Bajo Rendimiento Escolar por Inés Hijosa, profesora y pedagoga especializada en dificultades de aprendizaje infantil.

 La comprensión lectora es necesaria para aprender

La falta de comprensión lectora produce fracaso escolar

La comprensión lectora se puede desarrollar.

Esta entrada es la 2ª parte de Mejorar la comprensión lectora en niños 1ª Parte

En ella te mostraba cómo desarrollar la comprensión lectora en niños de 1º a 3º de Primaria

En ésta te enseñaré cómo hacerlo con niños de 4º a 5º de Primaria

Los niños con dislexia tienen dificultades de comprensión lectora.

Por eso este artículo forma parte del Manual Completo de Dislexia para padres

Te dejo el enlace por si quieres leerlo. Encontrarás toda la información que necesitas sobre este trastorno.

Si tu hijo no tiene buena comprensión lectora, es necesario que un profesional le haga un diagnóstico.

Sin embargo le puedes ayudar a mejorar.

Una buena comprensión lectora le ayudará a asimilar los contenidos

Estrategia para desarrollar la comprensión lectora.

Vamos a ir viéndolo punto por punto.

Este artículo recoge muchas de las ideas de José Luís Ramos y Fernando Cuetos:

  «Evaluación de los Procesos lectores: PROLEC», de la Editorial TEA Ediciones.

Te indico diferentes ejercicios para que sepas cómo puedes ayudarle.

  1. Discriminar formas. Buscar todas las figuras iguales a un modelo dado.
  2. Terminar dibujos incompletos.
  3. Presentarle una figura dentro de otra para que las diferencie, dando a cada una un color diferente:

(Percepción figura fondo).

  1. Identificar figuras que han rotado en el espacio.
  2. Presentarle dibujos para que encuentre en qué son iguales y diferentes.
  3. Emparejar figurar iguales.
  4. Actividades para desarrollar la conciencia fonológica. 

En la 1ª parte de este artículo te digo cómo hacerlo. Te dejo el enlace a continuación:

Mejorar la comprensión lectora en niños 1ª Parte

 La Ruta Léxica es necesaria para leer las palabras a golpe de primer vistazo.

Cuando lo hacemos, leemos con velocidad.

Si crees que tu hijo tiene dificultades en dicha ruta, es decir, lee despacito, silabeando:

Mira lo que puedes hacer para ayudarle a tener mejor comprensión lectora:

(La idea es ayudarle a memorizar las palabras más frecuentes).

  1. Selecciona las palabras que quieres trabajar, (no empieces con muchas a la vez).
  2. Escríbelas en tarjetas.
  3. Busca dibujos que las representen.
  4. Puedes hacer diferentes juegos, de manera que le presentes cada palabra con su dibujo.
  5. O que tenga que unir cada palabra con su dibujo correspondiente.

A medida que vaya trabajando con ellas:

Las irá memorizando y las incorporará a su almacén de palabras.

  1. Puedes presentarle cada dibujo y que busque la palabra que le corresponde o que la escriba.
  2. Así memorizará las palabras que se pronuncian igual, se escriben diferente y significan cosas distintas:

Debe trabajar con el par de palabras, junto con sus dibujos correspondientes.

Te muestro un ejemplo a continuación.

Por ejemplo, imagínate que quieres trabajar con «hola»

Con estas actividades va a adquirir comprensión lectora

«ola»

Son palabras homófonas: suenan igual pero son cosas diferentes.

Aprenderá a escribirlas más fácilmente si le presentas la palabra con su dibujo.

Puedes hacer frases con ellas para que vea la diferencia.  Por ejemplo:

La ola tiene 7 metros de altura.

Me encontré con Enrique y le dije hola

Todas las palabras trabajadas puedes dejarlas durante un tiempo en algún sitio.

De este modo que podrá verlas a menudo y las memorizará pronto.

Cuando las dificultades se deben a:

  1. No comprender cómo se organizan las palabras en la oración, (las estructuras gramaticales).
  2. No interpretar adecuadamente los signos de puntuación.

Mira lo que puedes hacer para ayudarle a desarrollar la comprensión lectora:

Prepara actividades basadas en juegos:

Son mucho más divertidas, despiertan la creatividad y le resultará más atractivas.

Prepara ejercicios que tengan oraciones con estructuras diferentes.

He encontrado un blog que me encanta.

Aquí puedes encontrar muchas ideas. Se llama El blog de Carmen Andreu Gisbert .

Actividades de Comprensión Lectora

Verás que tiene numerosos ejercicios que te pueden dar muchas ideas.

Carmen es profesora de Lengua y Literatura del IES Mihuel Catalán de Zaragoza.

Los ejercicios de Ordenar palabras para formar frases   puedes completarlos así:

  1. Una vez que haya formado las frases, hazle ver dónde están el sujeto y el predicado.

Cuando lo tenga claro, puede subrayar cada uno de un color:

 Por ejemplo, el sujeto rojo, el predicado azul.

  1. También puede completar oraciones en las que faltan diferentes elementos:

el sujeto, el verbo, el objeto, las palabras funcionales…

 

Por ejemplo:

Pedro …………………..un libro

…………….come una manzana

Al pastor lo………..los lobos

El ladrón es…………….por el policía

Puedes preparar ejercicios para que Complete oraciones con diferentes estructuras.

Te pongo un ejemplo:

Un pastor fue atacado por………………..

(F. Cuetos, 2002)

Si al escribir no coloca correctamente los signos de puntuación:

Resultará difícil comprender lo que quiere expresar.

Esto es importante, pero a la hora de presentar trabajos o hacer exámenes escritos, fundamental.

Esto es lo que puedes hacer:

  1. Preséntale un párrafo corto con los grupos sintácticos bien diferenciados:

Los signos de puntuación muy grandes, (exagerados).

Así se dará cuenta de que existen en el texto, que tiene que pararse ante ellos.

Aprenderá a utilizarlos si repites este ejercicio a menudo.

2. Léelo tú primero, parando un largo largo ante los puntos y las comas:

  Exagera las admiraciones y las preguntas. Luego lo hará él.

3. Puedes grabarlo para que se escuche y llegue a automatizarlo.

Otra variante sería:

 Preparar en cuadraditos de cartulina los diferentes signos de puntuación:

Puntos, comas, interrogaciones, exclamaciones.

Igual que antes:

Preséntale un párrafo corto con los grupos sintácticos bien diferenciados.

Sin signos de puntuación.

Deja los espacios.

La consigna: que lea el texto y cuando vea el espacio, parar y pensar qué símbolo debe colocar.

Adquirir comprensión lectora es el último proceso, quizá el más difícil.

Para ello es necesario:

  1. Saber extraer el significado.
  2. Tener los conocimientos previos sobre el tema objeto de estudio.
  3. Recordar lo leído.
  4. Saber hacer inferencias, (deducir lo que puede ocurrir).

Qué puedes hacer si ves que el niño falla en alguno de estos procesos:

Si no comprende bien lo que lee, puede ser debido a diferentes causas:

  1. No saber distinguir las ideas principales de las secundarias:

En este caso puedes ayudarle haciéndole preguntas sobre el texto, que habrá leído en silencio.

♦ ¿Quién interviene?

♦ ¿Qué sucedió?

♦ ¿Por qué?

♦ ¿Dónde ha sucedido?.

También ayudarle a encontrar las ideas principales y que las subraye, haga un esquema, etc.

2. No sabe encontrar la idea principal:

Lee el texto con él y que después te lo contará con sus propias palabras.

Estas son las ideas para que le ayudes a adquirir una buena comprensión lectora:

Puedes utilizar textos de artículos periodísticos.

En sus titulares sintetizan la idea principal.

Puedes taparle el titular. El leerá el artículo y pondrá su propio título.

Luego comprobará si coincide con el del periódico

3. Si la falta de comprensión se debe a falta de conocimientos previos sobre el tema:

Cuando sucede esto estudian de memoria. Lo que se estudia de memoria se olvida pronto.

Puedes preparar ejercicios como los siguientes:

Explícale de un modo general de qué va el tema. Así podrá relacionarlo con lo sabe sobre él.

Leer el título y que te diga lo que sabe ello.

Encontrar las palabras o frases clave y explicárselas.

Ayúdarle a encontrar información previa en textos más sencillos, (de cursos anteriores).

Todo esto le ayudará a adquirir los conocimientos básicos que le faltan.

4. No recuerda lo que acaba de leer.  Sólo se acuerda de detalles superficiales:

Una vez que ha leído el texto pídele que cierre el libro y que te cuente lo que acaba de leer.

Puedes ayudarle haciéndole preguntas concretas:

¿Quienes intervienen?

¿Cómo actúan?… Que enumere los detalles, que cuente cómo es cada personaje.

Puede representar mediante imágenes lo que acaba de leer, (lo puede dibujar o hacer un cómic).

Para ello debe seguir los siguientes pasos:

Seleccionar lo más importante que debe recordar: sucesos clave, personajes…

A continuación, lo representará mediante imágenes.

Si ves que sólo recuerda lo que pasó al final, puedes ayudarle a establecer un orden:

♦ Lee el texto con él para identificar cada una de las partes:

Inicio, parte central, desenlace.

♦ Una vez que las haya identificado, puede hacer un pequeño resumen de cada una de ellas.

♦ Una vez que ha aprendido a hacerlo, realizará esta tarea solo.

Importante: Cuando resuma los textos, hazle ver que resumir no es volver a contar todo.

Debe decir sólo las ideas principales.

5. No sabe hacer inferencias. Este es el proceso más difícil de adquirir:

Saber hacer deducciones y comprender lo que está implícito en el texto.

Puedes ayudarle de la siguiente forma:

Hazle ver que la lectura tiene un doble objetivo:

  1. Obtener información.
  2. Utilizar los conocimientos que tenemos sobre el tema para comprenderlo.

Hazle preguntas sobre el texto cuyas respuestas no se encuentren en él.

Enséñale a anticipar lo que es probable que suceda, cuando está leyendo:

Que te cuente lo que piensa que va a suceder.

Que te justifique su respuesta.

En un momento de la lectura, sin avisar, tápale le página que está leyendo.

Dile que trate de adivinar cómo sigue la historia.

Con estas estrategias verás cómo tu hijo irá adquiriendo una buena comprensión lectora.

Por hoy terminamos aquí.

¿Te ha resultado útil este artículo?.

Si es así y crees que puede ayudar a alguien más, compártelo en las redes sociales

Autora: Inés Hijosa Lorenzo 

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en dificultades de aprendizaje

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

mihijosa@gmail.com

telf: 607265044

(Fuente: Cuetos, R. R. (2002). Evaluación de los Procesos lectores: PROLEC. Madrid: TEA Ediciones)

Fracaso escolar: ¿qué lo produce?

 

  • Concepto de fracaso escolar.

  • ¿A qué puede deberse?

  • Qué puedes hacer para ayudar al niño con fracaso escolar.

 

 

Fracaso escolar es un término discutible» dice el profesor Álvaro Marchesi:

Catedrático de psicología de la Universidad Complutense de Madrid en su informe sobre el fracaso escolar en España

Me gustan mucho las razones que da para poner en entredicho este concepto:

  1. Transmite la idea de que el alumno «fracasado» no ha progresado prácticamente nada en sus años escolares.
  2. Ofrece una imagen negativa del alumno, afectando a su autoestima y confianza para progresar en el futuro.
  3. Esta imagen negativa afecta al centro escolar, alejando del él a alumnos que podrían hacerlo mejorar.
  4. Centra el problema del fracaso escolar en el alumno, olvidando la responsabilidad que tienen otros agentes:
    1. Las condiciones sociales.
    2. La familia.
    3. El sistema educativo.
    4. La propia escuela.
qué hacer ante el fracaso escolar

¿El alumno es el único culpable de su bajo rendimiento escolar?

Marchesi nos dice:

Consideramos que los alumnos con fracaso escolar son aquellos que al finalizar la enseñanza obligatoria no han adquirido los conocimientos necesarios para desenvolverse satisfactoriamente en la vida social, laboral o para continuar estudiando.

 

El perfil intelectual del profesor Marchesi es muy interesante.

Puedes leerlo en el siguiente enlace Álvaro Marchesi

Es coordinador del proyecto de integración de alumnos con necesidades educativas especiales en la escuela normal

Cuando esto sucede es necesario buscar la razón de dichas dificultades.

Cuando los padres se dan cuenta de que algo no marcha bien, pueden sentirse un poco perdidos.

Si tu hijo tiene fracaso escolar, quizá te surjan un sinfín de preguntas:

¿Qué debo hacer?

¿A quién preguntar?

¿Encontraré ayuda en el colegio?

¿Conseguirá mi hijo alcanzar el nivel de los demás?.….

 

Contenidos que encontrarás en este post:

  1. Todos los niños necesitan que sus padres crean en ellos.
  2. Las dificultades más frecuentes que desembocan en fracaso escolar.
  3. Los derechos del niño con dificultades de aprendizaje.
  4. Qué hacer cuando el niño tiene fracaso escolar.
  5. Características de diferentes dificultades que te ayudarán a identificarlas:
    1. Dislexia.
    2. TDAH.
    3. Trastorno del Espectro Autista.
    4. Trastorno específico del lenguaje, (TEL).
    5. Discapacidad intelectual límite.
    6. Los trastornos de conducta.
    7. Cómo actuar ante los problemas de conducta.
  6. ¿Qué puedes hacer cuando el niño con fracaso escolar suspende en verano?

1.Todos los niños necesitan que sus padres crean en ellos.

Los niños que tienen fracaso escolar también.

Todos los padres necesitan saber actuar para que sus hijos desarrollen su potencial.

El fracaso escolar no se debe sólo a una causa

Todos los niños necesitan ser aceptados, sean cual sean sus características, para ser emocionalmente estables

Sea cual la dificultad que el niño presente, sus padres deben tener la certeza de que logrará desarrollar su potencial.

2. Las dificultades más frecuentes que desembocan en fracaso escolar.

Cuando existe fracaso escolar podemos encontrarnos con las siguientes dificultades de aprendizaje:

« Dislexia o la dificultad para aprender a leer correctamente.

« Discalculia. Dificultad para el correcto aprendizaje de las matemáticas.

« TDAH: Déficit de Atención, hiperactividad e Impulsividad.

« Discapacidad Intelectual Límite. Capacidad intelectual que se encuentra por debajo del promedio.

« Trastornos del espectro autista. Niños que se relacionan, comunican y comportan de un modo diferente.

« TEL. Trastorno específico del lenguaje. Niños con problemas para expresarse a través del lenguaje.

En el vídeo siguiente podrás ver al Doctor Soutullo, jefe de la unidad de psiquiatría de la Clínica de Navarra.

Nos habla de algunas de las causas que pueden provocar fracaso escolar.

3.Los derechos del niño con dificultades de aprendizaje.

Tienen derecho a las mismas oportunidades de aprender que sus compañeros.

Derechos que Unicef recoge en la Declaración de los Derechos del Niño.

En el siguiente enlace puedes acceder al documento Los Derechos del Niño

¿Qué quiere decir tener igualdad de oportunidades para aprender?.

Que se acepten sus diferencias:

Son los contenidos los que tienen que adaptarse al niño, no el niño a los contenidos.

4. Qué puedes hacer si el niño tiene fracaso escolar:

Empieza a actuar.

« No lo demores pensando en darle tiempo. Cuanto antes lo hagas, menos lagunas de conocimientos tendrá.

« Habla con sus profesores para que te digan cómo lo ven en el aula.

« Busca ayuda profesional.

5. Características de diferentes dificultades que te ayudarán a identificarlas:

Para averiguarlo  es necesario pasarle una serie de pruebas.  Permitirán hacer un diagnóstico correcto.

Sin embargo te doy algunas pistas. Así podrás hacerte una idea general.

Importante: Los siguientes puntos no son válidos para hacer un diagnóstico.

Un diagnóstico fiable requiere realizar una evaluación neuropsicológica

Síntomas que deben ponerte alerta:

« El niño no termina de aprender a leer.

« Lee pero no comprende bien el texto.

« No recuerda la información leída.

« Tiene muchas faltas de ortografía y mala letra.

« Se inventa las palabras cuando lee.

« Se come letras cuando escribe o junta las palabras.

« Ha aprendido a hablar tarde.

« Le cuesta pronunciar algunos sonidos cuando habla…..

Si esto sucede, quizá tenga algún grado de Dislexia 

A continuación puedes ver un vídeo donde un profesor explica a sus alumnos qué es la dislexia.

Fragmento de una película hindú. Es muy interesante. Espero que te resulte útil

Lo he encontrado en el canal de María Lluisa Ferrerós

Si observas que:

« Es muy distraído. Le hablas y no parece escucharte.

« Ha aprendido lo que tenía que estudiar pero al día siguiente no lo recuerda.

« En los exámenes se deja preguntas sin contestar y dice que no se ha dado cuenta.

« Al hacer las tareas de matemáticas, se olvida de los signos o confunde unos con otros.

« Es muy impulsivo. Responde sin reflexionar.

« Interrumpe continuamente a los demás cuando están hablando.

« Le pides que haga varias cosas y malamente recuerda alguna……

« Le cuesta aceptar las normas. Te desafía.

Puede tener el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, TDAH

Te gustará el siguiente vídeo. Lo he encontrado en el canal de tdahytu.

Se titula Ponte en su lugar y habla de cómo se sienten los niños que padecen este trastorno.

Si observas comportamientos como:

« Fracaso en iniciar o responder a interacciones sociales.

« Disminución en intereses, emociones o afectos compartidos.

« Contacto visual y lenguaje corporal anormal.

« Dificultades para comprender y utilizar los gestos.

« Falta de expresión facial y de comunicación no verbal.

 « Dificultad para imaginar juegos.

« Elevada angustia ante pequeños cambios….

Puedes encontrarte ante el trastorno del espectro autista.

En el siguiente enlace puedes encontrar los criterios diagnósticos del espectro autista según el dsm 5.

Autismo. Criterios diagnósticos DSM 5

Y el siguiente vídeo trata del testimonio de unos padres con un hijo que tiene este problema.

Todo su sufrimiento hasta descubrir qué le ocurría a su hijo.

 Cuando:

« Con 3 años prácticamente no dice ninguna palabra.

« Es difícil entenderlo cuando habla.

« Le cuesta mucho aprender palabras nuevas.

Quizá tu hijo tenga el Trastorno específico de lenguaje: TEL

Para que puedas comprender el alcance del trastorno, te muestro el fragmento que aparece en el manual de Atelma

Atelma: Asociación de padres con Trastorno específico de lenguaje de Madrid

“Pablo es un niño alegre. Tuvo una evolución normal, dijo papá, mamá, agua.

Hasta los 2 años que comenzamos a preocuparnos porque parecía que estaba sordo.

Fue un largo peregrinaje de médicos, y psicólogos hasta que nos dieron el diagnóstico a los 4 años. “

Si observas alguno de los siguientes síntomas:

« Le cuesta comprender órdenes fáciles.

« Tiene dificultades para comprender las reglas sociales.

« Le cuesta pensar lógicamente.

« Tiene dificultades para resolver problemas fáciles para su edad.

« Tardó en sentarse o caminó más tarde de lo considerado normal.

Puede que tu hijo tenga Discapacidad Intelectual Límite.

El vídeo siguiente, de la Asociación Adisli, encontrarás una explicación breve sobre este problema

Adisli es una de las Asociaciones de apoyo a las personas con Discapacidad intelectual Límite. Está en Madrid.

el niño con fracaso escolar se siente perdido

Los niños con fracaso escolar dejan de creer en sí mismos

Los niños con fracaso escolar suelen tener una autoestima muy baja.

« Sus continuos fracasos.

« El desconocimiento que sus profesores tienen de sus dificultades.

« Los problemas que les causa su impulsividad:

  • Malas relaciones sociales
  • Regañinas continuas….

Les van haciendo perder la confianza en sus posibilidades.

Además pueden desarrollar trastornos de conducta.

Pueden tener factores genéticos que les predisponen  a ello.

Por ejemplo, los niños que tienen TDAH suelen ser muy impulsivos:

  •  Responden sin reflexionar
  •  No saben controlar sus emociones:
  • Cuando se enfadan, les cuesta no «perder los papeles». Consecuencia:
    • Sus amigos se cansarán de él.

Este comportamiento y las reacciones del entorno, pueden desencadenar trastornos de conducta

Te señalo algunas conductas que pueden considerarse síntomas de este problema:

12 a 18 meses Empujar o golpear para conseguir algo
18 a 24 meses Pueden aparecer conductas hostiles o agresivas hacia otros
30 a 36 meses Aparece la agresividad verbal y las amenazas
36 a 48 meses Repertorio de conductas obstinadas e intransigentes
5 a 6 años Problemas de atención. Crueldad con los animales. Oposicionismo. Mentiras. pequeños hurtos…

Fuente: psicodiagnosis.es

Puede pensarse que un niño tiene un Trastorno de Conducta cuando:

« Insulta verbalmente.

« Es desobediente por costumbre.

« Menosprecia a los demás.

« Presenta conductas agresivas importantes.

¿Cómo actuar ante los problemas de conducta?.

El comportamiento de los niños depende de la manera de actuar de los padres.

Los niños adquieren las conductas en base a las consecuencias que sigan a sus actos.

Las reacciones que siguen a la acción del niño, harán que ésta se repita en un futuro o no.

Si las consecuencias son agradables para el niño, la repetirá.

Si no le gustan las consecuencias, no la volverá a repetir.

Para corregir las malas conductas podemos utilizar diferentes técnicas:

Una de ellas es la «Modificación de Conducta»Es decir:

« Eliminar las conductas inadecuadas para que el niño adquiera conductas más adaptadas»

Fuente: www.enciclonet.com

Te voy a explicar esta técnica invitándote a ver dos vídeos estupendos. Verás cómo aplicar esta técnica en casa.

Lo he encontrado en el canal El Conductista.

En el primero aprenderás a encontrar las razones del mal comportamiento del niño.

En el segundo, cómo corregir esta situación.

 No dejes de ver el siguiente.

¿Qué te han parecido?.

Esta técnica da buenos resultados en caso de conductas pataletas y berrinches, desobediencias…

Es decir, conductas que influyen de un modo negativo en el ambiente familiar, pero no son graves.

Cuando se trata de problemas más serios es necesario ponerse en manos de un profesional.

Y siempre que sientas que la situación se te escapa de las manos Consulta con un experto.

No debes olvidar que los niños aprenden por imitación:

Si cuando se porta mal pierdes fácilmente la paciencia y le hablas a gritos.

Te cuesta controlar tus emociones y te exaltas frecuentemente….

Antes de cambiar el comportamiento del niño debes aprender a reconocer tus emociones e intentar controlarlas.

6. ¿Qué puedes hacer cuando el niño con fracaso escolar suspende en verano?

Cuando el niño suspende en verano no resulta fácil disfrutar de las vacaciones.

Pueden surgirte mil dudas:

¿Cómo organizo las vacaciones?.

¿Y los tiempos de estudio?.

Si tu hijo termina el curso con algún suspenso, quizá tengas que cambiar planes de vacaciones.

Dedicarte más tiempo y te resulte complicado encontrar momentos de ocio para ti

¡Mira lo que puedes hacer para ayudarte!:

Primero:

Haz un mapa conceptual que contemple:

  •  Tu disponibilidad de tiempo y dinero.
  •  Las personas que te pueden ayudar.

En la web de Educación 3.0 puedes encontrar herramientas para hacer mapas conceptuales.

Aquí te dejo el enlace 20 apps para crear mapas conceptuales

Este conocimiento te resultará muy útil para que tu hijo aprenda a crearlos llegado el momento.

Le ayudará a estudiar mejor.

Segundo:

Planifica las horas que el niño va a dedicar a estudiar.

Si tu hijo tiene que estudiar en verano, se sentirá desilusionado, posiblemente culpable por la implicación familiar

Su autoestima, la confianza en sí mismo se verán muy afectadas.

Es importante que dedique un tiempo a realizar alguna actividad que lo motive.

Verás que se mostrará más receptivo.

Puedes elegir opciones como las que te indico:

 « Ten en cuenta sus gustos. Observar sus puntos fuertes te ayudará.

  • Si le gusta el deporte o si es movido, busca para él una actividad de este tipo.

Hacer deporte genera endorfinas, la hormona del bienestar. Le ayudará a sentirse bien

  • Puedes preguntar en el ayuntamiento de tu ciudad.

Seguro que organizan actividades de este estilo para el verano.

  • Apuntarle a natación, a jugar al pádel, fútbol, etc.

En Infocop Online, hay un artículo muy interesante que habla de esto.

(Revista editada por el Consejo General de la Psicología de España).

La actividad física mejora el aprendizaje y el rendimiento escolar

  • Negocia con élDile que si aprovecha bien la semana, dedicaréis un día a hacer algo que le guste mucho.
  • Si es pequeño, ir con vosotros a algún sitio divertido le encantará.
  • Si es mayor, que tendrá un tiempo para estar con sus amigos, puede ser una buena idea.
  • Puedes enseñarle a hacer experimentos, será divertido para los dos.
El fracaso escolar puede mejorar si le ayudas

Hacer experimentos puede ser un buen punto de partida para iniciar las tareas escolares

Dedicarle un tiempo que no tenga nada que ver con el estudio fortalecerá vuestra unión.

Disfrutaréis mucho.

  • Si es posible, busca la ayuda de un profesional que pueda ocuparse de trabajar con el niño.

Para ayudarte a ti:

Por muy ocupado/a que estés reserva un espacio para ti.

Si no puede ser cada día, que tenga lugar un día a la semana.

Pide ayuda a los abuelos si el niño es pequeño y no puedes dejarlo solo.

Si no es posible, tal vez puedas ponerte de acuerdo con una amiga en tu misma situación.

O contratar los servicios de un estudiante de tu confianza que pueda estar un par de horas con él.

Piensa en cosas que te gusten o diviertan.

Si no es posible, ten un objetivo que no tenga que ver con el niño.

Eres padre o madre pero también una persona con ilusiones.

Si no sabes lo que puedes hacer, escribe todas las cosas que te gustaría llevar a cabo.

Te ayudará a encontrar ideas estupendas.

Si no sabes cómo ponerlas en práctica, en la web hay muchos tutoriales que te pueden ayudar.

He encontrado una web que me ha gustado mucho.Te dejo el enlace 14 ideas para hacer en casa ahora mismo

En planetahuerto.es he encontrado cómo  puedes aprender a hacer un huerto urbano con tu hijo.

Me parece genial. Aquí te dejo el enlace. El huerto urbano con niños

Lo importante es planificarse bien y no permitir que el exceso de trabajo te deje sin fuerzas antes de empezar.

No permitas que el desánimo pueda contigo.

Tienes una gran fuerza interior que te ayudará a conseguir lo que te propongas.

Tener un hijo con fracaso escolar puede hacer que saques lo mejor de ti.

En la entrada del blog que te indico a continuación encontrarás más actividades para hacer con el niño.

No se trata únicamente de actividades divertidas. Son juegos que le ayudarán a desarrollar su inteligencia.

Juegos infantiles que mejoran la inteligencia 

¿Te ha resultado útil este artículo?.

¿Tienes un hijo o una hija con fracaso escolar?. Si es así no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Te indicaré de qué problema puede tratarse sin ningún compromiso

Fuentes Consultadas:

Ullastres, Á. M. (2003). El fracaso Escolar en España. Madrid: Madrid Alianza.

Villodres, L. M. (2010). El Fracaso Escolar en Educación primaria. Temas para la Educación , 12.

http://www.deletrea.es/

Autora: Inés Hijosa Lorenzo

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en dificultades de aprendizaje

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

correo:mihijosa@gmail.com

telf: 607265044

Las dificultades de Aprendizaje afectan a gran cantidad de alumnos.

En un artículo publicado en  La Vanguardia digital podemos leer:

Cada aula española tiene al menos dos niños con trastornos de aprendizaje

Aquí tienes el enlace por si quieres leerlo.

 

Las dificultades de aprendizaje engloban diferentes trastornos:

  • Dislexia
  • Disgrafía
  • Discalculia
  • Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad
  • Discapacidad Intelectual límite

Los alumnos que las padecen se enfrentan a importantes retos, entre otros:

  • La incomprensión de algunos profesores por falta de formación, (afortunadamente está aumenando el número de docentes con amplios conocimientos en este aspecto).
  • Baja autoestima debido a sus continuos fracasos.
  • Las burlas de sus compañeros.

Mi objetivo de hoy es hablarte de cómo el ejercicio les puede ayudar a mejorar.

Investigadores como Brisswalter, McMorris, Sproule nos dicen que realizar un ejercicio físico moderado mejora:

  • La velocidad de procesamiento de la información.
  • La atención selectiva.
  • La memoria a corto plazo.

En nuestro país destacan las investigaciones realizadas por:

Fernando Gómez Pinilla, neurocientífico de la Universidad de California.

El equipo de David Costa, psicobiólogo de la Universidad de Barcelona.

Fernando Mora, catedrático de fisiología humana de la Universidad Complutense de Madrid y Catedrático adscrito de la University of Iowa.

Mora nos habla de un estudio realizado con un millón de suecos. Sus autores observaron los efectos que les produjo practicar deporte entre los 15 y los 18 años:

  1. Obtuvieron mejores notas en los exámenes relacionados con la comprensión verbal.
  2. El pensamiento lógico.
  3. Y 50 años más tarde demostraron tener mejores habilidades durante el envejecimiento que aquellos que no hicieron deporte en su juventud.

Los estudios se han realizado con técnicas de laboratorio avanzadas no invasivas de neuroimagen, (resonancia magnética o electroencefalograma).

Las investigaciones se efectuaron con alumnos que realizaron ejercicio físico intenso y moderado.

Comprobaron que en ambos casos mejoraba su rendimiento escolar después de haberlo practicado:

Efectos del deporte en el cerebro:

Aumento del nivel de ≠Catecolaminas cerebrales, responsables de la sensación de bienestar, (McMorris et al. 2003).

≠Catecolaminas son neurotransmisores producidos durante la actividad física. Entre ellas se encuentran la adrenalina y la dopamina.

Mayor flujo sanguíneo en las regiones cerebrales, con mas aporte de oxígeno y mejoras de los procesos cognitivos.

Ondas cerebrales más activas, con aumento de la actividad cerebral y mayor conectividad neuronal en:

  • El lóbulo frontal.
  • Giro cingulado anterior.
  • Corteza parietal

Se trata de las regiones involucradas en las tareas cognitivas específicas, (Merege et al, 2012).

Aumento del flujo sanguíneo cerebral, con gran influencia en el rendimiento cognitivo.

Fernando Gómez Pinilla observó que la contracción de los músculos produce la liberación de una serie de substancias químicas en el cerebro,  que favorecen las conexiones entre neuronas y protegen a las células de ciertos daños.

Entre todas esas sustancias destaca una a la que han llamado BDNF:

Su función es esencial durante el proceso de formación del sistema nervioso.

Esta molécula está implicada en el aprendizaje de las personas. Si aumentan los niveles de BDNF en nuestro cerebro, mejora la capacidad de aprendizaje.

El equipo de David Costa, del Instituto de Neurociencias de la Universitat Autònoma de Barcelona, investiga cómo se relaciona la actividad física con la cantidad de BDNF en el cerebro y la capacidad de aprender.

Nos dicen que el ejercicio representa un «tratamiento natural» que hemos perdido a lo largo de la evolución. Las personas nos hemos vuelto más sedentarias.

Concluyen diciendo:

Realizar ejercicio físico, agudo o moderado, mejora las funciones cognitivas:

  • Memoria
  • Atención
  • Resolución de problemas

Si deseas saber qué tipo de deporte le conviene a tu hijo o hija ten en cuenta lo siguiente:

♦ No a todos los niños les gusta hacer deporte. Considera sus preferencias, sus características y lo que se le da mejor o peor.

Si el niño tiene TDAH:

Los deportes menos indicados son el fútbol y el baloncesto.

  • Requieren de sentido táctico, de estructuración y orden, que no suelen tener los niños con este trastorno.
  • Les cuesta mucho perder, hecho que puede provocar ataques de rabia y otros comportamientos inadecuados o físicamente agresivos.

Los más indicados: los deportes individuales:

  • Los deportes individuales como la natación, el salto, lucha libre, artes marciales, (Kárate, taekwondo), tenis son mejores para ellos.
    • Tener un contacto directo con sus entrenadores les ayuda a concentrarse.
    • Se trata de deportes individuales y al mismo tiempo sociales, pues con frecuencia son entrenados en grupo. Sólo el esfuerzo y la instrucción son individuales.
    • En las artes marciales el profesor instruye más que entrena y demuestran gradualmente al niño cómo hacer algo paso a paso. Hay poca opción para la distracción.
    • El uso de rituales en las artes marciales, (reverenciar al instructor), beneficia a los niños con TDAH. Por un lado automatizan dicho comportamiento. Por otro, les ayuda a incorporar rituales en otras áreas de sus vidas.

Los deportes en equipo:

Sin embargo, si al niño con TDAH le gusta practicar deportes en equipo, prueba a ver cómo le va.

Si sabe seguir las reglas del juego, acepta que unas veces se gana y otras se pierde y lo ves ilusionado, ¡adelante!. Dale la oportunidad de practicarlo.

Deseo terminar con un vídeo del programa Redes. Es un poco largo pero te animo a que lo veas.

Podrás escuchar a Fernando Pinilla hablando sobre este tema tan interseante.

Deseo que esta información te haya resultado útil.

Fuentes Consultadas:

Zayas, E. R , (2011): Efectos de la Actividad Física en niños con Déficit de Atención con Hiperactividad. Caracas: Universidad Metropolitana.

Dr. Riquelme- Uribe, C.S, (2013): Ejercicio físico y su influencia en los procesos cognitivos. Revista Motricidad y persona nº 13, p. 69-74

Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad

 

Por qué no aprende como los demás. Te preguntas si tu hijo tiene dificultades en el aprendizaje.

 

Por qué no aprende si trabajas tanto con él, puedes pensar cuando la situación te llega a agobiar.

He decido escribir este post debido al profundo cansancio y desesperanza de numerosas madres y padres que me han consultado, agotados del largo peregrinaje que han realizado para ayudar a sus hijos.

Han hablado con los profesores, consultado con un psicólogo, con el orientador del colegio. Incluso han visitado al neuropediatra quien, en ocasiones, ha recetado medicación.

Con todos estos pasos, muy bien dados por ciertos, es de esperar que el niño vaya mejorando poco a poco. Pero no siempre ocurre así. ¿Por qué?. ¿Qué es lo que está fallando?.

No es fácil conocer qué tipo de dificultad tiene un niño cuando no adquiere los conocimientos como está previsto. ¡No es fácil pero sí posible!. Con una buena evaluación.

Me centraré en explicarte qué tipo de evaluación le deben realizar.

¿A qué me refiero cuando digo evaluación?: A analizar todos los aspectos implicados en el proceso de aprender..

Te voy a hablar de la evaluación más básica. La evaluación debe analizar al menos lo que indico a continuación.

1.  El desarrollo de la capacidad intelectual. Se trata de una prueba que debe comprobar:

  • La inteligencia del niño o niña en ese momento, analizando:
    • Cómo procesa la información a través del lenguaje, (entender órdenes, completar tareas, razonar cuestiones matemáticas sin lápiz ni papel, responder a preguntas de cultura adquirida a través del medio ambiente, etc).. En una palabra. Su comprensión verbal.
    • Cómo realiza actividades relacionadas con imágenes visuales, (entre otras cosas, rompecabezas, salir de laberintos, completar figuras, matrices…). Es el razonamiento perceptivo, (visual y espacial).
    • La capacidad de retener en la memoria información, a largo y a corto plazo: La memoria de trabajo.
    • Su capacidad de completar tareas en un tiempo dado, (velocidad de procesamiento de la información).

El análisis de todos estos aspectos nos permite conocer 4 cosas:

  1. La capacidad intelectual verbal. (cómo comprende el lenguaje).
  2. Intelectual visual y espacial, (Razonamiento perceptivo). Es decir, cómo comprende los mensajes que no requieren lenguaje. Este aspecto permite comprender los símbolos matemáticos, aprender las grafías que corresponde a cada una de las letras, etc. Cuando no se encuentra bien desarrollado, el niño puede tener muchas dificultades.
  3. Memoria de trabajo. Nos permite retener la información de los temas que estamos estudiando. Importantísimo para enlazar unos conocimientos con otros.
  4. La velocidad con la que procesa la información y da la respuesta correcta. La rapidez o lentitud en procesar la información y es capaz de dar la respuesta correcta.

Todos estos aspectos permiten saber cuál es la capacidad intelectual global, que no es la única importante.

A continuación, analizaremos su madurez lectora: cómo lee y comprende lo leído.

 Es necesario analizar todos los aspectos implicados en la lectura: velocidad, precisión, etc.

No podemos olvidarnos de su escritura: análisis del  trazo, (precisión), capacidad de escribir palabras al dictado, ortografía, etc.

Analizando estos aspectos también tenemos información de su capacidad de atención. Pero lo ideal es abarcar más áreas.

De esta forma conoceremos mejor sus puntos fuertes y débiles y será más fácil preparar un programa de ayuda.

Las áreas a las que me refiero son:

La motivación del niño, su autoconcepto, autoestima, su capacidad para relacionarse con los demás, su empatía, comportamiento.

Ten en en cuenta que un niño con dificultades de aprendizaje, suele tener poca autoestima. No cree que lo pueda conseguir

También es importante saber cómo lo perciben los profesores y vosotros los padres.

Una vez realizada la evaluación, el profesional que la ha hecho debe explicártela con todo detalle. Todo debe quedarte muy claro:

Además, las consecuencias de las dificultades del niño a corto y a largo plazo, cómo le afecta en las diferentes áreas de aprendizaje.

Las posibilidades que tiene de aprender, a pesar de las  dificultades detectadas.

Además debe sugerir hacer un seguimiento de su evolución.

En el estudio de su perfil intelectual pueden salir diferentes resultados, dependiendo de cada niño, pero hay dos aspectos que deseo tengas muy claros:

Si el área de Comprensión Verbal sale más baja que el área de Razonamiento Perceptivo, (el visual y espacial), (el evaluador sabe cuando es importante esta diferencia):

El niño posiblemente tendrá dificultades que se pondrán de manifiesto a partir de 2º de Primaria y afectarán a la comprensión lectora, entre otras cosas.

A partir de este curso se supone que ya es un lector experto Tiene que comprender la información que lee, hacer deducciones y realizar tareas, cuyas explicaciones se le ofrecen a través de la lectura.

A medida que vaya avanzando de curso, estas dificultades irán aumentando.

Si sale más baja el área de razonamiento perceptivo, tendrá dificultades con las matemáticas, el aprendizaje de la lectura y la escritura.

Si recuerdas, para aprender a leer, tiene que ser capaz de memorizar los símbolos gráficos, su orientación en el espacio, etc. Lo mismo sucede con los símbolos matemáticos. Puede tratarse de una dislexia.

Quiero insistir en la importancia de estos aspectos para que sepas lo que debes buscar. Que conozcas lo que debes pedir al evaluador. Si algo no te queda claro, pregunta si problema.

Quiero terminar diciéndote algo más: todos los niños tienen derecho a que se tengan en cuenta sus características. Tienen derecho a que se le adapten las enseñanzas.

No se puede pretender que un niño con dislexia adquiera los conocimientos leyéndolos. Existen herramientas maravillosas en el mercado para que consiga este aprendizaje.

Tiene derecho a que el colegio adapte sus aprendizajes. De esto te hablaré en otra entrada muy pronto.

No debes conformarte si el colegio le exige realizar los exámenes igual que a los demás, o estudiar de la misma manera.

En el BOE del 1 de marzo de 2014 se puede leer lo siguiente:

«Para que el alumnado con necesidad específica de apoyo educativo al que se refiere el artículo 71 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, pueda alcanzar el máximo desarrollo de sus capacidades personales y los objetivos y competencias de la etapa, se establecerán las medidas curriculares y organizativas oportunas que aseguren su adecuado progreso.

Se establecerán las medidas más adecuadas para que las condiciones de realización de las evaluaciones se adapten a las necesidades del alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo».

Aquí te dejo el documento oficial para que puedas leerlo con calma BOE

Deseo que este artículo te haya resultado útil.

Me encantará que te animes a dejar un comentario. ¿Te atreves a romper el hielo?. Te espero.

Más ejercicios para aprender a leer te muestra actividades que podrás aplicar fácilmente

 

Más ejercicios que te ayudarán a que el niño inicie con éxito el aprendizaje lecto escritor.

Se trata de la segunda parte del post  Cómo aumentar la capacidad lectora del niño.

Aquí puedes leerlo si quieres, puesto que es el principio.

En ella te mostraba una serie de actividades para potenciar las competencias lingüísticas de tu hijo o hija.

En esta segunda parte te indicaré más ejercicios, fáciles y divertidos, que podrás aplicar cómodamente.

Es importante que recuerdes que debes plantearlos en torno al juego.

De esta manera el niño aprenderá haciendo, motivado. Además, siempre se quedará con ganas de más.

Hoy te voy a presentar actividades que consisten en repetir series de palabras, rimas y poesías después de haberlas escuchado.

Edad: de 3 a 6 ó 7 años.

 He encontrado un vídeo muy bonito, (enhorabuena a los creadores),  para que lo puedas utilizar. Se llama «Rimas para niños en español», de Kids TV Español Latino.

Verás que tiene muchísimas canciones para que puedas utilizarlo para actividades diferentes.

Visualízalo tú primero para saber lo que contiene.

Puedes escoger la canción que más te guste para hacer las actividades que te propongo a continuación.

Objetivos:

  • Pronunciar correctamente las palabras de su vocabulario básico.
  • Pronunciar correctamente palabras que tengan sílabas directas, (consonante seguida de vocal) e inversas, (vocal seguida de consonante).
  • Pronunciar correctamente palabras que contengan sinfones, (dos consonantes seguidas de vocal).

Actividades:

  • Haz una preparación previa de las actividades.
  • Escucha la 1ª canción que cuenta la historia de la «araña Wuinsi» que se cae de la tubería a causa de la lluvia.
  • Prepara la situación diciendole con emoción e intriga: «Vamos a ver la historia de la araña Winsi. ¡Ya verás lo que le pasó».
  • Os sentaréis a verlo juntos.
  • Visualizarla unas cuantas veces para aprenderos la canción.
  • Cantadla y al mismo tiempo, bailad y moveros. Intenta dramatizar la situación.

Cuando dice , «a la tubería subió», mueve tus manos como si estuvieras trepando.

Cuando dice, «viene la lluvia y la tira de la tubería» , rodaréis por el suelo.

«Sale el sol…..»  os levantáis del suelo, estirad los brazos y hacéis como que subís de nuevo….. seguro que tú tienes ideas más creativas… adelante, atrévete. Lo importante es que el niño entienda la historia y la disfrute a través de su cuerpo.

Elige dos palabras representativas de este juego. Por ejemplo, «araña» y «lluvia».
Con ellas puedes hacer diferentes actividades.

  • Empieza a trabajar con la primera. Recuerdale la historia, (cuéntasela). Pregúntale si sabe lo que es una araña.
  • Si lo sabe, ayúdale a describirla: cuantas patas tiene, cómo es su cabeza, su tamaño…..etc
  • Si no lo sabe, muéstrale dibujos y a continuación la describís.
  • Dile que cierre los ojos y con ellos cerrados, vais diciendo cómo es, para que pueda imaginársela.
  • Pide que la dibuje, (un dibujo muy sencillo). Si no lo hace, ayúdale. La cabeza, el cuerpo, las patas.
  • Una vez que esté hecho, dibujáis la lluvia.
  • Escribe los nombres de ambas.
  • Coloca los dibujos en un lugar visible.

Esto te dará pie a muchas actividades. Adivinanzas que le propones, cuya respuesta sea «araña» o «lluvia».

Que memorice la canción.

A partir de las dos palabras elegidas, haced frases que las contengan. Por ejemplo:

«La araña Winsi se subió a la tubería, vino la lluvia y se cayó».

Podéis construir la misma frase en presente  y en futuro. No importa que no sepa hacerlo.

Constrúyela tú primero y el la repetirá.

Cuando lo hagas en pasado,  dí: «ayer»… la araña Winsi se subió a la tubería y se cayó».

En futuro: «mañana…La araña Winsi se subirá a la tubería, vendra la lluvia y se caerá».

En presente: «hoy….»»La araña Winsi se sube a la tubería, viene la lluvia y se cae».

Prepara actividades con palabras que contengan sinfones.

En el vídeo hay una de un autobús que dice: «la gente del bus va «bla, bla, bla» por toda la ciudad».

Si no sabe pronunciar el sonido /bla/, emplea el siguiente truco:»que diga «bala», insertando la /a/, primero despacio y luego más rápido, verás que suena /bla/, (mira cómo suena para la palabra «blusa», por ejemplo: «bulusa»).

Puedes prepara actividades del estilo de la anterior.

También podéis inventar palabras nuevas:

Con sentido: «Blas, Blasa, blusa, bloque…»

Sin sentido: «bloto, blepo…» etc.

Proponle dibujar cosas a los que poner tanto los nombres con sentido como sin sentido:

por ejemplo, un animal que se llame Bleto.

Enséñale a hacer frases con estos nombres: «Bleto va al campo y se encuentra con…»

Puedes hacer lo mismo con otras palabras que tengan sílabas inversas, (por ejemplo, «alcón», «arpón».

Si no sabe pronunciar la /r/ fuerte, debes elegir otra palabra que no la contenga.

No le fuerces a pronunciar este sonido. No sabe hacerlo porque no coloca la lengua en el sitio correcto, (para hacerlo la lengua tiene que subir y colocar la punta en los alveolos superiores). No se puede forzar este aprendizaje.

Busca la ayuda de un logopeda. Si lo haces tú y no lo consigues, harás que memorice una posición de la lengua errónea y luego será más difícil corregirlo.

Si ves que no pronuncia bien la /r/, mira si sabe subir la punta de la lengua hacia el paladar. Si no sabe, puedes ayudarle con actividades como la siguiente:

  • Pon algo dulce, (que le guste) en el labio superior. Dile que se lo lama.
  • Que se pase la lengua por los dientes superiores. Si no sabe, repite la misma operación.

Con este tipo de actividades, planteadas siempre a modo de juego, le ayudarás a sentir y darse cuenta de dónde debe colocar la lengua para pronunciar la /r/.

Ayúdale a expresar lo que siente en cada momento. Si ves que le cuesta, hazlo tú primero.

Puedes aprovechar las diferentes actividades para decir cómo te sientes, si te gustan , te diviertes, etc…

Recuerda que los niños aprenden por imitación.

Deseo que este post te haya resultado útil. Si pones en práctica alguna de las actividades propuestas, te animo a que comentes cómo ha resultado tu experiencia.

Leer es una actividad en la que muchos niños tienen dificultades a pesar de tener una buena inteligencia.

Leer es imprescindible para poder adquirir los conocimientos.

Cuando los niños tienen dificultades en este proceso, tener éxito en su trayectoria escolar será complicado.

Si te preguntas cómo puedes ayudar a tu hijo/a a leer mejor, a continuación te muestro una serie de recursos que te van a orientar.

Míralos con atención, entra en ellos y prueba cómo funcionan. Son programas que combinan imágenes, sonidos, animaciones y música. Es una forma divertida de aprender:

En  educaplanet puedes encontrar apps y juegos educativos que se instalan en el ordenador o en el ipad. Se trata de aventuras que le pueden ayudar a aprender. Ten en cuenta  que debes estar con tu hijo/a para guiarle y enseñarle a utilizarlo. Además así podrás ver cómo va avanzando.Tiene distintos niveles .

En tu blog tecnológico podrás encontrar aplicaciones educativas que también están diseñadas para el aprendizaje lector. Por ejemplo el método de escritura Ludiletras, para niños de entre 3 y 6 años. El ABC Kit, para el nivel inicial y otros que te van a gustar.

En Portal Programas hay programas para aprender a leer que se pueden descargar gratis. Están dirigidos a niños de Educación Infantil y primer ciclo de primaria.

Para los niños más mayores, katamotz es un programa libre y gratuito que me parece muy interesante. Tiene distintas actividades para mejorar el proceso lector.

En Orientación Los Pedroches he encontrado un procesador de texto gratuito, (ADAPRO), orientado a niños con dislexia. Usa pictogramas y un teclado virtual.

En Orientación Andújar puedes encontrar recursos educativos gratuitos tanto para leer como escribir mejor. Te va a encantar pues hay mucho donde elegir.

Deseo de verdad que esta información te resulte útil. Si quieres ayudarle a aprender a leer o a mejorar su lectura, puedes combinarlos con los los ejercicios sobre papel que te indico en mi artículo Cómo se Aprende a Leer

 Enséñale a leer mejor con las estrategias que te voy a indicar

 

Los aprendizajes se realizan fundamentalmente a través de la lectura. No tenerla bien afianzada puede hacer que el niño tenga fracaso escolar.

 

Te mostraré cómo puedes ayudarle a mejorar y a convertirse en un lector experto.

 

Enséñale a leer mejor comprendiendo los procesoso que están implicados en su aprendizaje. Te resultará fácil


Puede ayudarte leer, en primer lugar, Cómo se aprende a leer. Una vez que sepas si está fallando en algún proceso,  podrás elegir los ejercicios más adecuados entre los que te presento a continuación.

En este artículo nos centraremos en ejercicios para desarrollar las dos rutas que utilizamos para leer.

En el próximo veremos cómo ayudarle a tener una buena comprensión lectora.

Veíamos que existen dos rutas diferentes para leer:

La Ruta Fonológica, que nos permite convertir cada letra en su sonido. Así podemos leer las palabras desconocidas.

La Ruta Léxica o Directa. La utilizamos cuando reconocemos la palabra porque ya la hemos leído muchas veces. Para leer con velocidad.

Si vemos que el niño no tiene bien desarrollada la Ruta fonológica, tenemos que preparar ejercicios que le permitan afianzarla.

Si recuerdas, se trata de que aprenda que el habla se segmenta en sonidos. Además que esos sonidos los representamos a través de las letras.

Te muestro una serie de ejercicios que le pueden ayudar:

Trabajar con rimas: Le presentamos una palabra, por ejemplo «Sol» y tiene que encontrar otra que rime con ella, por ejemplo «col».

Al principio puede costarle un poco encontrar palabras. Pero verás qué fácil.

Corta cartulinas en cuadrados, ni muy grandes ni muy pequeños. Si el niño no lee muy bien, al principio hazlo sólo con dibujos.

Pega en cada una de las cartulinas dibujos cuyos nombres rimen y otras que no lo hagan. Si las puede leer, escribe las palabras.

Ve diciendo en alto el nombre de cada una, (léelas tú primero). El niño las repetirá.

Explícale en qué va a consistir el juego. Coger una palabra, leerla en alto o decir su nombre y encontrar otra que rime con ella.

También puedes decirle una serie de palabras, («salón», «televisión», «jamón») para que descubra lo que tienen en común.

Se las puedes decir hablando y haciéndole ver las cartulinas donde las habrás escrito.

Señalar la palabra diferente, (la que no pega): preparamos palabras que tengan la primera y la segunda letra iguales:

«pan», «paz», «par» y de repente presentamos una,  «mal», que ha cambiado.

Debe descubrir lo que ha cambiado.

Podemos hacer lo mismo con el sonido intermedio: «tan», «mas», «sol», bar»

O el sonido final: «mar», «dar», «gas», «par»

Jugar a decir palabras de distinta longitud: (mesa, televisión, sol, casa…etc), separarlas en sílabas dando palmadas,  cantando o con ritmo.

El objetivo es que se dé cuenta de que las palabras se segmentan en sílabas.

Decir frases y jugar a separar en palabras, igual que antes, con palmadas, cantando o con ritmo.

Hacer lo mismo presentándole las palabras escritas.

Para hacerle ver que las palabras están compuestas por letras y que al cambiar una, tenemos una palabra diferente:

Podemos jugar con letras manipulables para formar palabras nuevas, Para ello bastará cambiar una letra. Por ejemplo:

«mesa», «misa», «pesa», «pisa»….

También podemos añadir una letra a unas palabras y que vea cómo se convierten en otras diferentes. Por ejemplo:

«ana», «sana», «aro», «caro»

Si la dificultad del niño es que no consigue memorizar cómo suena cada letra podemos ayudarle de la siguiente manera:

Dibuja las letras del abecedario en cartulinas, pero hazlo de manera que recuerden cómo deben pronunciarse. Por ejemplo:

Si se trata de la «b», dibújala con forma de bota, al lado, más pequeña, dibuja la «b» correctamente.

La «m» con la forma de una montaña. Esto le ayudará a recordar cómo suenan.

Colócalas en un sitio de su habitación, de modo que pueda verlas continuamente, a la altura de sus ojos cuando está trabajando. Le ayudará a memorizarlas.

 

Verás que a medida que vaya dominando las reglas de conversión letra-sonido, leerá las palabras de un tirón, ganando velocidad.

Para recupara la Ruta Léxica o Directa:

Tener desarrollada esta ruta nos permite leer con velocidad y poder distinguir las palabras homófonas:

Son las palabras que suenan igual pero que se escriben diferente y tienen un significado diferente. Por ejemplo:

«abría» de abrir, y «habría», del verbo haber.

Si vemos que es esta ruta la que no está bien desarrollada, los ejercicios siguientes le pueden ayudar:

Primero debes elegir las palabras con las que quieres trabajar. Deben ser palabras en las que falla.

Busca dibujos que las designen y pégalos en cartulinas.

Existen juegos educativos de este estilo, pero si lo haces tú, el niño te puede ayudar. Eso le va ayudar a memorizar las palabras y a que el trabajo le guste más.

Preséntale también las palabras homófonas juntas, con el dibujo de cada una, para que las memorice.

Con ellas podéis hacer muchos juegos que le permitan ir memorizándolas visualmente. Cuando las encuentre a la hora de leer, las va a reconocer y las leerá a golpe de primer vistazo.

Cuando veas que el grupo de palabras que has elegido ya lo domina, prepara otro y trabaja de la misma forma.

Puedes incluir las palabras del grupo anterior de vez en cuando para afianzar su reconocimiento.

Este tipo de ejercicios los puedes hacer leyendo, tal como te he explicado y escribiendo.

La idea es que el grupo de palabras que esté trabajando, primero los lea y luego los escriba.

Puedes hacerle un pequeño dictado de las palabras, individuales hasta que veas que las domina y luego formando frases.

Ten paciencia, ve despacio. Debes darle su tiempo, no presionar. Cada niño tiene su ritmo y hay que respetarlo. De lo contrario rechazará trabajar contigo.

En la web Educación3.0, que te presentaré en otro artículo, he encontrado el Cuadernillo de trabajo de la Asociación de Dislexia de Jaén. Su autor es Raúl Álvarez Alejo. Me ha gustado muchísimo por la cantidad de ejercicios que presenta para que puedas a ayudar a tu hijo a mejorar en su lectura.

Fuentes Consultadas:

 (F. Cuetos, B.R, (2002). PROLEC. Madrid: TEA Ediciones)

 Comprueba si comprende lo que lee. Así podrás ayudarle si lo necesita

 

 

Si tu hijo tiene dificultades de aprendizaje, adquirir una buena comprensión lectora le ayudará a mejorar

 

Este post es la continuación de Cómo se aprende a leer. Te dejo el enlace por si quieres empezar por el principio.

 

Comprueba que tiene una buena comprensión, es decir, que entiende la idea global del texto. Para  ello recordemos los procesos implicados en este aprendizaje

Procesos Perceptivos: cuando leemos nuestros ojos realizan una serie de movimientos dirigiéndose hacia las palabras y las frases.

Este movimiento no se realiza de un modo regular a lo largo de la línea de lectura.

Vamos yendo de izquierda a derecha, (movimientos sacádicos), parándonos en algunos puntos, (fijación).

Así podemos extraer la información y orientación de las letras y el significado de las palabras que se han formado.

Para poder hacer todo esto es importante tener adquiridas una serie de habilidades visuales que se van desarrollando desde que nacemos.

Me gusta mucho la explicación al respecto que he encontrado en la página web  del Centro de Terapia Visual Skeffington, La visión, un conjunto de habilidades

Tenerlas bien desarrolladas es imprescindible para poder reconocer, entre otras cosas,  la forma y orientación de las letras.

Si el niño tiene dificultades de aprendizaje, una de las revisiones recomendadas es la valoración, no sólo de su agudeza visual, si no de todos estos aspectos.

Pueden ser los causantes de sus dificultades.

¿Cómo puedes saber si tu hijo tiene un desarrollo inadecuado de los movimientos oculares?. Fíjate si tiene alguno de estos síntomas.

— Invierte las letras cuando escribe.

— Se salta de línea cuando lee.

— Omite letras, palabras o frases.

— Lee muy lentamente y no comprende lo leído.

— Relee las palabras varias veces, (vuelve hacia atrás).

— Mueve excesivamente la cabeza cuando lee.

— Repite las palabras.

Hasta hace muy poco, cuando un niño tenía dificultades en la lecto escritura, se pensaba que que su percepción visual no era adecuada.

Que no era capaz de identificar la forma, dirección y trazo correcto de las letras.

El tratamiento consistía en ejercicios para desarrollar esta capacidad.

Sin embargo, las investigaciones más recientes muestran que cuando un niño confunde letras simétricas, (b, d), o altera el orden de las letras en una palabra, (escribe «pal» en lugar de «pla», por ejemplo).

Lo que ocurre es que no tiene bien memorizados los sonidos, (fonemas) que le corresponden a cada letra, (grafema).

También han comprobado que cuando un niño hace muchas regresiones, (vuelve hacia atrás para leer lo que ya había leído)

Se debe a que no  tiene bien consolidada la ruta léxica, (reconocer a golpe de primer vistazo las palabras más frecuentes)

O porque no comprende bien lo que lee.

Si el niño no ha entendido bien lo que acaba de leer, vuelve hacia atrás.

En mi anterior artículo, cuando te hablo de la Ruta Fonológica, te explico cómo se adquiere este proceso.

Procesos léxicos: se refiere a las operaciones que se hacen cuando se empieza el aprendizaje lector.

Saber leer significa identificar las letras que componen las palabras y comprender su significado. Este conocimiento se adquiere poco a poco:

Al principio se va recordando cómo suene cada letra y se va construyendo la palabra, (Ruta Fonológica).

A medida que leemos, vamos memorizando las palabras que más se repiten hasta que las reconocemos a primera vista y ya no tenemos que decodificarlas.

Leemos a golpe de primer vistazo, (Ruta Léxica o Directa).

Procesos Sintácticos: en este caso se refiere a la capacidad de comprender cómo se relacionan las palabras de una oración emtre sí.

Puedes pensar que tu hijo lee bien las palabras aisladas, pero es necesario que compruebes dos cosas:

Que reconoce las palabras y sabe lo que significan.

Que entiende cómo se organizan en la oración.

Tienes que comprobar que entiende el mensaje que nos quieren transmitir, aunque tengan estructuran diferentes.

Te lo explico con un ejemplo:

En la oración «El lobo atacó al perro», decimos que el primer sustantivo, «El lobo», es el sujeto.

El segundo, «el perro», es el objeto de la acción que expresa el  verbo.

Si cambiamos el orden de las palabras:

«El perro fue atacado por el lobo»  o añadimos otras palabras,  «Al perro le atacó el lobo».

Fíjate cómo  cambia el orden de la acción.

Hay niños que tienen grandes dificultades para entender las frases cuando se cambia el orden de las palabras.

Hay otro aspecto importante que nos ayuda a entender los papeles sintácticos que desempeñan las palabras.

Son los signos de puntuación. 

Cuando hablamos hacemos pausas y empleamos diferentes entonaciones que nos ayudan a entenderlo.

Cuando escribimos, esto lo representamos a través de los signos de puntuación.

Si escribimos todas las palabras seguidas, sin poner signos de puntuación, no podremos entender lo que leemos.

Debes comprobar también que tu hijo se para ante los puntos y las comas y que interpreta adecuadamente los signos de interrogación y de admiración.

Procesos semánticos: una vez que hemos sido capaces de hacer todo esto:

Reconocer las palabras, relacionarlas entre sí y comprender el mensaje que nos transmiten, lo añadimos a nuestro almacén de conocimientos.

Este proceso se realizará con éxito depediendo de nuestra riqueza de voculario, que nos va a permitir comprender lo que significan las palabras.

Depende también de los conocimientos sobre el tema que ya tengamos.

Si no sabemos nada sobre el tema y no comprendemos el voculario que utiliza, no podremos aprendelo.

Procesos inferenciales: Este apartado es muy importante. Ser capaz de hacer deducciones de lo que se lee, incluso de añadir la información que no aparece.

Te pongo un ejemplo. Si lees la frase:

«Mamá quería hacer fajitas para cenar, pero cuando sacó los ingredientes que necesitaba, se dio cuenta de que no tenía pimientos».

Tenemos que deducir lo siguiente:

Miró dentro del frigorífico para ver si tenía todo lo que necesitaba.

Se dio cuenta de que le faltaban los pimientos.

Tuvo que tomar una decisión. O ir a comprarlos o cambiar de cena.

De todos los procesos este es el más complejo. Para que se desarrolle bien, es necesario tener bien afianzados:

El proceso de extracción del significado  y el de integración en la memoria.

Es muy importante que te des cuenta de si tu hijo hace esto cuando lee.

Saber hacer deducciones y tener en cuenta las diferentes posibilidades le ayudará a afianzar los conocimientos y a tener éxito en sus estudios.

Si te fijas, las preguntas que aparecen en los ejercicios que les mandan en el colegio no requieren de inferencias.

Todas las preguntas que les hacen se contestan dando respuestas literales.

Por ejemplo, si leen, «María iba al jugar al parque todos los días al salir del colegio», observa como las preguntas son de este estilo:

«¿A dónde iba María todos los días?».

Son preguntas que se pueden responder utilizando la memoria, no hace falta reflexionar, deducir. De esta manera no se desarrolla esta capacidad tan importante.

En el próximo artículo te hablaré de otro aspecto muy importante:

«Cómo ayudar a que tu hijo tenga una mejor comprensión lectora».

Fuentes:

Cuetos, R. R. (2002). Evaluación de los Procesos Lectores: PROLEC. Madrid: TEA Ediciones

Jiménez, V. A. (2011). Procesos Implicados en la Lectura. Innovación y Experiencias Educativas nº 39, 1-11


 Mi hijo tenía dificultades de aprendizaje

¿Te gustaría conocer los pasos que fui dando hasta que conseguí ayudarle?.

Te cuento la historia.

Mi hijo tenía 8 años y me entregaba su boletín de notas sin mirarme a la cara. Había suspendido Lengua, Inglés, Conocimiento del Medio…. debajo aparecía una nota de su tutora:

«Al niño le cuesta llevar el ritmo de la clase. Es el último en terminar sus tareas. Sus profesores dicen que se distrae continuamente….”

Al ver la carita de mi hijo me sentí mal….Yo era profesora, la orientadora del colegio. Me había dado cuenta de que el niño estaba teniendo dificultades….de hecho ya le supervisaba…..pero quería darle un tiempo….

Quiero decirte que a mis hijos nunca les gustó que les ayudara con los deberes. Yo   era mamá, no su profe.

Empecé a pensar, ¿estoy haciendo mal las cosas?. Realmente el niño tardaba mucho en hacer sus trabajos….

Hablar con su tutora no me dejó más tranquila. Toda la culpa parecía del niño:

Que no se esforzaba lo suficiente, que era muy listo, pero muy vago, que no tenía interés….Me recomendó ponerle un profesor particular.

Le pedí un poco de paciencia y ayuda, que los profesores lo tuvieran un poco más cerca, que no le pusieran tantos deberes. ¿Será el momento de ver si tiene alguna dificultad de aprendizaje?, le pregunté.

Ella me dijo:

“¡Qué dificultad va a tener!. A tu hijo no le pasa nada. Sólo es un poco vaguete. En cuanto se ponga las pilas aprobará”. ¿Qué te parece su respuesta?.

A  mí no me gustó. No podía dejar que las cosas siguieran así.

Desde ese día en cuanto el niño llegaba a casa y merendaba, me sentaba con él y le ayudaba a hacer sus tareas.

¿Sabes?, no era fácil. Además de los deberes, traía lo que no le había dado tiempo a terminar en el colegio…. imagínate…Me sentí agobiada. Trabajé todos los días con él.

Lo peor era el inglés. Tenía que estudiar de memoria un montón de palabras. Cuando las escribía, cambiaba unas letras por otras o se las comía.

Además la profesora le hacía copiar muchas veces las palabras en las que fallaba. Una tortura.

Terminaba de trabajar agotado. Y luego a la ducha, a cenar deprisa y a dormir que al día siguiente había que madrugar.

Te preguntarás si las notas del niño mejoraron….. poco, la verdad. ¿Y mejoró en el colegio?. tampoco.

Los profesores seguían quejándose de su lentitud.… y además se le veía muy triste…..

Normal…antes, cuando se acostaba   le contaba un cuento. Hablábamos. Ahora no había tiempo de nada.

¿Y sabes lo peor?. Este ritmo me agotaba y tenía menos paciencia con él. Me desesperaba su lentitud y su desgana….. le regañaba. Empecé a sentirme como una bruja.

Fui de nuevo a hablar con sus profesoras. No fue muy bien. Verás lo que les propuse para sus tareas de casa:

Que en lugar de 5 sumas, 5 restas, 5 multiplicaciones, dos problemas… fueran 2 de cada y un problema… así acabaría antes, mejoraría su autoestima por conseguir terminar….y era suficiente para repasar.

¿Sabes cuál fue su respuesta?. Que no podía ser… sería injusto para los demás…. todos tenían que ser iguales…..no se podían hacer excepciones.

Me enfadé…. ¡si mi hijo ya no estaba siendo igual que los demás!. Ellos terminaban a tiempo, él no.

Así no podíamos seguir. Había llegado el momento de ver en serio qué le pasaba. Yo evaluaba a los niños pero no debía valorar a mi hijo….podía no ser objetiva.

Busqué ayuda de profesionales. ¿Quieres saber lo que hicieron?. Una evaluación de todo esto:

Madurez, inteligencia, capacidad de atención, memoria, lectura, forma de comportarse en casa, en clase, habilidades sociales. Al cabo de unos días nos dieron los resultados.

Efectivamente tenía dificultades:  Déficit de atención sin hiperactividad e impulsividad.

Te cuento. El Déficit de Atención se puede presentar de tres formas diferentes:

  1. Predominantemente inatento
  2. Predominantemente hiperactivo – impulsivo
  3. Combinado: Déficit de Atención junto con hiperactividad e impulsividad

Mi hijo tenía el Trastorno por Déficit de Atención predominantemente inatento e impulsividad. ¿Qué implica esto?: 

Dificultad para mantener la atención durante un tiempo prolongado, (“Atención Sostenida”).

Quiero decirte que este trastorno tiene una base neurológica. Los estudios actuales dicen que un 70% de las personas que padecen este trastorno, lo han heredado……

Haciendo una reflexión, reconozco esta dificultad en algunos miembros de mi familia.

¿Existe algún área del cerebro implicado en el trastorno?.

La corteza prefrontal es uno de los cuatro lóbulos de la corteza cerebral. Está en la parte delantera del cerebro.

Se encarga de:

  1. Planificar nuestras acciones
  2. Iniciarlas
  3. Controlar si se están haciendo bien o mal y corregirlas
  4. Nos ayuda a no distraernos si aparecen otros estímulos
  5. A adaptarnos cuando cambian las circunstancias
  6. Terminar lo que empezamos

Es decir, dirige y regula nuestra conducta. Las personas con Déficit de Atención tienen dificultades en esto.

Las tareas del colegio requieren que la atención se mantenga durante mucho tiempo.

Para los niños con Déficit de Atención esto es muy difícil. Si se trata de trabajos monótonos la pierden enseguida.

Imagínate. Con las tareas que el niño tenía que hacer, escribir tantas veces las palabras equivocadas…..tantos ejercicios iguales…tan poco motivadores…

Pero además tiene impulsividad. Contesta sin reflexionar . Lo mismo le ocurre cuando hace los deberes. Ni termina de leer y ya da una respuesta…. claro, así comete muchísimos errores.

Te preguntarás qué hicimos a continuación. Lo llevamos al neuropediatra, el Doctor Fernández Jaén. Especialista en este trastorno.

¿Por qué este doctor?. Es un experto en esto. Lo conocía. Había asistido a varios talleres de formación con él. Me inspiraba mucha confianza.

Después de reconocerle, de mandarle unas pruebas y de hablar con él, nos recomendó darle un tipo de medicación para ayudarle a mantener su atención.

El Doctor me explicó que a veces este trastorno se puede controlar sin tratamiento farmacológico.

El niño no tenía un Déficit de Atención muy acusado. “Con ayuda psicopedagógica tal vez mejore. Piénsalo. Pero el tratamiento más eficaz es darle medicación y apoyo psicopedagógico”.

La medicación no cura el Déficit de Atención. Sólo ayuda a mantener la atención durante todo el período escolar.

Yo sabía el gran esfuerzo que el niño tenía que hacer cada día. Además conocía al Doctor. Me fiaba de él. Opté por probar la medicación.

Te preguntarás si no tenía miedo de los efectos secundarios. Confiaba en el médico. Esto es muy importante. Me dijo: “Tienes mi correo. Ante cualquier cosa, escríbeme y te indico qué hacer”.

Empezó con una dosis muy pequeña. Al cabo de una semana ya tomaba la dosis completa.

¿ Tuvo algún efecto secundario?. Al principio se le quitó un poco el apetito. Tardaba un poco más en dormirse. Esto duró unas cuantas semanas, no demasiadas. Pronto se acostumbró.

También nos recomendó apoyo psicopedagógico. Una terapeuta empezó a trabajar con él, Carolina . ¡Maravillosa!.

El tratamiento estaba enfocado a las dificultades de mi hijo. Era individual. Dos días en semana.

El objetivo de este tratamiento: conseguir su autonomía. Aprender a trabajar solo. Adquirir estrategias para cada situación que le resultara difícil.

Pedí una reunión con sus profesores. Les expliqué cuál era la dificultad del niño. Tomaría medicación y tendría apoyo de una especialista.

Acogieron muy bien el ofrecimiento de ayuda de Carolina.

¿Mi hijo mejoró?. Al cabo de unos meses empezamos a notar cambios positivos. Los profesores también lo notaron. Estaba más tiempo concentrado en una tarea. Se distraía menos. Conseguía terminar sus trabajos…..

Estábamos muy contentos y ¿sabes?, empezó a tener más confianza en sí mismo, su autoestima mejoró.

Tal vez te preguntes por qué yo no llevaba directamente el tratamiento de mi hijo.

Para el niño yo era mamá. No me aceptaba como profesora. Incluso protestaba cuando quería ayudarle con los deberes.

Me di cuenta enseguida de que el papel de mamá era mejor. Éramos más amigos.

Esto me ayudó a tener más deseos de aprender. A conocer bien toda la Diversidad educativa. Me impulsó a seguir estudiando.

Han pasado varios años. ¿Te gustaría saber cómo ha sido la trayectoria escolar de mi hijo?.

Tomó la medicación en cada curso escolar desde entonces. Se me quitó el recelo hacia ella.

Lo importante es tener un buen médico, un buen equipo profesional, el apoyo del colegio y estar bien orientada.

Nunca tuvo efectos secundarios serios. La medicación le ayudaba.

Su rendimiento académico fue mejorando poco a poco. Tuvo apoyo psicopedagógico dos cursos escolares.

Fue siendo consciente de sus puntos débiles. De su impulsividad, de sus despistes…. esto le ayudó a superarse.

Su autoestima mejoró mucho. Sabía que podía sacar buenas notas. Empezó a darse cuenta de que es muy inteligente. Antes se sentía torpe.

Empezó a sacar buenas notas en inglés.

Todo esto le requería mucho tiempo de estudio, no creas. Pero se dio cuenta de que podía.

Para mí ha sido muy importante sufrir con las dificultades escolares de mi hijo, ¿sabes por qué?.

  • Me enseñó a entender muy bien el dolor que los demás padres sienten cuando sus hijos no van bien en el colegio.
  • Yo sabía que mi hijo podía aprender a pesar de sus dificultades. Lo conseguimos con el tratamiento adecuado. Quería lo mismo para los padres que venían a hablar conmigo.
  • Cuando evaluaba a los alumnos, conectaba enseguida con ellos. Comprendía cómo se sentían. Lo había vivido con mi hijo. Eso les ayudaba a sentirse cómodos.
  • Me impulsó a estudiar la diversidad educativa, a prepararme mejor. Estudiar y aprender sin sufrir está al alcance de todos.

Quiero terminar esta historia arrancándote una sonrisa y un sentimiento positivo si te ha pasa o algo parecido. Es importante que sepas lo siguiente:

  1. Las dificultades escolares existen, es verdad, pero se pueden abordar. A pesar de ellas nuestros hijos pueden desarrollar todo su potencial.
  2. Como te dije antes, lo importante es estar bien orientado/a, saber qué debes hacer, a dónde acudir. Y sobre todo, sentirte apoyado/a.
  3. Nunca pienses que tienes la culpa. Ese sentimiento no es bueno. No nos deja pensar bien.. Los padres hacemos lo que sabemos y lo que no sabemos, lo podemos aprender.

¿Has vivido alguna situación parecida a la que yo viví con mi hijo?. Si es así, ¿te apetece compartirla?

Me ha gustado este vídeo donde se habla de la huella que los profesores imprimimos en nuestros alumnos, de cómo podemos sacar lo mejor de ellos mismos. Espero que te guste.