habilidades sociales en niños

Habilidades Sociales: Influencia en la vida del niño

Publicado por

Publicado en 31 mayo, 2018

Qué son las habilidades sociales

¿Por qué protegen al niño y al adolescente?

Cómo hacer que el niño las adquiera: programa detallado, (4, 12 años)

 

Los niños con habilidades sociales saben solucionar conflictos. Se relacionan mejor con los demás. Son emocionalmente estables. Los niños con habilidades sociales saben defender sus derechos.

Además las habilidades sociales les protegen de caer en el consumo de drogas y alcohol

Uno de los mayores legados que podemos dejar a nuestros hijos es ayudarles a desarrollarlas.

¿Te gustaría saber cómo hacerlo?.  Te lo explicaré paso a paso

Te darás cuenta de tus propias habilidades sociales. Si crees que no las tienes, sabrás cómo desarrollarlas.

 

 importancia de las habilidades sociales en la vida del niño

 

Contenidos que encontrarás en este artículo:

  1. ¿Qué se entiende por habilidades sociales?.
  2. Características de las personas con habilidades sociales.
  3. Averigua si el niño tiene habilidades sociales.
  4. Cómo ayudar al niño que no tiene habilidades sociales.
  5. Programa para desarrollarlas:
    1. Pequeño cuestionario para saber si el niño y tú tenéis habilidades sociales.
    2. Cómo hacerlo: actividades para niños de 4 a 9 años y adolescentes.
    3. Estrategias para aprender a identificar las emociones.

1. ¿Qué se entiende por habilidades sociales?

En términos generales podemos decir que una persona con habilidades sociales sabe expresar sus emociones, deseos y opiniones respetando las de los demás. Además lo hace de tal forma que sus palabras no molestan ni hieren.

2. Características de las personas con habilidades sociales.

importancia de las habilidades sociales

 

Saben escuchar. Me refiero a que escuchan de verdad lo que la otra persona les está contando, de manera que perciben sus sentimientos, las emociones que esa experiencia les ha producido, no se quedan simplemente en sus palabras.

Hacen amigos fácilmente. Una persona que sabe escuchar y que procura no herir a los demás cuando expresa sus deseos atrae a los demás.

Tiene capacidad de negociación. Saber defender los derechos personales sin ofender es una gran ventaja para conseguir cualquier propósito, por ejemplo, un aumento de sueldo o un puesto de trabajo mejor.

Cuando se trata de adolescentes sabrán cómo proponer planes alternativos cuando el grupo les presione para hacer algo que no quieran hacer.

Se atreven a decir “no” cuando es necesario. Esto no es tan fácil. Muchas personas no lo hacen por miedo a que los demás dejen de ser sus amigos.

Esta habilidad es muy importante a cualquier edad. En la adolescencia protege al niño de caer en el consumo de drogas y alcohol. 

Si te preocupa este tema, puede interesarte leer más sobre ello. Adolescencia y riesgo de consumo de drogas

Saben pedir favores y no temen hacerlo. Podemos no atrevernos a hacerlo por vergüenza o inseguridad.

Son capaces de iniciar conversaciones, mantenerlas y terminarlas. 

Reconocen sus emociones y sentimientos. Esto les ayuda a relacionarse bien con la gente. ¿Te has dado cuenta de que a menudo cuando estamos enfadados tenemos la tendencia de pagarlo con los que se encuentran a nuestro lado?. Cuando  reconocemos el enfado que sentimos podemos evitar hacer esto.

Saben enfrentar los conflictos, los desafíos de la vida. Por muy difíciles que sean las situaciones que tengan que vivir, al confiar en sí mismos estarán seguros de salir adelante y esa convicción será clave para conseguirlo.

Como puedes ver tener habilidades sociales nos ayuda a ser más felices.

3. Averigua si el niño tiene habilidades sociales.

Habilidades sociales

Un niño con habilidades sociales:

  • Hace amigos con facilidad.
  • No suele meterse en problemas.
  • Tiene confianza en sí mismo y se muestra alegre.
  • Le gusta trabajar en equipo.

Cuando le faltan las habilidades sociales:

  • Puede ser excesivamente tímido pues no confía en si mismo, en sus posibilidades.
  • Suele ser impulsivo, con dificultad para controlar sus emociones, por lo que tiene problemas con los amigos.
  • Su nivel de frustración es muy bajo. Cualquier cosa le puede enfadar, por lo que puede meterse en peleas fácilmente.
  • Le resulta difícil hacer amigos o mantenerlos.

 4. Cómo ayudar al niño que no tiene habilidades sociales.

Si crees que a tu hijo o hija le faltan habilidades sociales, debes saber que pueden desarrollarse. Puedes ayudarle.

¿Te animas a hacerlo?. Será divertido. Además, como te he dicho:

  • Te ayudará a conocerte mejor.
  • Mejorarás tus propias habilidades sociales.
  • Verás cómo tu hijo mejora poco a poco y es más feliz.
  • Vuestro vínculo se fortalecerá.

5. Programa para desarrollar las habilidades sociales.

cuestionario de habilidades sociales

Primer paso: Averigua si el niño tiene habilidades sociales.

El niño puede carecer de habilidades sociales por diferentes motivos, uno de ellos es la falta de inteligencia emocional,  que será el tema de hoy.

Una persona con inteligencia emocional reconoce sus emociones y es capaz de controlarlas. También reconoce las emociones de los demás. Por eso es capaz de decir lo que piensa sin herir.

Para saber si el niño tiene este problema, contesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Es impulsivo?…
  • ¿Le cuesta controlar sus emociones?…
  • ¿Se enfada fácilmente por cualquier cosa?…
  • ¿Cuando se enfada puede decir barbaridades aunque más tarde te pida perdón?…

Si has contestado con un a la mayoría de las preguntas, posiblemente al niño le falta inteligencia emocional.

Segundo paso: Descubre si las posees tú.

Contesta a las preguntas anteriores pensando en ti. Te ayudará a conocerte mejor. No puedes enseñar al niño a controlar sus emociones si tú no controlas las tuyas. Recuerda que los niños aprenden por imitación.

Si al hacerlo te has dado cuenta de que también debes mejorar en este aspecto, te animo a poner en práctica este programa. Hacerlo con el niño te ayudará.

Las actividades que te voy a proponer tienen como objetivo trabajar la inteligencia emocional: Aprender a identificar lo que sentimos al relacionarnos con los demás y responder de un modo adecuado.

Lo haremos jugando siempre que podamos, imprimiendo emoción a cada actividad, alegría. El investigador en neurociencia Francisco Mora nos dice que la emoción es esencial para aprender:

“Sólo se puede aprender aquello que se ama…aquello que le dice algo a la persona”.

En el siguiente enlace puedes leer un artículo muy interesante sobre este tema  Cómo aprende el cerebro

Tercer paso. Cómo hacerlo: Actividades para niños de 4 a 9 años y adolescentes.

Te voy a proponer actividades para niños entre 4 y 9 años y para adolescentes.

1º: Estrategias para aprender  a identificar las emociones:

Para desarrollar la inteligencia emocional es necesario aprender a identificar lo que sentimos. Puedes trabajarlo con el niño de la siguiente forma:

Para niños de 4 a 6 años puedes empezar viendo con él el siguiente vídeo. Servirá como una primera aproximación a las emociones básicas:

  • Miedo
  • Rabia
  • Tristeza
  • Alegría

No he encontrado el nombre de la persona que ha creado este canal. El vídeo me parece muy bueno. Gracias por compartirlo.

Para niños de 7 a 12 años puedes utilizar este otro. Lo he encontrado en el canal de Fran Azbau

Con niños de 4 a 6 años:

 habilidades sociales

Siéntate a verlo con él. Interacciona con el niño. Baila con la canción y anímale a hacerlo. Imprime alegría al baile.

Pregúntale por las distintas emociones de la canción para ayudarle a reconocerlas. Cuando identifique cada una, enséñale a poner caras para expresar cada emoción. Ponlas tú. Anímale a imitarte.

Al hacerlo tú primero entenderá la dinámica del juego. Esta actividad te ayudará a reconocer tus propias emociones.

. Dibuja en folios o en cartulinas caras que expresen cada una de las emociones. Colócalos en la habitación del niño o en la estancia que utilizas para trabajar con él.

Proponle el siguiente juego: Cuando esté triste, se colocará al lado de la cara que refleje la tristeza. Hará lo mismo con cada una de las emociones. Si lo haces habitualmente, se convertirá en un hábito que le ayudará a identificar lo que siente, a reconocerlo.

Aprovecha cualquier momento para hacer esto, comenzando tú. Puedes decir por ejemplo; “estoy contento” y pones cara de alegría o te colocas al lado de su dibujo.

habilidades sociales

Con niños de 7 a 12 años puedes hacer lo siguiente:

Cuando terminéis de ver el vídeo pregúntale por las diferentes emociones. Si le haces preguntas intenta que sean preguntas abiertas, es decir, que no se respondan con un simple “sí” o ” ” no”, de esta manera razonará la respuesta.

Si te gusta cocinar ínvítale a hacer galletas contigo. ¡Puede resultar muy divertido!. Se trata de galletas muy especiales pues en cada una de ellas dibujaremos caras que expresen las distintas emociones. Cada vez que hagáis una debéis decir el nombre de la emoción.

bailar ayuda a desarrollar las habilidades sociales

Esto te dará mucho juego. Por ejemplo, puedes preparar una merienda con la familia o con sus amigos. Puedes llamarle “La merienda de las Emociones”. 

El juego puedes hacerlo de la siguiente forma:

  • Cada uno cogerá una galleta.
  • Identificará la emoción que representa y dirá cómo se llama.
  • Pondrá una cara que la imite.
  • Explicará, a su manera, qué se siente cuando nos embarga esa emoción.

La siguiente actividad podrás realizarla con niños de todas las edades. Se trata de confeccionar “El libro de la alegría”. Le ayudará a identificar la emoción de la alegría.

Puedes utilizar un álbum o crearlo tú. En él plasmaréis momentos felices que hayáis vivido juntos:

  • Cumpleaños
  • Navidades
  • Viajes
  • Visitas al zoo…. todo vale.

Comenzaréis poniendo la foto que recuerde esa situación, escribiendo debajo de qué trata. Para enseñarle a identificar la alegría la frase será del estilo de: “Estoy contento porque….”

Una variante será utilizar varias emociones. Si en alguna de las fotos se le ve triste o enfadado escribirá “aquí estaba enfadado porque….”

Con niños a partir de 7 años el siguiente vídeo te resultará muy útil para que aprenda a identificar las diferentes emociones.

A todas las edades puedes hacer la siguiente: “El cuento de las emociones”

  • Comienza repasando el nombre de las emociones para recordarlas.
  • Proponle dibujar una cara que represente una emoción. La que elija.
  • El juego consiste en inventar un personaje y escribir una historia sobre él: ¿Por qué siente esa emoción?, ¿qué le ha pasado?.

Hoy terminaremos el programa para desarrollar las habilidades sociales con un vídeo que podrás utilizar con niños de todas las edades. Lo he encontrado en canal de Psicólogo y Coach Pineda y me ha gustado mucho.

Nos enseña juegos para realizar con niños inquietos. Yo creo que con estos juegos triunfarás, sean como sean los niños

Pero antes de dar por finalizado el artículo quiero recalcar lo que debes tener en cuenta desde ahora y para siempre: haz ver al niño lo importante que es. Esto le ayudará a tener autoestima.

Pero no sólo eso. Ayúdale a darse cuenta de que él es importante y las demás personas también. Le ayudará a tratar a los demás con respeto y consideración. Este tema lo dejaremos para otra ocasión.

Deseo que este artículo te haya resultado útil. Si pones en práctica el programa y te animas a escribirme para contar cómo te ha ido será estupendo. También puedes dejar tu comentario aquí. Te contestaré encantada.

Autora: Inés Hijosa Lorenzo

Inés Hijosa

Pedagoga especializada en Dificultades de Aprendizaje.

Licenciada en Ciencias de la Educación.

Máster en Psicopatología del Lenguaje.

Máster en Educación Superior

Colegiada nº: 47699

correo:mihijosa@gmail.com

telf: 607265044

Fuentes Consultadas:

Casares, I. M. Programa de Enseñanza de las Habilidades Sociales de Interacción Social, (PEHIS). Madrid. CEPE

Batina Lacunza, Ana Contini de González, Norma. Las habilidades sociales en niños y  Adolescentes. Su importancia en la prevención de los trastornos psicopatológicos. Fundamentos en Humanidades (en línea) 2011, XII. Disponible en <http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=18424417009> ISSN 1515-4467

Brandén N, (1995). Los seis pilares de la autoestima. Barcelona: Paidós



AÑADIR COMENTARIO