo que el desarrollo de su conciencia fonológica no se realiza correctamente.

Para aprender a leer bien es importante tenerla bien afianzada. Los niños con dislexia, por ejemplo, suelen tener dificultades en este aspecto

Tanto si tu hijo o hija presenta alguna dislalia  como si presenta dificultades de lectura, los ejercicios que te presento a continuación  le irán muy bien.

Actividades para desarrollar la conciencia fonológica y la discriminación de fonemas

 

La conciencia fonológica permite jugar con las palabras, descomponerlas en sílabas y formar otras nuevas. Además es la base para entender que los símbolos gráficos representan a cada uno de esos sonidos.

Adivinanzas

Las adivinanzas te darán mucho juego. Puedes hacerlo de muchas maneras. El juego del «Veo veo» es estupendo:

  • Elige el fonema que quieres trabajar. Imagina que es la /m/. Puedes hacer que el niño la discrimine en distintas posiciones.
  • La consigna es: «Veo una cosita que empieza por /m/.

Si le dices «eme», a continuación haz el sonido de esa letra: «mmmm»

Una variante sería

  • «Veo una cosita que empieza por /m/ y termina por /a/, (mesa)
  • Si el niño tiene dificultad con esto lo puedes hacer más sencillo:
  • «Veo una cosita que empieza por /mey termina por /lla/, (mesilla).

Haz estas actividades primero tú. Recuerda que eres el modelo del niño.

El Ritmo

Las palabras tienen ritmos diferentes que vienen marcados por sus sílabas. Puedes enseñarle a identificarlos de la siguiente forma:

  • Elige dibujos de palabras con diferentes números de sílabas.
  • Trabajarás con cada una de ellas. Se las mostrarás al niño. Dirá el nombre del dibujo.
  • Pronuncia despacio, separando las sílabas, por ejemplo: «cam-pa-na». El niño dará una palmada por cada sílaba.

Palabras encadenadas

Es una manera estupenda de aprender a discriminar los sonidos.

  • Elige una palabra y di su nombre.
  • El niño dirá otra que empiece con la última sílaba de tu palabra.

Hoy terminamos aquí. Deseo que este artículo te haya resultado útil. Si tu hijo tiene alguna dislalia te animo a poner en práctica las actividades.

No olvides que si tiene más de una y ya ha cumplido los 5 años, debes pedir ayuda a un profesional.

Si tienes alguna duda, no dejes de contactarme. Te ayudaré con mucho gusto.

Autora: Inés Hijosa Lorenzo

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en Dificultades de Aprendizaje.

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

correo:mihijosa@gmail.com

telf: 607265044



AÑADIR COMENTARIO