Estrategia para educar a niños hiperactivos y no morir en el intento

Los niños hiperactivos pueden ser difíciles si no se conocen sus necesidades

Comprender la razón de sus comportamientos

 

Es fundamental para que den  lo mejor de sí mismos

 

Conoce las necesidades de los niños hiperactivos

Superhéroe hiperactivo en busca de gente que lo comprenda

 

Los niños hiperactivos pueden ser personas estables y equilibradas.

Aceptar las normas.

Aprender a controlar sus emociones.

Pueden desarrollar todo su potencial.

Conocer sus características en todas las etapas es imprescindible para guiarlos.

Por eso empezamos por la base.

Esta entrada es la 1ª parte.

Te hablaré de lo que debes saber para hacerlo muy bien. Te dejo el enlace de la 2ª parte, donde verás una técnica que te ayudará:

Cómo educar niños hiperactivos 2ª parte

 

La hiperactividad es una de las características del TDAH. Si quieres profundizar más en este tema, conocer su causa y los síntomas, entra en el siguiente enlace:

TDAH. Guía para padres

 

Características de los niños hiperactivos:

Puede tener todos estos síntomas al mismo tiempo o sólo uno de ellos.

  • Falta de atención
  • Hiperactividad
  • Impulsividad
  • Pueden tener dificultades en la relación con sus iguales por no saber controlar sus impulsos.
  • En ocasiones presentan trastornos de conducta, como:
    • No respetar los derechos de los demás.
    • Saltarse las normas establecidas.
    • Consumir alcohol y drogas al llegar a la adolescencia.

 

No todos los niños movidos, despistados  e impulsivos son niños hiperactivos.

Cómo saber si un niño es hiperactivo

El  DSM-5 nos dice:

  • Estas conductas deben ser desproporcionadas comparadas con su población de referencia.
  • Deben aparecer antes de los 12 años.
  • Afectar al menos dos ambientes distintos de su vida, (escolar, social o familiar).
  • Deteriorar significativamente su calidad de vida.
  • No debe estar causado por un problema médico, tóxico o psiquiátrico.

#DSM-5: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. Publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría

Los síntomas del TDAH cambian a medida que el niño va creciendo, no desaparecen.

 

Características de los niños hiperactivos en las distintas etapas:

Primera Infancia:

  • Puede tener dificultades para controlar sus impulsos.
  • Estar en movimiento continuo.
  • Gran dificultad para poner atención a lo que ve o a lo que escucha.
  • Tendencia a abandonar los juegos y las actividades antes de terminarlas.
  • Puede tener problemas con sus profesores, que tienen dificultades para controlar su conducta.

Educación Infantil:

En esta etapa, los niños hiperactivos pueden presentar los síntomas siguientes:

  • Dificultad para mantenerse en una tarea el tiempo preciso.
  • Juegos más inmaduros que sus compañeros.
  • Su impulsividad puede hacerles dar empujones a los demás, aunque no quieran hacer daño.
  • Dificultad para seguir las reglas que se han establecido en los juegos.

La respuesta por parte de sus profesores suele ser:

  • Castigos
  • Regañinas
  • Llamadas de atención.

Educación Primaria:

  • La falta de atención de los niños hiperactivos suelen producir dificultades de aprendizaje.
  • Su impulsividad les hace difícil tener amigos, conservarlos.
  • Pueden necesitar ayuda para realizar sus tareas escolares.
  • Tener dificultades para aprender a leer  y a escribir.
  • Olvidar las cosas que necesita para trabajar: cuadernos, libros…

Educación Secundaria:

  • El rendimiento académico de los alumnos hiperactivos en esta etapa probablemente es bajo.
  • Pueden tener grandes dificultades para controlar sus emociones.
  • No aceptar las normas establecidas por los adultos y oponerse a ellos.
  • Su comportamiento quizá haya dado lugar a expulsiones y castigos.

Todo esto puede producir en ellos un sentimiento de indefensión, que bajará mucho su autoestima.

Pueden sentirse fracasados.

Cómo evolucionarán los niños hiperactivos

Va a depender de:

La detección temprana. Cuanto antes se diagnostique, antes se tomarán las medidas oportunas.

Las áreas donde se presentan los problemas:

  • Cuando lo hacen en el área académica, el pronóstico es mejor.
  • Si se dan en la familia, (ambiente familiar caótico), la evolución es peor.

El apoyo familiar: El apoyo psicológico y control del estrés por parte de los padres.

 

Cómo actuar con los niños hiperactivos:

Tu estilo educativo como padre o madre influirá en su desarrollo emocional. Puedes profundizar en el tema en el siguiente enlace

Se trata de un documento publicado por la Junta de Andalucía que lo explica muy bien. Estilos Educativos y Parentales

Cosas que debes tener en cuenta:

El Afecto:

No siempre es fácil demostrarles cariño pues los niños hiperactivos pueden ser difíciles.

Es importante que tengas paciencia. Que lo aceptes como es.

Los niños hiperactivos que no sienten el afecto de sus padres pueden mostrarse agresivos.

El afecto tiene una influencia enorme en la prevención de estos comportamientos.

La disciplina:

Tener paciencia con ellos no quiere decir pasar por alto sus malos comportamientos.

La doctora Orjales nos dice:

Los niños hiperactivos necesitan:

  • Una familia con normas claras y bien definidas.
  • En un ambiente ordenado y organizado.
  • Sereno, relajante y cálido.
  • Que reconozca los esfuerzos que realizan.
  • Que los anime y no los sobreproteja.
  • Les ayude a situarse y organizarse.
  • Sin dejarse manejar por sus caprichos.
  • Que los enseñe a enfrentar sus problemas.

(Villar, 2001. p. 162)

 

La comunicación:

 La falta de comunicación con los hijos hiperactivos puede genera trastornos de conducta, como:

  • Consumo de drogas.
  • Faltar a clase.
  • Agredir a los demás.
  • Actos vandálicos.
  • Violación de las normas.

Supervisión del  desarrollo y la conducta de los niños hiperactivos.

Sobre todo entre los 11 y 13 años,  los protegerá de la aparición de problemas de conducta. Es necesario enseñarles a tomar pequeñas decisiones. De esta forma aprenderán a:

• Ser responsables.

•  Tener una buena imagen de sí mismos.

•  Prevenir los síntomas depresivos.

•  No desarrollar problemas de conducta.

 

No debes sobreprotegerlos.

Entendemos por «Sobreprotección» un estilo educativo:

  • Intrusivo
  • Excesivamente directivo.
  • Controlador
  • Protector

Un estilo educativo sobreprotector, sobre todo por parte de la madre, se relaciona con:

  • Un mayor nivel de delincuencia en la adolescencia.
  • Una mayor inmadurez.
  • Conducta inadaptada.
  • Ansiedad.
  • Malas relaciones con sus iguales.

(Heaven, 2004)

La Disciplina:

Los padres que tienen niños hiperactivos, suelen emplear un estilo disciplinario:

  • Más autoritario e impositivo.
  • Más severo y autoritario.

Los niños hiperactivos deben tener disciplina y afecto para ser emocionalmente equilibrados.

Si tu hijo es hiperactivo recuerda:

  • Aprobar y elogiar sus esfuerzos y triunfos.
  • Estar en armonía con él, (controlando tus emociones, dejándole espacio, respetándolo).
  • Controlarlo sin ser autoritario ni rígido.

Es decir, ejercer una disciplina:

  • Firme.
  • Estable.
  • Con un control que combine afecto y comprensión

Los efectos de este estilo educativo son:

  • Menor nivel de hiperactividad.
  • Menos comportamientos problemáticos.

Cuando los niños hiperactivos tienen mala conducta que va más allá de portarse mal no debes  dejar pasar el tiempo pensando que son cosas de la edad.

Detectarlo a tiempo es imprescindible para que sea una persona equilibrada.

¿Crees que tu hijo puede ser hiperactivo?.

¿Te preocupa su conducta o su marcha escolar?.

Si es así no dudes en consultarme. Te orientaré sin ningún compromiso.

Autora: Inés Hijosa Lorenzo 

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en Dificultades de Aprendizaje.

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

correo:mihijosa@gmail.com

telf: 607265044

Fuentes Consultadas:

Trenas, a. F. (2008). Estudio sobre los Estilos Educativos Parentales y su relación con los Trastornos de Conducta en la Infancia. Córdoba: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdoba

Asociación Americana de Psiquiatría, (2013). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos mentales, (5ª ed.). Arlington. V.A: American Psychiatric Publishing.

www.tdahytu.es

Villar, I. O. (2201). Déficit de Atención con Hiperactividad. Manual para padres y educadores.

Madrid. CEPE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *